Las lágrimas son muy importantes para la salud ocular, pues se encargan de hidratar y limpiar todas las partes de la estructura ocular. Sin embargo, cuando su producción es excesiva, se convierte en un problema y causa ojos vidriosos. 

Los ojos vidriosos se conocen también con el nombre de ojos llorosos. Esta anomalía es bastante común y se caracteriza por un lagrimeo excesivo y constante que puede llegar a irritarlos. Son síntoma de diversas patologías, como alergias o infecciones. 

En Área Oftalmológica Avanzada te explicamos qué son los ojos vidriosos y cuáles son sus principales causas. 

ojos vidriosos

¿Cómo son los ojos vidriosos?

El lagrimeo excesivo es un síntoma muy molesto que está asociado a distintas enfermedades, como el ojo seco o la conjuntivitis. Por esta razón, los ojos vidriosos se manifiestan de distinta forma según la causa

Una de las principales consecuencias de los ojos llorosos es la irritación de la estructura ocular. Además, el encharcamiento constante resulta muy molesto para el paciente e interfiere en su correcta visión.  

Este lagrimeo excesivo se conoce en oftalmología con el nombre de epífora y puede estar acompañado de otros síntomas, tales como: 

Causas

Los ojos vidriosos pueden estar causados por diversas afecciones y casi siempre es un síntoma leve y pasajero que desaparece a los pocos días. Las principales causas de los ojos vidriosos son: 

Alergias

Las alergias pueden afectar a distintas partes del organismo. Cuando una persona entra en contacto con algún factor alérgeno, como el polvo o el polen, el sistema inmune reacciona de forma errónea, incrementando la producción de histamina. 

La liberación de dicha sustancia provoca ojos llorosos, conjuntivitis alérgica, picor, urticaria o dificultad respiratoria, entre otros síntomas. Afortunadamente, los síntomas de la alergia desaparecen rápidamente con la administración de fármacos antihistamínicos

Infecciones

Las infecciones oculares que afectan a la zona anterior del ojo, pueden provocar lagrimeo excesivo. En ocasiones, las infecciones se producen como consecuencia del taponamiento de una glándula lagrimal. Esto puede provocar acumulación de lágrimas en los párpados, inflamación, dolor o enrojecimiento, entre otros síntomas. 

Una de las infecciones oculares más comunes es la conjuntivitis infecciosa. Esta enfermedad es altamente contagiosa y provoca ojos vidriosos, secreciones oculares, legañas, enrojecimiento del ojo y dolor. 

Fatiga visual

La fatiga visual es muy común cuando el paciente tiene un defecto refractivo mal corregido o no diagnosticado. Esto provoca que el paciente se vea en la necesidad de forzar la vista inconscientemente para poder ver mejor. 

Como consecuencia del sobreesfuerzo visual, la vista se fatiga y puede causar lagrimeo excesivo, visión borrosa, sensibilidad a la luz, dolor de cabeza y hasta mareos. 

Ojo seco

El ojo seco es una enfermedad crónica que afecta de forma muy importante la salud de la estructura ocular. Cuando un paciente presenta sequedad excesiva en los ojos, las estructuras oculares no se encuentran suficientemente lubrificadas y se producen una serie de síntomas.

Parece contradictorio que el ojo seco cause lagrimeo excesivo, pero lo cierto es que muchas veces, los ojos vidriosos se producen como consecuencia de un proceso irritativo, como el síndrome de ojo seco. 

En la mayoría de los casos, el ojo seco es provocado porque la lágrima no tiene una buena composición lipídica y es incapaz de mantener correctamente lubrificada la superficie ocular, como la córnea. Como consecuencia, se presenta una irritación ocular que puede generar ojos vidriosos, dificultad para ver las pantallas, dolor ocular, ardor y sensación de tener arenilla dentro de los ojos. 

ojos brillantes

Exceso de uso de pantallas

En la era digital las personas destinan gran parte de su tiempo al uso de pantallas. Pasar muchas horas frente al ordenador sin realizar descansos visuales, puede provocar fatiga en la vista, ojos vidriosos, dolor de cabeza y visión borrosa. 

Lentes de contacto

Otra causa común de ojos vidriosos es el uso de lentes de contacto. Cuando el paciente abusa del uso de lentes de contacto o no se las saca para dormir, se puede producir un episodio de ojos llorosos. También es importante lavar y desinfectar correctamente las lentillas y su estuche para evitar infecciones oculares. 

¿Cómo curar los ojos brillantes?

El tratamiento de los ojos vidriosos puede variar dependiendo de su causa. Por esta razón, es muy importante acudir al oftalmólogo para examinar la estructura ocular y determinar qué afección está provocando los ojos vidriosos. 

El tratamiento de los ojos brillantes según su causa puede ser: 

  • Fármacos antihistamínicos para combatir los procesos alérgicos. Si el paciente sufre constantemente de alergias, es recomendable acudir al alergólogo para realizar las pruebas pertinentes y optar por un tratamiento preventivo. 
  • Los colirios con fármacos antibióticos son recetados para tratar las infecciones oculares. Estos medicamentos ayudan a combatir la infección rápidamente, debido a que se aplican directamente en la estructura ocular.
  • El tratamiento del síndrome de ojo seco puede variar según el grado de la enfermedad y los síntomas del paciente. En la actualidad no existe una cura definitiva para la sequedad ocular. El malestar se suele aliviar a través de colirios y lágrimas artificiales
  • El uso de gafas o lentillas ayuda a combatir la fatiga visual causada por un defecto refractivo. 

Factores de prevención de los ojos vidriosos

Pon en práctica estos consejos para prevenir los ojos vidriosos:

  • Lava tus manos con jabón antibacterial varias veces al día. 
  • No te toques los ojos con las manos sucias. 
  • Desinfecta correctamente tus gafas o lentillas.
  • No duermas con las lentes de contacto puestas. 
  • Cuando estés trabajando en el ordenador, descansa la vista cada 20 minutos durante 20 segundos.
  • Mantén una buena higiene palpebral
  • Revisa anualmente tu salud ocular. 
  • No prestes a otras personas tus artículos de uso personal, como maquillaje, toallas, lentes de contacto, etc. 

En Área Oftalmológica Avanzada somos expertos en el diagnóstico y tratamiento de los ojos vidriosos. Ponte en contacto con nosotros si tienes lagrimeo excesivo o cualquier otro malestar en la estructura ocular. ¡Estaremos encantados de atenderte!

Resumen
Qué son, causas y prevención de los ojos vidriosos
Nombre del artículo
Qué son, causas y prevención de los ojos vidriosos
Descripción
Los ojos vidriosos se conocen también con el nombre de ojos llorosos. Esta anomalía es bastante común y se caracteriza por un lagrimeo excesivo y constante que puede llegar a irritarlos.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor