Trasplante de córnea

El trasplante de córnea es una intervención quirúrgica cuyo objetivo es sustituir una córnea opacificada o enferma por otra en buen estado, para conseguir recuperar visión o evitar que la posible inflamación o infección de la córnea pase al interior del ojo

Para llevar a cabo el trasplante de córnea disponemos de distintas técnicas, en función del origen del problema de la córnea o su estado anatómico. Cuando la córnea tiene todas sus capas alteradas o ante una perforación, es necesario trasplantar todas las capas, es lo que conocemos como Trasplante o Queratoplastia Penetrante. Cuando el daño afecta sólo a parte de las capas de la córnea, se realiza un Trasplante o Queratoplastia Selectiva, sólo de las capas dañadas.

Actualmente, en la mayoría de casos, realizamos el trasplante selectivo ya que es menos traumático, tiene menos complicaciones, la viabilidad del injerto es más prolongada y la recuperación visual es más rápida.

Trasplante de córnea

El trasplante de córnea es una intervención quirúrgica cuyo objetivo es sustituir una córnea opacificada o enferma por otra en buen estado, para conseguir recuperar visión o evitar que la posible inflamación o infección de la córnea pase al interior del ojo

Para llevar a cabo el trasplante de córnea disponemos de distintas técnicas, en función del origen del problema de la córnea o su estado anatómico. Cuando la córnea tiene todas sus capas alteradas o ante una perforación, es necesario trasplantar todas las capas, es lo que conocemos como Trasplante o Queratoplastia Penetrante. Cuando el daño afecta sólo a parte de las capas de la córnea, se realiza un Trasplante o Queratoplastia Selectiva, sólo de las capas dañadas.

Actualmente, en la mayoría de casos, realizamos el trasplante selectivo ya que es menos traumático, tiene menos complicaciones, la viabilidad del injerto es más prolongada y la recuperación visual es más rápida.

¿Qué es el trasplante de córnea?

El trasplante de córnea es una cirugía que se realiza cuando la córnea pierde su trasparencia y no deja pasar la luz hacia la retina. La consecuencia es la pérdida de visión

Las causas más frecuentes de la pérdida de trasparencia de la córnea son: 

  • Infecciones corneales (Queratitis herpéticas, úlceras bacterianas o por hongos).
  • Degeneraciones corneales, como el Queratocono o las degeneraciones endoteliales tras cirugía de cataratas.
  • Distrofias corneales, la mayoría de transmisión hereditaria, como de endotelial de Fuchs o las distrofias granulares o de enrejado.
  • Traumatismos faciales con afectación de la córnea o causticaciones químicas por ácidos o legía. 

En estos casos sabemos que los tejidos de la córnea pierden su estructura laminar y con ello, la trasparencia de forma irreversible. El único tratamiento posible será sustituir esa córnea enferma mediante un trasplante de córnea, también llamado queratoplastia.

El trasplante de córnea (queratoplastia), es el más exitoso de los trasplantes de tejidos. La media de éxito depende de la causa que provocó la pérdida de transparencia de la córnea. Por ejemplo, los trasplantes de córnea por degeneración secundaria a la intervención de cataratasy los debidos a queratocono, son los que tienen mayor índice de buenos resultados. No obstante, los trasplantes secundarios a causticaciones químicas o procesos inmunológicos, tienen peores resultados.

¿Cuándo se debe hacer un trasplante de córnea?

La indicación para realizar un trasplante de córnea obedece a 2 razones principales

  • La pérdida de visión irreversible por enfermedades de la córnea que causan su opacificación.
  • El riesgo de no conservar la estructura anatómica del ojo, es decir, situaciones de perforación corneal o infecciones de la córnea que pueden extenderse hacia el interior del ojo.

Entre las principales causas del trasplante de córnea encontramos las infecciones bacterianas, fúngicas o virales son causas frecuentes de ulceraciones y alteraciones cornéales graves. Las alteraciones de la curvatura córneal (queratocono), degeneraciones que pueden aparecer tras la cirugía de cataratas (edema córneal o hinchazón), y algunos procesos degenerativos, pueden afectar a la transparencia corneal.

trasplante de cornea

Algunas enfermedades de la córnea que son hereditarias, y pueden provocar visión borrosa y pérdida de visión y con ello, provocar la necesidad de un trasplante de córnea.

Tipos de trasplante de cónrea

Entre los distintos tipos de trasplante de córnea enconramos dos:

Trasplante de córnea penetrante

La córnea está en la zona más anterior del ojo y se caracteriza por ser transparente, para dejar pasar la luz hacia la retina, donde se iniciará el proceso visual.

Cuando se produce una lesión en la córnea que desestructura todas las capas que la constituyen, se perderá la trasparencia de forma irreversible. Es en estos casos cuando hay que indicar un trasplante de todo el grosor de la córnea, “trasplante penetrante”, generalmente con un diámetro entre 8 y 8.5 mm. Inferior al diámetro de la córnea receptora (la del paciente), en torno a 12 mm de diámetro. De hecho, se empalma la córnea donante con el anillo de córnea del paciente que dejamos para poder suturarla.

La ventaja de esta cirugía es que suele ser la única opción en casos graves de patología de la córnea. La principal desventaja es que la recuperación es más lenta y compleja y hay más riesgo de rechazo inmunológico.

Trasplabnte de córnea lamelar

Consiste en un trasplante de córnea selectivo donde trasplantamos únicamente la capa de la córnea que está dañada. Hay 2 tipos de trasplante lamelar: el anterior y el posterior.

Lamelar anterior

El trasplante de córnea lamelar anterior es la técnica quirúrgica que empleamos para trasplantar las capas anteriores de la córnea y según la profundidad a la que se encuentre las lesiones en la córnea, la dividimos en 2 técnicas básicas:

  • Lemelar anterior superficial (SALK)
  • Lamelar anterior profunda (DALK)

Lamelar posterior o endotelial

En el trasplante Lamelar posterior o trasplante endotelial, sustituimos las capas más profundas o posteriores de la córnea, el endotelio y/o la Descemet

Las técnicas quirúrgicas para el trasplante de córnea lamelar posterior o endotelial son:

  • DMEK: Cuando se trasplanta de forma selectiva el endotelio corneal.
  • DSAEK: Cuando se trasplanta el endotelio y la Descemet.

¿Cómo es la operación de trasplante de córnea?

El tejido para trasplante corneal proviene de un banco de ojos. El proceso comienza con la solicitud de una córnea para ser trasplantada. Se notifica al banco de ojos y si hay una donación por defunción de una persona donante, se podrá organizar la intervención quirúrgica. La operación consiste en implantar la parte central y transparente de la córnea donante, generalmente con un diámetro de 8 a 8.5 mm, en el ojo del paciente.

Actualmente, se puede seleccionar la parte de la cornea donante que queremos trasplantar, no siempre es toda la cornea (trasplante penetrante), en ocasiones sólo es necesario una parte así, si tenemos un paciente que ha sufrido una afectación corneal vírica que dejo una cicatriz en las capas más anteriores de la cornea, bastara con sustituir, con trasplantar, esas capas dañadas, respetando el resto de la cornea, es lo que llamamos trasplante lamelar. De la misma forma, enfermedades corneales que sólo afectan al endotelio corneal, la capa más interna de la cornea, se pueden curar haciendo un trasplante selectivo de esta capa, es el trasplante endotelial.

En todos los tipos de trasplante que hemos descrito más arriba, hay que preparar el tejido corneal a trasplantar así como la córnea receptora, la del paciente. En el trasplante penetrante hay que tallar el diámetro del injerto (8 / 8.5 mm), con un trepano que lo corta de forma precisa. De la misma forma, hay que tallar la “ventana” de la córnea del paciente, con un trepano y conservando un anillo de córnea en la que se sutura el injerto. El tallado es diámetro similar al del injerto o algo mayor, 0.5 mm. Se sutura la córnea donante con el anillo de córnea del paciente, con un hilo de nylon muy fino, mediante puntos sueltos, sutura continua o combinando ambas.

Cuando se trata de un trasplante selectivo, hay que disecar las capas de córnea donante para sustituir a las dañadas de la córnea del paciente. Son maniobras muy delicadas que se realizan con microqueratomos. Esta disección es compleja y requiere de cirujanos muy expertos ya que fácilmente se puede dañar el tejido a trasplantar, haciendo fracasar la cirugía.

En las queratoplastias anteriores, es necesario suturar el injerto sobre la cornea receptora, mientras en las lamelares posteriores, introducimos el injerto en el ojo y se fija en la posición correcta sin necesidad de sutura. Es un proceso muy delicado y requiere de la habilidad del cirujano. La gran ventaja es que la recuperación es mucho más rápida que las queratoplastias penetrantes.

El trasplante selectivo presenta muchas ventajas ya que conserva parte de la cornea del paciente, lo cual permite mejorar los resultados y una recuperación más rápida. El único problema es que requiere un cirujano muy experto y una tecnología más sofisticada y eso encarece el proceso y no todos los oftalmólogos disponen de ella.

Esta cirugía se suele realizar de forma ambulatoria, con anestesia local y sedación, de forma que el paciente puede volver a su casa el mismo día de la intervención.

Postoperatorio del trasplante de córnea

La recuperación de visión tras el trasplante de córnea puede tardar un tiempo. Generalmente se recupera de un 20% a un 30%, en los primeros días y el resto depende mucho de la enfermedad causante de la opacificación corneal o la técnica realizada, pudiendo necesitar hasta un año después de la cirugía. En general, hay que tener cuidado con el ejercicio físico y las actividades que requieren un esfuerzo visual. Generalmente no tapamos los ojos y aunque la recuperación es progresiva, tras la primera semana ya se puede realizar actividades que permiten al paciente ser autosuficiente.

Como en el resto de los trasplantes, el tejido del donante puede ser rechazado, especialmente cuando se trasplanta el endotelio, tanto en las queratoplastias penetrantes como en las lamelares posteriores (DMEK y DASEK). Los signos mayores de rechazo son un enrojecimiento del ojo, dolor empeoramiento de la visión. Si esto ocurre, se ha de acudir rápidamente al oftalmólogo, aunque hayan pasado varios años tras la cirugía. 

trasplante de cornea postoperatorio

Trasplante de córnea en Área Oftalmológica Avanzada

Hasta hace poco, en la mayoría de casos se realizaba el trasplante de córnea penetrante, de todas sus capas, muy agresivo, con mayor riesgo de fracaso y con largo tiempo de recuperación. Por ello en la actualidad se han desarrollado las técnicas de trasplante lamelar, tan solo de las capas alteradas, lo cual permite reducir el riesgo y el tiempo de recuperación

En nuestro centro hemos sido pioneros en las modernas técnicas lamelares, participando en el diseño del sofisticado instrumental para su realización, como el Microqueratomo de Moria™ para el trasplante lamelar anterior y el trasplante de endotelio o DSAEK-DMEK

En muchos ocasiones nos encontramos con el estado de la córnea y la superficie ocular, muy deteriorados y es necesario realizar un cirugía previa de reconstrucción. Hay que realizar tratamientos para regenerar la superficie ocular y preparar el terreno para garantizar que el trasplante de córnea sea efectivo y seguro. Estas maniobras de regeneración consisten en el implante de membrana amniótica, trasplante de limbo o implantes de cultivos celulares y células madre. Son técnicas muy sofisticadas que requieren de cirujanos de gran experiencia, como el Dr. Vergés, uno de los primeros oftalmólogos en Europa en realizar este tipo de tratamientos y medios que solo se disponen en grandes Hospitales o centros muy especializados, como en nuestro caso que, en el Hospital Universitari Dexeus, disponemos de toda esta tecnología y personal especializado, para realizar estas técnicas. Son muchos los pacientes, nacionales e internacionales, que acuden a nuestro centro y que se han beneficiado de estos adelantos que han podido recuperar la visión.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la córnea?

La córnea es un tejido que se encuentra en la zona más anterior del ojo y se caracteriza por ser transparente, para dejar pasar la luz hacia la retina, donde se iniciará el proceso visual.

Las enfermedades corneales que, directa o indirectamente afecten a su trasparencia, ocasionarán una interferencia al paso de la luz hacia el interior del ojo, siendo el resultado final una pérdida de visión.

¿Qué puede lesionar la córnea?

Cuchilloslapiceros y otros objetos punzantes pueden causar graves lesiones en la córneaFuegos artificialesexplosiones de baterías y productos químicos tóxicos, especialmente los alcalinos como la legía, pueden también provocar graves cicatrices en la córnea.

De hecho, la afectación de la córnea es la primera causa de urgencia oftalmológica. Cuando la lesión se debe a un producto químico, es necesario lavar el ojo con agua o suero fisiológico abundantemente. Muchas lesiones cornéales se pueden prevenir con el uso de gafas protectoras y tomando precauciones cuando se manipulan sustancias peligrosas.

Enfermedades que dañan y opacifican la córnea

Diversas enfermedades pueden ocasionar un daño que cause la pérdida de trasparencia de la córnea, de forma irreversible y que haga necesario realizar un trasplante de córnea para recuperar la visión.

Las enfermedades más frecuentes son las infecciones corneales por virus herpéticoulceras bacterianas o por hongos, enfermedades inmunológicas de la piel como el Penfigoide, o en los casos de ulceras por reuma u otras enfermedades del colágeno, como el Lupus o en el ojo seco por Sjögren.

¿Por qué se rechaza la córnea?

El rechazo se debe a que los mecanismo de reconocimiento inmunológico, detectan que el injerto corneal trasplantado, no pertenece a los tejidos del huésped, de la persona a la que se ha realizado el trasplante. No lo reconocen como propio e inician una reacción de defensa encaminada a eliminar ese tejido, como si se tratara de un microorganismo invasor.

Sabemos que en la córnea, la capa con mayor carga inmunológica, es el endotelio. Por ello intentamos conservar el endotelio del paciente para evitar el rechazo. En las queratoplastias lamelares anteriores, siempre procuramos mantener el endotelio del paciente y las técnicas actuales permiten disecar todas las capas, hasta llegar al endotelio, de escasamente 20 micras, y sustituir todo lo demás. Con esta cirugía, conseguimos reducir el rechazo del trasplante y que los injertos superen hasta los 10-15 años de supervivencia, frente a los 5-10 de antes.

Resumen
Enfermedades corneales y trasplantes
Nombre del artículo
Enfermedades corneales y trasplantes
Descripción
Descubre aquí todo lo que debes saber sobre el trasplante de córnea. Si has de someterte a esta cirugía nosotros te informamos.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
/* Estilos para menú plegable móvil Divi *//* JS para menú plegable móvil Divi */