Trasplante de córnea lamelar

La queratoplastia lamelar es un tipo de trasplante de córnea menos agresivo que la queratoplastia penetrante ya que únicamente trasplantamos una capa de la córnea manteniendo el resto, razón por la cual es la opción preferente en todos los casos en los que se puede practicar.

Trasplante de córnea lamelar

La queratoplastia lamelar es un tipo de trasplante de córnea menos agresivo que la queratoplastia penetrante ya que únicamente trasplantamos una capa de la córnea manteniendo el resto, razón por la cual es la opción preferente en todos los casos en los que se puede practicar.

¿Qué es la queratoplastia lamelar?

La queratoplastia lamelar o trasplante de córnea lamelar es una técnica quirúrgica que se utiliza para trasplantar una lamela de la córnea, es decir, una capa de la misma.

Esta operación también se conoce como trasplante de córnea selectivo, puesto que se trasplanta una capa de manera selectiva, sin que afecte al resto de la córnea.

Es importante diferenciar la queratoplastia lamelar de la queratoplastia penetrante, a través de la cual se trasplanta la córnea completa.

Tipos de queratoplastia lamelar

Entre las distintas opciones quirúrgicas de trasplante de córnea lamelar distinguimos entre:

  • Queratoplastia anterior, que consiste en trasplantar la capa anterior de la córnea. En función de la profundidad en la que se encuentren las lesiones en la córnea, existen dos posibles intervenciones:
    • Queratoplastia lamelar anterior superficial (SALK).
    • Queratoplastia lamelar anterior profunda (DALK).
  • Queratoplastia posterior o endotelial, a través de la cual se trasplanta la capa posterior o más profunda de la córnea, el endotelio y/o la Descemet. Hay dos tipos:
    • Queratoplastia lamelar posterior DMEK: se trasplanta el endotelio corneal de manera selectiva.
    • Queratoplastia lamelar posterior DSAEK: se trasplanta el endotelio y la membrana de Descemet.
queratoplastia lamelar

¿En qué casos se realiza la queratoplastia lamelar?

Esta intervención se realiza en pacientes cuya córnea ha dejado de cumplir con sus funciones principales. Uno de los motivos de esta intervención es mantener la transparencia y la regularidad de la córnea, con el fin de no perder la visión.

El trasplante de córnea lamelar se realiza en casos en los que, por patologías como el queratocono, accidentes, malfirmación u opacificación, se encuentra dañada una capa de la córnea.

La mayor parte de trasplantes de córnea que se realizan en la actualidad son queratoplastias lamelares, puesto que al ser una operación selectiva, resulta menos invasiva. Además el pronóstico postoperatorio es mejor, el paciente tarda menos tiempo en recuperarse, y tanto las posibles complicaciones como las posibilidades de rechazo se reducen.

¿Cómo es la operación de queratoplastia lamelar?

Estos son los pasos no exhaustivos de una cirugía de trasplante de córnea lamelar:

Durante la intervención

El trasplante de córnea lamelar es una cirugía ambulatoria y se realiza aplicado anestesia local y sedación al paciente. Tiene una duración de entre 30 y 40 minutos y su principal objetivo es reemplazar la capa de la córnea dañada por una sano.

Al tratarse de una cirugía ambulatoria, una vez finaliza la intervención el paciente puede marcharse a casa el mismo día de la cirugía sin necesidad de ingresar en el hospital.

Postoperatorio

Es importante que el paciente no haga esfuerzos durante las tres semanas posteriores a la intervención. También es fundamental evitar los traumatismos directos en el ojo.

El paciente debe seguir un tratamiento antirechazo, y resulta de vital importancia que no lo abandone hasta que el médico se lo indique, o aumentarán las posibilidades de rechazo del tejido. Los puntos de sutura suelen retirarse unos meses después de la cirugía.

Beneficios de la queratoplastia lamelar

El trasplante de córnea lamelar presenta muchas ventajas ya que conserva parte de la cornea del paciente, lo cual permite mejorar los resultados y disfrutar de una recuperación más rápida.

Centrándonos en la queratoplastia lamelar, el 80% de los pacientes trasplantados consiguen mejorar su visión hasta el punto de poder conducir.

En algunos casos pueden llegar a necesitar gafas o lentes de contacto, o complementar esta operación de córnea con otras cirugías para conseguir unos mejores resultados a nivel visual.

Además, la queratoplastia lamelar tiene ventajas frente a la queratoplastia penetrante:

  • Disminuye el riesgo de rechazo del trasplante.
  • Existe menos riesgo de complicaciones graves como sangrado e infecciones, al tratarse de una técnica extraocular.
  • En el caso de la queratoplastia lamelar se crea una herida corneal menos débil que en la queratoplastia penetrante, puesto que los puntos de sutura están en la parte anterior, y se pueden eliminar más rápido.

Riesgos del trasplante de córnea lamelar

Los riesgos de la queratoplastia lamelar son los mismos que los de cualquier otra cirugía, si bien es cierto que el riesgo de rechazo disminuye de forma considerable en relación al trasplante de cualquier otro tejido.

No obstante, en concreto los riesgos que se pueden derivar del trasplante de córnea lamelar son los siguientes:

Complicaciones raras

Se producen tan solo en muy pocos casos, si bien son graves:

  • Hemorragias importantes que originan la pérdida de visión.
  • Infecciones que pueden llegar a afectar a la visión (se da en uno de cada mil pacientes).
  • Inflamaciones severas y otras causas que conllevan la pérdida de visión.
  • Desprendimiento de retina.

Rechazo de trasplante de córnea

Cada vez es menos habitual que se presente un rechazo del trasplante de córnea lamelar a lo largo de los años posteriores a la cirugía.

No obstante, es habitual que esto ocurra cuando el paciente suspende la pauta de medicación para prevenir el rechazo sin que el médico se lo haya indicado. Aun así hay que tener en cuenta que la posibilidad de rechazo continuará durante toda la vida.

Conversión a queratoplastia penetrante

Aunque poco frecuente, existe la posibilidad de que el paciente no sea candidato a un trasplante de córnea selectivo como la queratoplastia lamelar, siendo necesario finalmente hacer una queratoplastia penetrante.

Resumen
Trasplante de córnea lamelar
Nombre del artículo
Trasplante de córnea lamelar
Descripción
La operación de queratoplastia lamelar o trasplante de córnea lamelar es una técnica para trasplantar la córnea fiable y segura.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor