PRK o queratectomía fotorrefractiva

La cirugía PRK o queratectomía fotorrefractiva es una técnica que se utiliza para corregir defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

La PRK fue la primera técnica de cirugía refractiva con láser que se utilizó para tratar los defectos de la visión, y todavía sigue siendo uno de los procedimientos más utilizados para moldear la córnea.

PRK o queratectomía fotorrefractiva

La cirugía PRK o queratectomía fotorrefractiva es una técnica que se utiliza para corregir defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

La PRK fue la primera técnica de cirugía refractiva con láser que se utilizó para tratar los defectos de la visión, y todavía sigue siendo uno de los procedimientos más utilizados para moldear la córnea.

¿Qué es la cirugía PRK?

La PRK láser es una cirugía refractiva que, al igual que la técnica Lasik, FemtoLASIK o Lasek, tiene como objetivo corregir defectos refractivos que impiden una visión nítida.

Los defectos de la visión que pueden tratarse a través de una queratectomía fotorrefractiva son la miopía, la hipermetropía y/o el astigmatismo. La operación PRK láser, a diferencia de la cirugía Lasik, no requiere un corte lamelar de la córnea mediante microqueratomo.

Esta cirugía utiliza únicamente el láser excímer para eliminar entre el 5% y 10% del grosor superficial de la córnea para moldear el tejido. Este porcentaje es tan diminuto que se puede comparar con el grosor de un cabello.

La cirugía PRK puede llegar a corregir entre 5 y 6 dioptrías de miopía, y 3 dioptrías de astigmatismo.

¿Cuándo se recomienda?

La cirugía PRK, debido a que no comprende un corte lamelar de la córnea, se recomendada para corregir defectos refractivos en pacientes con ametropías con graduación baja, en los casos de córnea fina, deportistas, personas que practican actividades de alto impacto o profesionales de determinadas áreas como policías y bomberos. Esto se debe a tratar de evitar el desplazamiento del flap por un traumatismo ocular tras la intervención.

Adicionalmente, mediante la cirugía refractiva PRK también la indicamos en pacientes con opacidad corneal como el leucoma corneal para mejorar la transparencia de la córnea.

prk

¿En qué consiste?

La cirugía PRK láser es un procedimiento bastante sencillo y seguro, ya que se realiza de forma ambulatoria y dura aproximadamente 15 minutos.

Durante el procedimiento, el paciente permanece despierto, y, antes de empezar la cirugía, el médico aplica unas gotas anestésicas en los ojos. Una vez que la anestesia haya hecho su efecto, el médico procederá a colocar el espéculo palpebral para mantener abiertos los párpados durante la operación. Luego, usará el láser excímer, previamente programado según las necesidades del paciente, para emitir pulsaciones de haz de luz en la córnea y eliminar la graduación. Durante todo el proceso, el paciente no experimentará ningún tipo de dolor.

Al terminar la actuación del láser, el cirujano colocará en el ojo una lente de contacto terapéutica que el paciente no deberá retirarse hasta que se regenere el tejido. Después de la cirugía, el paciente descansará durante unas horas y podrá marcharse a casa. Es importante que la persona esté acompañada, ya que no podrá conducir hasta su casa.

¿Qué trata la cirugía PRK?

La cirugía PRK trata los principales errores refractivos como la miopía, hipermetropía y el astigmatismo.

Este tratamiento lo podemos hacer en pacientes que solamente presentan uno de estos errores o varios al mismo tiempo.

Uno de los tratamientos más frecuentes es el de miopía y astigmatismo en la misma sesión quirúrgica.

Miopía

La miopía es un defecto refractivo que ocurre cuando una persona ve borroso los objetos lejanos pero sí puede ver correctamente los cercanos.

Más información

Hipermetropía

La hipermetropía se manifiesta cuando una persona no puede ver nítidamente los objetos que están cerca pero sí los que están a cierta distancia.

Más información

Astigmatismo

El astigmatismo se produce cuando la superficie de la córnea es irregular. Parecido a los espejos ondulados de los parques de atracciones.

Más información

Postoperatorio: cuidados a tener en cuenta

Después de una cirugía refractiva PRK, el oftalmólogo recetará al paciente medicamentos antibióticos y antiinflamatorios de uso tópico.

Al día siguiente de la operación, es importante que el paciente se mantenga en reposo en casa sin realizar ningún tipo de esfuerzo visual o físico que pueda causarle dolor de cabeza o un impacto en el ojo.

Lo ideal es que el paciente guarde reposo, que cumpla con las instrucciones médicas y siga el tratamiento farmacológico hasta su completa recuperación.

Tiempo de recuperación

Tras una cirugía PRK láser, iremos programando varias citas médicas para evaluar la progresión visual del paciente.

La recuperación de la queratectomía fotorrefractiva es más lenta que la de la cirugía Lasik y FemtoLASIK, pues pueden llegar a pasar hasta dos semanas para que la vista mejore y se estabilice.

Por lo general, el paciente podrá comenzar a conducir tres semanas después de la intervención, y es probable que tenga que esperar entre tres y seis meses para que su visión sea completamente nítida.

Riesgos de la operación

La operación PRK es un procedimiento bastante sencillo y seguro. De hecho, esta cirugía solo presenta problemas en apenas el 1% de las intervenciones. Los riesgos o complicaciones asociadas a la cirugía PRK láser son:

  • Cicatriz en la córnea que puede provocar visión borrosa y opacidad corneal en distintas zonas del campo visual.
  • Aberraciones visuales que pueden aparecer después de cualquier tipo de cirugía ocular. Algunos de estos problemas son: sensibilidad a la luz, disminución de sensibilidad al contraste, dificultad para ver de noche y dificultad para conducir de noche. 
  • Dolor crónico y resequedad ocular que suele desaparecer con el paso de los meses. 

Lasik o PRK: ¿Cuál es mejor?

Como expertos en cirugía refractiva, no podemos afirmar que un procedimiento es mejor que otro, ya que cada uno se adecua a las necesidades y características oculares de cada paciente. La mejor cirugía para tratar un defecto refractivo es aquella que puede corregir el mayor número de dioptrías que tiene el paciente, que no limita sus actividades diarias, y que no ponga en riesgo su salud ocular.

Bien es cierto que la cirugía Lasik es el método más utilizado en la actualidad y el FemtoLASIK la más moderna, pero, lamentablemente, no todos los pacientes son candidatos a este tipo de cirugía. De todos modos, la cirugía PRK es ideal para quienes necesitan evitar un corte lamelar, como los futbolistas, pero no siempre será la mejor opción para corregir de forma total un defecto refractivo. La decisión la tendrá siempre el cirujano en oftalmología, después haber realizado el estudio ocular pertinente.

Precio y financiación

En la actualidad, las mutuas y compañías aseguradoras no cubren los gastos de la cirugía refractiva lasik. En Área Oftalmológica Avanzada ofrecemos distintos planes de financiación que permiten a nuestros pacientes corregir su visión y costearse la cirugía en plazos de 3, 6, 9 o 12 meses.

Actualmente, el precio de la cirugía PRK en Área Oftalmológica Avanzada es de 915 euros por ojo, y el preoperatorio, valorado en 50 euros es totalmente gratuito.

Ponte en contacto con nosotros y pregunta por nuestros planes de financiación. ¡Te esperamos!

Resumen
PRK o queratectomía fotorrefractiva: ¿en qué consiste esta cirugía? 
Nombre del artículo
PRK o queratectomía fotorrefractiva: ¿en qué consiste esta cirugía? 
Descripción
La PRK láser es una cirugía refractiva que tiene como objetivo corregir defectos refractivos que impiden una correcta visión.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

info@areaoftalmologica.com

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */