La lágrima es una sustancia acuosa, oleosa y salina que limpia e hidrata la estructura ocular para evitar la sequedad de la córnea. Cuando la lubricación de los ojos es deficiente o la película lagrimal no tiene una buena composición, se recomienda hacer uso de lágrimas artificiales.

Las lágrimas artificiales se administran en los ojos para intentar suplir la función de la lágrima natural. El uso de estas gotas es de gran ayuda para aliviar los síntomas del síndrome de ojo seco

En Área Oftalmológica Avanzada explicamos a continuación qué son las lágrimas artificiales y para qué sirven.

lagrimas artificiales

¿Qué son las lágrimas artificiales?

El sistema lagrimal cumple funciones indispensables para el bienestar de la estructura ocular. Este sistema produce la lágrima, una sustancia que está compuesta por tres capas:

  • Oleosa.
  • Salina.
  • Acuosa.

Estos tres componentes son indispensables para que una lágrima sea de buena calidad. 

La lágrima es la responsable de limpiar e hidratar los ojos, evita la sequedad de la córnea, reparte el oxígeno en toda la estructura ocular, combate las infecciones y preserva el poder refractivo.  

Si no tiene la composición ideal o se evapora rápidamente se puede comenzar a sufrir de síndrome de ojo seco. Esta enfermedad es más común de lo que la mayoría de personas creen y puede provocar daño permanente en los ojos. 

Las lágrimas artificiales son gotas farmacéuticas cuya composición imita los ingredientes de la lágrima natural. El objetivo es mantener el ojo lubricado para combatir la sequedad, prevenir provocar daño en la córnea y aliviar los síntomas del ojo seco. 

Se administran de forma tópica. Su composición imita las características físicas y químicas de la lágrima del ojo: viscosidad, osmolaridad, pH y tensión superficial.

Tipos de gotas para los ojos

Existen distintos tipos de lágrimas artificiales que se pueden clasificar según su composición:

  • Con conservantes: este tipo de gotas están presentes en varios tipos de colirios y contienen diferentes químicos para combatir la proliferación de bacterias una vez que el envase se abre. Dichos conservantes pueden irritar los ojos si se sufre de sequedad ocular moderada o grave. 
  • Sin conservantes: no tienen casi aditivos. Se recetan a pacientes con sequedad ocular extrema o moderada y que deben aplicarse lágrimas artificiales hasta más de 4 veces al día. Estas gotas se pueden hallar en presentación de una sola dosis (monodosis). 

¿Para qué sirven?

El principal uso de las lágrimas artificiales es lubricar la estructura ocular para combatir los síntomas del ojo seco. Sin embargo, las lágrimas artificiales también se pueden utilizar para: 

  • Evitar lesiones en el momento de extraer arena, polvo o cualquier objeto extraño que haya podido entrar en el ojo. 
  • Disminuir el roce entre las estructuras oculares (parpadeo) y combatir las molestias que esto produce. Esta aplicación de las lágrimas artificiales es muy recomendada durante los postoperatorios de las cirugías oculares. 
  • Ayudar a disminuir el roce y el crecimiento del tejido en pacientes diagnosticados con pterigión. El pterigión es un tumor benigno que se forma en la conjuntiva
  • Aliviar el escozor y el picor que provocan las alergias oculares
  • Aliviar y combatir las molestias de la fatiga ocular.

En Área Oftalmológica Avanzada te mostramos estos y más consejos acerca de las lágrimas artificiales. ¡Visítanos y te atenderemos de la mejor manera!

Resumen
Lágrimas artificiales
Nombre del artículo
Lágrimas artificiales
Descripción
Las lágrimas artificiales se administran en los ojos para intentar suplir la función de la lágrima natural.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Sinónimos:
Colirio
«Volver al índice de glosario

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */