Los defectos de la visión presentan aberraciones que alteran la calidad visual, y su correcta identificación es indispensable para poder lograr un buen resultado en la corrección de los mismos.

Así pues, la aberrometría es una técnica que analiza complejos sistemas de ondas de luz para cuantificar el conjunto de aberraciones ópticas que existen dentro de la estructura ocular.

A continuación, en Área Oftalmológica Avanzada te explicamos qué es la aberrometría y para qué sirve. 

aberrometria

¿Qué es la aberrometría?

En la estructura ocular existen aberraciones de orden inferior y de orden superior.

Las aberraciones de orden inferior son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, es decir, defectos de la visión que en la actualidad resultan relativamente fáciles de identificar y diagnosticar. 

Por otro lado, las aberraciones de orden superior son alteraciones complejas que también afectan a la calidad visual pero, a diferencia de las inferiores, sólo pueden ser identificadas a través de un examen llamado aberrometría

La aberrometría es una técnica moderna en oftalmología que consiste en emitir rayos de luz al ojo para analizar cómo rebotan en el fondo y cómo salen nuevamente de la estructura ocular.

Si las lentes naturales del ojo fueran todas simétricas, los rayos saldrían en forma de ramillete perfecto. Sin embargo, como no lo son, se puede observar que se proyectan de forma desordenada dependiendo de la transparencia y forma de los tejidos. 

El análisis de la forma en que salen las ondas de luz del ojo, permite al oftalmólogo determinar las aberraciones oculares que hay que corregir para mejorar la calidad visual del paciente.

¿Para qué sirve?

La visión, igual que la huella dactilar, es un rasgo individual único en cada ser humano. Esto hace que dos personas con un mismo defecto refractivo, tengan una visión completamente distinta según las aberraciones oculares.

La aberrometría permite identificar las aberraciones inferiores y superiores, además de evaluar de forma íntegra la calidad visual de los pacientes.

Gracias a ella, el médico puede definir tratamientos refractivos personalizados en los que no sólo se corrige la miopía, la hipermetropía y/o el astigmatismo, sino también aquellas imperfecciones que intervienen en la visión del paciente.  

Para analizar las aberraciones oculares se utiliza un instrumento especial llamado aberrómetro. Este equipo arroja un mapa aberrométrico que utiliza el oftalmólgo para programar el láser excímer en una cirugía refractiva.

A modo de conclusión, podemos decir que la aberrometría es un examen esencial en la valoración de la calidad visual de pacientes, especialmente en aquellos que sufren patología ocular como el queratocono, astigmatismo irregular, cataratas y queratitis.

Patologías que se detectan con un aberrómetro

El aberrómetro no detecta ninguna patología en particular, sino que analiza la forma en que entran, rebotan y salen ondas de luz de la estructura ocular para identificar imperfecciones

A través de la aberrometría, se puede detectar defectos de la visión y otras irregularidades en la transparencia y forma de los tejidos, además de las estructuras del ojo que pueden estar afectando al sistema visual.

Si hace tiempo que no te realizas un examen de salud visual, no tardes más y ponte en contacto con nuestros oftalmólogos en Área Oftalmológica Avanzada. ¡Estamos encantados de ayudarte!

Resumen
Aberrometría
Nombre del artículo
Aberrometría
Descripción
Descubre qué es la aberrometría y para qué sirve. Te contamos también qué patologías se pueden detectar con un aberrómetro.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
«Volver al índice de glosario
/* Estilos para menú plegable móvil Divi *//* JS para menú plegable móvil Divi */