Menú
ambliopia

El ojo vago, también conocido como ambliopía, es la pérdida de agudeza visual sin ningún daño aparente en la estructura ocular.

La ambioplía es más común en niños que en adultos y ocurre porque uno de los dos ojos deja de comunicarse correctamente con el cerebro. 

La falta de estimulación visual durante el desarrollo del ojo es una de las causas más frecuentes de ojo vago.

En Área Oftalmológica Avanzada explicamos, a continuación, qué es la ambliopía y cómo se mide.

¿Qué es la ambliopía u ojo vago?

La ambliopía es la pérdida de agudeza visual que se presenta sin ningún tipo de alteración en la estructura ocular. Esta disminución de agudeza visual persiste incluso si la persona utiliza gafas o lentillas.

Generalmente el ojo vago afecta solo a un ojo, pero puede estar presente en los dos ojos a la vez, momento en el que se habla de ambliopía bilateral.

Con frecuencia, el ojo vago es causado por la falta de estimulación visual durante la etapa del desarrollo ocular.  

El diagnóstico y tratamiento de la ambliopía desde la infancia es un aspecto clave, pues si esta condición no se detecta a tiempo o no se trata correctamente puede prolongarse hasta la edad adulta, donde se reduce la posibilidad de ser corregida.  

El ojo vago es causado porque uno de los dos ojos se utiliza más que el otro por causa de afecciones como el estrabismo (ambliopía estrábica) o porque existe una diferencia muy grande entre la graduación de un ojo y del otro (anisometropía).

La opacidad del cristalino presente en niños con catarata congénita también puede causar ojo perezoso. 

¿Cómo se mide? 

Para diagnosticar la ambliopía es necesario medir la agudeza visual de ambos ojos. El chequeo por parte de un oftalmopediatra es fundamental en edades tempranas y debe tener como objetivo, entre otros, descartar la presencia de ojo vago, estrabismo y anisometropía. 

Para realizar la exploración ocular y medir la agudeza visual el oftalmólogo puede llevar a cabo diferentes pruebas en el consultorio, las más frecuentes son: 

  • Test de agudeza visual en ambos ojos.
  • Cover Test para descartar el estrabismo. Este test consiste en que el paciente mantenga la vista sobre un objeto mientras tapa uno de sus ojos.
  • Prueba de motilidad ocular intrínseca y extrínseca.
  • Análisis de estereopsis para estudiar la visión binocular.
  • Test de colores para descartar daltonismo.
  • Chequeo completo de la córnea
  • Opacidad de estructuras oculares.
  • Estudio de la refracción para diagnosticar errores refractivos

¿Cuándo se recomienda hacer la prueba?

Todos los niños deben ser examinados por un oftalmólogo pediatra a los 4 años, o antes.

Si el niño cuenta con antecedentes familiares de ojo vago, estrabismo o ambliopía, la revisión oftalmológica durante la infancia es obligatoria y de carácter preventivo. 

¿Cómo se corrige la ambliopía?

El tratamiento para la ambliopía incluye la colocación de un parche en el ojo bueno para obligar al ojo con menor agudeza visual a forzar la actividad ocular.

Además de la oclusión con parches, se pueden usar otras técnicas para corregir el ojo vago: 

  • Uso de gafas correctivas.
  • Dilatación de la pupila con atropina. 
  • Uso de filtros penalizadores de Bangerter en las gafas.
  • Terapia visual

También existe la posibilidad de que el oftalmólogo recomiende la realización de una cirugía ocular para corregir ciertas afecciones que causan ambliopía.

¿Requieres realizar una prueba para descartar la posibilidad de sufrir ojo vago o ambliopía? Contáctanos en Área Oftalmológica Avanzada y agenda una cita con nuestros profesionales.

Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada
Resumen
Ojo vago o ambliopía
Nombre del artículo
Ojo vago o ambliopía
Descripción
La ambliopía es una de las condiciones más comunes en niños y suele afectar a un solo ojo. Te contamos cómo se puede corregir y cómo se mide.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Sinónimos:
ojo vago
«Volver al índice de glosario
Call Now Button