Ambliopía u ojo vago

La ambliopía, más comunmente conocida como ojo vago u ojo perezoso es la falta de desarrollo en el sistema visual durante la infancia. La ambliopía suele afectar a un ojo, aunque en ocasiones también puede afectar a los dos ojos.

La existencia de ojo vago puede darse tanto en niños como en adultos y es compatible con la presencia de otras enfermedades visuales como la miopía.

Ambliopía u ojo vago

La ambliopía, más comunmente conocida como ojo vago u ojo perezoso es la falta de desarrollo en el sistema visual durante la infancia. La ambliopía suele afectar a un ojo, aunque en ocasiones también puede afectar a los dos ojos.

La existencia de ojo vago puede darse tanto en niños como en adultos y es compatible con la presencia de otras enfermedades visuales como la miopía.

¿Qué es la ambliopía?

El ojo vago o ambliopía consiste en una disminución de la visión debido a un retraso en el desarrollo de la función visual durante la infancia. Aunque es más frecuente que solo afecte a un ojo, esta condición también puede presentarse en ambos ojos.

La ambliopía debe ser corregida durante la infancia o a edades tempranas, a partir de los 9-12 años la recuperación es mucho más compleja o, incluso irreversible.

Causas

La ambliopía u ojo vago es causada por una alteración que afecta al desarrollo normal de la visión durante la infancia. A menudo se presenta cuando no existe una alineación entre ambos ojos, como en el caso de los pacientes con estrabismo.

Esta condición también puede aparecer cuando un ojo no enfoca igual que el otro porque presenta un mayor grado de miopía, hipermetropía o astigmatismo. Este enfoque incorrecto puede hacer que se anule un ojo, llegando a ser vago y generando una dependencia del ojo con mejor visión.

Aunque menos frecuente, las cataratas congénitas o cualquier factor que  dificulte o impida una imagen clara y nítida focalizada en el ojo, puede llevar hacia el desarrollo de una ambliopía en la niñez.

ambliopia ojo vago

Síntomas

A menudo la ambliopía no se detecta fácilmente ya que un niño puede no ser consciente de tener un ojo que ve  menos que el otro. A no ser que el pequeño presente un estrabismo u otro indicio obvio de anomalía, no existe nada que sugiera la presencia de esta condición a los padres, por ello es básico observar el comportamiento del niño, pues algunas señales pueden sugerir un problema, por ejemplo: 

  • El niño se acerca mucho a los objetos para poder enfocarlos mejor.
  • Puede adquirir manías como guiñar un ojo, tocárselo con frecuencia o parpadear mucho, esto podría indicar que hay visión borrosa.
  • Cualquier gesto que nos haga sospechar que el niño podría no tener una agudeza visual efectiva deben ser una alerta para acudir a un oftalmólogo pediatra.

Tratamiento de la ambliopía u ojo vago

El tratamiento de la ambliopía se enfoca hacia la mayor utilización del ojo con menor visión. Se suele realizar tapando el ojo bueno con un parche durante unas semanas o meses, si es necesario, deben prescribirse gafas para la visión borrosa o el desequilibrio de enfoque. Este tratamiento suele acompañarse de ejercicios visuales para mejorar los resultados.

Algunas veces la ambliopía se trata sin la necesidad de ocluir completamente el ojo, añadiendo un fármaco que haga que la visión sea borrosa, por lo que el niño se verá forzado a usar el ojo vago para enfocar adecuadamente.

Si un estrabismo o una anomalía como cataratas se detecta, el oftalmólogo debe decidir el tratamiento médico o quirúrgico con el fin de corregir el problema causante de la ambliopía.

En caso de que la ambliopía no sea tratada pueden presentarse alteraciones severas como que el ojo vago puede desarrollar un defecto serio e irreversible, la percepción en profundidad puede quedar muy reducida y, si el ojo dominante  sufre una enfermedad o accidente, puede resultar una visión muy pobre y sin posibilidad de mejora.

En la mayoría de los casos, los padres juegan un papel importante y decisivo en la solución de la ambliopía de sus hijos, acompañando al niño y asegurándose de que siga el tratamiento para obtener los mejores resultados.

Tratamiento de la ambliopía en adultos

Detectar esta condición durante la infancia y tratarla preferiblemente antes de los 8 años de edad es fundamental, pues hasta esa edad el sistema visual no está totalmente desarrollado y el ojo vago puede entrenarse con éxito.

Si la ambliopía ha sido detectada por primera vez después de los ocho o nueve años de edad, el tratamiento no suele ser tan efectivo, aunque en algunas ocasiones  en los que es causada por diferencias de errores refractivos como la miopía, pueden tratarse con éxito relativo en jóvenes o adultos. Para determinar el posible tratamiento y el éxito del mismo, es imprescindible consultar a un oftalmólogo especialista.

Resumen
Ojo vago o ambliopía
Nombre del artículo
Ojo vago o ambliopía
Descripción
El ojo vago o ambliopía es una disminución de la visión debido a un retraso en el desarrollo de la función visual durante la infancia. Descubre más aquí.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */