Menú
tonometria

La tonometría ocular es una prueba diagnóstica que se realiza para medir la presión intraocular y detectar lesiones que pudieran afectar al nervio óptico. Se trata de un examen sencillo y no invasivo.

Existen de diferentes tipos de tonometrías con el fin de adaptarse tanto a las condiciones del paciente como a las necesidades del oftalmólogo.

En Área Oftalmológica Avanzada explicamos qué es una tonometría y cómo se realiza.

¿Qué es una tonometría ocular?

El humor vítreo y el humor acuoso son sustancias que ejercen presión sobre las estructuras rígidas del ojo, esta presión es la que se define como presión intraocular.

Por lo general, la presión intraocular debe mantenerse en un rango de entre 10 a 21 mmHG en valores normales.

Un aumento importante de la presión ocular puede ser signo de glaucoma, patología que afecta de forma muy importante al nervio óptico.

La tonometría es la prueba diagnóstica que mide la presión intraocular del ojo y diagnostica el glaucoma.

Tipos de tonometría

A la hora de medir la presión intraocular, se pueden establecer distintos procedimientos, que son:

Tonometría de aire

También es conocida como tonometría de no contacto, tonometría pneumática o pneumotonometría.

Este examen se lleva a cabo a través de un tonómetro que emite un soplido de aire en el ojo del paciente para aplanar la córnea.

Con la córnea totalmente aplanada en la parte central, el tonómetro de aire procede a realizar la medición de la presión intraocular.

Contra más presión de aire tiene que emitir el tonómetro para aplanar la parte central de la córnea mayor será el valor de la PIO o presión intraocular que nos dará como resultado de la prueba diagnóstica.

El tonómetro de aire es el tipo menos preciso de tonometría, pues el soplo de aire puede hacer que el paciente cierre los ojos o pestañee, lo cual puede darnos resultados anormales de presión intraocular.

La tonometría de aire o de no contacto no se recomienda en personas con cicatrices corneales.

Tonometría de aplanación o Goldman

Este tipo de tonometría ocular mide la presión del ojo de forma indirecta con la ayuda de un tonómetro colocado en una lámpara de hendidura.

Se requiere que el paciente apoye la cabeza en la lámpara de hendidura donde se realizará la prueba diagnóstica.

Para realizar la tonometría de aplanación o Goldman requeriremos de la instilación de un colorante (fluoresceína) y un colirio anestésico ya que para realizar esta prueba es necesario el contacto de un pequeño cono con la córnea para medir la PIO o presión intraocular.

En la actualidad, es la técnica más utilizada en oftalmología.

Tonometría de aplanación Perkins

Se lleva a cabo con el tonómetro de Perkins, un equipo portátil que permite medir la presión sin la necesidad de una lámpara de hendidura.

Para poder realizar la medición de la PIO, igual que con el tonómetro de aplanación necesitaremos instilar fluoresceína (colorante) y gotas anestésicas debido a que hay contacto directo con el ojo.

Los expertos recomiendan practicar varias veces el uso del sistema de Perkins para poder obtener resultados precisos ya que a pesar de tener una pequeña plataforma para apoyar la cabeza del paciente se realiza a mano alzada.

Esta tonometría de aplanación Perkins es especialmente útil en hospitales donde el oftalmólogo debe hacer exploraciones a pacientes que no pueden moverse.

Tonometría de rebote

Es la técnica más nueva. La medición se realiza a través de la emisión de una sonda metálica que se coloca de forma perpendicular a la córnea.

A medida que la sonda entra en contacto con la córnea ésta frena y rebota contra la misma. En este momento el tonómetro mide la presión que está ejerciendo sobre la córnea.

El valor de la presión intraocular que nos proporciona es proporcional al valor de deceleración de la sonda cuando entra en contacto con el ojo.

¿Cómo se realiza la tonometría?

El procedimiento varía según el tipo de examen que se realice.

El tipo de tonometría que ofrece resultados más precisos y es más utilizado por oftalmólogos es la tonometría de aplanación o Goldman.

Para realizar esta técnica el médico debe aplicar unas gotas de anestesia sobre los ojos del paciente y, además, se utiliza colorante fluorescente para teñir las lágrimas de color amarillo.

Una vez que el paciente es anestesiado debe permanecer sentado y apoyar la barbilla en la mentonera de la lámpara de hendidura sin cerrar los ojos.

Después, el médico procederá a colocar el biomicroscopio del tonómetro en la zona frontal del ojo para realizar la medición.

El examen se lleva a cabo en una habitación semioscura.

¿Cuándo se recomienda una tonometría?

La tonometría es la prueba que mide con mayor precisión la PIO o presión intraocular, por lo tanto es necesario que se realice en un examen oftalmológico completo, especialmente siempre que el médico quiera diagnosticar un glaucoma.

A partir de los 40 años el riesgo de una persona de padecer glaucoma aumenta, por lo tanto, es importante incluir la tonometría ocular en la revisión oftalmológica anual para diagnosticar a tiempo esta enfermedad.

También se puede indicar antes o después de una cirugía ocular para realizar un seguimiento más preciso de la evolución del paciente.

¿Quieres saber más sobre la tonometría ocular y su procedimiento? ¡Ponte en contacto con nosotros! En Área Oftalmológica Avanzada, nuestros profesionales estarán encantados de recibir tu consulta.

Resumen
Tonometría
Nombre del artículo
Tonometría
Descripción
La tonometría es una prueba sencilla y no invasiva realizada por un oftalmólogo. Te contamos para qué sirve y cómo se puede realizar.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Sinónimos:
tonometría, tonometría ocular
«Volver al índice de glosario
Call Now Button