Estrabismo convergente

El estrabismo es una alteración que se caracteriza por la desviación de la línea visual de los ojos, lo cual que impide que ambos ejes se enfoquen en un mismo punto de forma simultánea. Según la dirección a la que se desvía el ojo afectado, el estrabismo puede ser convergente y divergente. 

El estrabismo convergente es el tipo de estrabismo más frecuente, puede ser congénito o manifestarse durante la niñez y suele estar asociado a la hipermetropía. Las gafas correctivas y la terapia visual son algunas de las opciones de tratamiento para este tipo de estrabismo.

Estrabismo convergente

El estrabismo es una alteración que se caracteriza por la desviación de la línea visual de los ojos, lo cual que impide que ambos ejes se enfoquen en un mismo punto de forma simultánea. Según la dirección a la que se desvía el ojo afectado, el estrabismo puede ser convergente y divergente. 

El estrabismo convergente es el tipo de estrabismo más frecuente, puede ser congénito o manifestarse durante la niñez y suele estar asociado a la hipermetropía. Las gafas correctivas y la terapia visual son algunas de las opciones de tratamiento para este tipo de estrabismo.

¿Qué es el estrabismo convergente?

El estrabismo convergente es la forma más común de estrabismo que se caracteriza porque el ojo afectado presenta una desviación hacia adentro, es decir, hacia el canto nasal. 

Este tipo de estrabismo puede combinarse con estrabismo vertical, trastorno en el que el ojo, además de desviarse hacia adentro, se desvía también hacia arriba o hacia abajo al mismo tiempo

El estrabismo convergente suele estar vinculado con la hipermetropía, el defecto refractivo que provoca dificultad para ver correctamente los objetos a corta distancia. 

Cuando una persona es hipermétrope, la imagen borrosa que recibe el cerebro es reemplazada por una nítida gracias al sistema nervioso central, que le indica al ojo que enfoque los objetos cercanos que está viendo borrosos. Esa acción se conoce como acomodación y cuando acomodamos una imagen el ojo suele desviarse rápidamente hacia la nariz y luego regresa a la normalidad. Ahora bien, si este reflejo se presenta de forma excesiva el cerebro no compensa la imagen y se produce un estrabismo convergente acomodativo

Existen varios tipos de estrabismo convergente:

  • Infantil: se manifiesta cerca de los 6 años de edad y suele estar asociado a hipermetropía y antecedentes familiares. 
  • Acomodativo: está provocado por una hipermetropía muy alta.
  • Por deprivación sensorial: se presenta cuando un factor impide que el ojo afectado vea correctamente. Puede ocurrir por cataratas, opacidad corneal y cicatrices en la retina.  
  • Insuficiencia de divergencia: no existe alineación en la visión lejana. 

Diferencias entre convergente y divergente

La principal diferencia entre el estrabismo divergente y el convergente es que en el primero el ojo se desvía hacia afuera, y en el segundo hacia adentro. Además, el estrabismo divergente es menos frecuente, suele aparecer en una edad más avanzada y se manifiesta de forma progresiva. 

Los estrabismos divergentes pueden ser:

  • Intermitente: ocurre a causa de una insuficiencia de acomodación en los ojos.
  • Continuo: uno de los ojos presenta problemas en la visión debido a cataratas, ptosis palpebral, miopía alta o párpado caído.
estrabismo convergente

Causas del estrabismo convergente

El estrabismo convergente puede ocurrir por distintas causas, incluso puede estar provocado por una afección no relacionada con la estructura ocular, como el mal funcionamiento de la glándula del tiroides. 

En todo caso, el estrabismo convergente se produce cuando hay una alteración en el funcionamiento de los músculos extrínsecos del ojo, que son los responsables de la movilidad del globo ocular.

El estrabismo convergente en la edad adulta puede ser fruto de un estrabismo residual durante la infancia o producto de problemas neurológicos, cataratas, cirugías oculares, traumatismos o fractura en los huesos faciales.

Síntomas del estrabismo convergente

El principal síntoma del estrabismo convergente es la desviación del ojo afectado hacia adentro. Además, este tipo de estrabismo puede manifestarse a través de los siguientes síntomas: 

  • Desviación de uno o ambos ojos de forma permanente.
  • Separar el libro o el teléfono para poder leer o ver la pantalla correctamente.
  • Inclinación de la cabeza para intentar enfocar correctamente. 
  • Dificultad para concentrarse
  • Niños con bajo rendimiento escolar
  • Visión borrosa de cerca si existe hipermetropía.
convergente y divergente

El estrabismo convergente en recién nacidos debe diagnosticarse a partir de los 6 meses de edad, ya que la desviación del ojo puede ser producto de un proceso natural de reacomodación de la visión.

Tratamiento y ejercicios para el estrabismo convergente

Enseguida que se observen síntomas de estrabismo convergente en un niño o persona adulta, resulta conveniente agendar una cita con el oftalmólogo.

Para diagnosticar el estrabismo convergente, es necesario realizar un examen completo de la estructura ocular. También es importante controlar la vista para detectar si el paciente sufre hipermetropía. 

El tratamiento más habitual para corregir el estrabismo convergente es el uso de gafas, sobre todo si el paciente resulta hipermétrope. A muchos pacientes con hipermetropía conseguimos corregir el estrabismo de forma completa cuando comienzan a usar las gafas para la visión cercana. 

El estrabismo convergente con hipermetropía en niños puede corregirse por sí solo con el paso de los años, ya que la hipermetropía suele desaparecer a medida que el niño crece y el globo ocular se desarrolla. 

En función del paciente, como complemente al uso de gafas podemos realizar sesiones de terapia visual para reforzar el tratamiento. La terapia visual consiste en una serie de ejercicios enfocados en fortalecer y estimular el movimiento de los músculos del ojo. 

Para tratar el estrabismo convergente también recomendamos colocar un parche en el ojo sano con el objetivo de estimular el movimiento del ojo afectado. Esta terapia es muy útil para prevenir la ambliopía y el ojo vago. Por lo general, la mayoría de los casos de estrabismo convergente responden de forma positiva al tratamiento. 

Es importante tratar de forma inmediata el estrabismo para prevenir que esta afección desencadene problemas en la visión como disminución de la percepción de la profundidad y dificultad para ver correctamente en tres dimensiones. Si el estrabismo no se corrige puede convertirse en un problema de seguridad y autoestima en la edad adulta.

Operación de estrabismo convergente

Cuando ninguno de los tratamientos del estrabismo convergente ha sido útil para corregir esta afección es el momento de plantear la opción de operar el estrabismo. La cirugía ofrece corregir el problema estético que provoca la desviación ocular, reforzando o debilitando los músculos del ojo que se encuentran afectados. 

La operación del estrabismo convergente es un procedimiento seguro y que ofrece unos resultados excelentes en la mayoría de los pacientes. La cirugía se realiza únicamente para corregir el problema estético que causa el estrabismo y no el defecto refractivo. Las opciones para corregir el defecto refractivo son: las gafas o lentillas en caso de niños o la cirugía refractiva con láser para pacientes mayores de 18 años de edad.

Resumen
Estrabismo convergente: qué es, diferencias con el divergente y tratamiento
Nombre del artículo
Estrabismo convergente: qué es, diferencias con el divergente y tratamiento
Descripción
El estrabismo convergente es el tipo de estrabismo más frecuente, puede ser congénito o manifestarse durante la niñez y suele estar asociado a la hipermetropía.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */