Tipos de glaucoma

Existen distintos tipos de glaucoma que, generalmente, se clasifican en función de su origen. La mayoría de glaucomas están asociados a un fallo en el sistema de drenaje del humor acuoso que genera un aumento importante de la presión intraocular.

Sin embargo, también es cierto que algunos pacientes con glaucoma presentan una tensión normal, otros están provocados por enfermedades sistémicas como la hipertensión arterial, la diabetes o el síndrome pseudoexfoliativo.

Tipos de glaucoma

Existen distintos tipos de glaucoma que, generalmente, se clasifican en función de su origen. La mayoría de glaucomas están asociados a un fallo en el sistema de drenaje del humor acuoso que genera un aumento importante de la presión intraocular.

Sin embargo, también es cierto que algunos pacientes con glaucoma presentan una tensión normal, otros están provocados por enfermedades sistémicas como la hipertensión arterial, la diabetes o el síndrome pseudoexfoliativo.

¿Cuántos tipos de glaucoma hay?

Existen muchos tipos de glaucomas, los más comunes son:

tipos de glaucoma

Tipos de glaucoma más comunes

Los principales tipos de glaucoma son: 

Glaucoma de ángulo abierto

El glaucoma de ángulo abierto está provocado por la obstrucción de los canales del sistema de drenaje del humor acuoso. Cuando esto ocurre, el humor acuoso no puede fluir correctamente en la estructura ocular, provocando un aumento los niveles de presión intraocular. Como consecuencia de esta alta presión intraocular provoca lesiones irreversibles en la visión. 

El glaucoma de ángulo abierto se caracteriza porque el ángulo iridocorneal del paciente es ancho y abierto, como debe ser en condiciones normales. Esta enfermedad avanza de forma lenta, por esta razón no provoca si tomas en su fase inicial. La mayoría de los pacientes con este glaucoma son diagnosticados en una visita rutinaria al oftalmólogo. 

Tratamiento de glaucoma de ángulo abierto

El tratamiento de este tipo de glaucoma es en escala. En el momento del diagnóstico se recetan colirios oftálmicos para controlar los niveles de presión intraocular. A medida que la enfermedad avanzada puede ser necesario realizar, incluso varias veces, una cirugía para el glaucoma llamada trabeculectomía

Glaucoma de ángulo cerrado

El glaucoma de ángulo cerrado, también llamado glaucoma agudo, es un tipo de glaucoma mucho más agresivo y avanza tan rápido que provoca síntomas desde el primer momento. 

El glaucoma de ángulo cerrado esa una emergencia médica que debe atenderse inmediatamente y ocurre cuando se cierra de forma repentina el ángulo iridocorneal, de allí su nombre. 

Cuando el ángulo iridocorneal, o ángulo de drenaje, se cierra, el humor acuoso queda atrapado en la cámara anterior del ojo aumentando de forma súbita los niveles de presión intraocular. La presión puede llegar a alcanzar los 80 y 90 mm, lo cual, además de dañar el nervio óptico, puede lesionar la arteria principal de la retina. 

Tratamiento del glaucoma de ángulo cerrado

El glaucoma de ángulo cerrado es una emergencia médica y su tratamiento es quirúrgico. Para tratar este tipo de glaucoma se realiza una iridectomía, cirugía que consiste en crear un nuevo canal de comunicación entre las cámaras del ojo para el correcto drenaje del humor acuoso.

Tipos menos comunes

Entre los tipos de glaucomas menos frecuentes encontramos: 

Glaucoma de tensión normal

El glaucoma normotensivo o de tensión normal es aquel que se caracteriza porque el paciente tiene niveles normales de presión intraocular, pero presenta daño importante en las fibras del nervio óptico.

El tratamiento de este glaucoma está también orientado a controlar los niveles de PIO. La presión intraocular normal en este tipo de glaucoma puede afectar al nervio óptico hasta tal punto que pueden generar un daño irreversible en el mismo. Para controlar la presión podemos recetar colirios, terapia farmacológica o cirugía para el glaucoma. 

glaucoma tipos

Glaucoma infantil

El glaucoma infantil suele manifestarse durante los 2 primeros años de vida del paciente. El tratamiento de este tipo de glaucoma es quirúrgico y tiene como objetivo solucionar cualquier defecto en el sistema de drenaje que genera niveles elevados de PIO.  

Glaucoma secundario

El glaucoma secundario es la consecuencia de aquello que provoca glaucoma, es decir, otra causa o enfermedad sistémica que provoca una obstrucción en la salida del humor acuoso. Entre las causas más habituales encontramos traumatismos o procesos inflamatorios en el organismo. Algunas afecciones que pueden provocar este glaucoma son las alteraciones cardíacas, enfermedades respiratorias, la inflamación de la úvea y quistes. 

Las opciones de tratamiento del glaucoma secundario contemplan colirios, fármacos y cirugía para controlar los niveles elevados de presión intraocular. 

Congénito

El glaucoma congénito es el que se presenta desde el nacimiento. Este glaucoma es el menos común de todos los tipos de glaucoma y está asociado a un problema en el desarrollo del ángulo iridocorneal que genera un fallo en el sistema de drenaje del humor acuoso.  

El tratamiento del glaucoma congénito es quirúrgico y tiene como objetivo solucionar el defecto del ángulo de drenaje para disminuir los niveles elevados de PIO. 

Pseudoexoliativo

El glaucoma pseudoexfoliativo es un tipo de glaucoma de ángulo abierto provocado por el síndrome de pseudoexfoliación, una  enfermedad genética que se caracteriza por la acumulación de material extracelular dentro de la estructura ocular. Este tipo de glaucoma es mucho más agresivo que los demás, pues provoca importantes fluctuaciones en la presión intraocular.

El objetivo del tratamiento de este tipo de glaucoma es evitar las fluctuaciones de la PIO a través de fármacos y cirugía para el glaucoma.  

Traumático

Diversos traumatismos oculares pueden desencadenar más adelante un glaucoma secundario. El glaucoma traumático se caracteriza por una subida post trauma de la PIO superior a los 21mm Hg. 

Igual que en los otros tipos de glaucoma el objetivo del tratamiento es controlar los niveles de tensión en el ojo a través de colirios, medicamentos y cirugía

Neovascular

El glaucoma neovascular es un tipo de glaucoma que se desarrolla cuando crecen nuevos vasos sanguíneos en el iris y en el ángulo iridocorneal. Los nuevos capilares bloquean el drenaje del humor acuoso y generan un aumento de la presión intraocular. 

Para tratar el glaucoma neovascular en su fase inicial se realiza una fotocoagulación panretiniana, procedimiento que permite eliminar la fuga de vasos sanguíneos. Si el glaucoma neovascular está muy avanzado es necesario realizar una trabeculectomía para drenar el humor acuoso.

Pigmentario

El glaucoma pigmentario es consecuencia del síndrome de dispersión pigmentaria, enfermedad que provoca el desprendimiento de los pigmentos del iris (melanina). Al desprenderse, los pigmentos quedan atrapados en el sistema de drenaje del humor acuoso, provocando su obstrucción. 

El tratamiento del glaucoma pigmentario puede variar según la fase en la que se encuentra la enfermedad. Entre las distintas opciones de tratamiento contemplamos los colirios para controlar la PIO, medicamentos orales y cirugía.

Resumen
Todos los tipos de glaucoma y cómo tratarlos
Nombre del artículo
Todos los tipos de glaucoma y cómo tratarlos
Descripción
Algunos tipos de glaucoma están provocados por enfermedades sistémicas como la hipertensión arterial, la diabetes o el síndrome pseudoexfoliativo.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */