Glaucoma primario y secundario

Glaucoma es el término que se utiliza en oftalmología para referirse a un conjunto de enfermedades que aumentan la presión intraocular (PIO) y provocan un daño progresivo del nervio óptico.

Los tipos de glaucoma se clasifican en glaucoma primario y secundario y dentro de dichas clasificaciones se hallan los distintos tipos de glaucoma de ángulo abierto y ángulo cerrado.

Glaucoma primario y secundario

Glaucoma es el término que se utiliza en oftalmología para referirse a un conjunto de enfermedades que aumentan la presión intraocular (PIO) y provocan un daño progresivo del nervio óptico.

Los tipos de glaucoma se clasifican en glaucoma primario y secundario y dentro de dichas clasificaciones se hallan los distintos tipos de glaucoma de ángulo abierto y ángulo cerrado.

¿Qué es el glaucoma primario y secundario?

Hablamos de glaucoma primario y secundario para clasificar los distintos tipos de glaucoma. 

El glaucoma primario, a diferencia del secundario, está causado por un problema fisiológico del ojo el cual bloquea el sistema de salida del humor acuoso desencadenando un aumento de la presión intraocular (PIO).

El glaucoma secundario se caracteriza porque su origen no está asociado a la estructura ocular, sino a otras condiciones o enfermedades como procesos inflamatorios, diabetes mellitus o traumatismos, entre otros, que de forma secundaria causan un problema en el sistema de drenaje del ojo.

glaucoma primario y secundario

Glaucoma primario

El glaucoma primario es aquel que cuyo origen está causado por un problema ocular y afecta al sistema de drenaje del líquido interno del ojo, mejor conocido como humor acuoso. 

La fluidez y reabsorción del humor acuoso son muy importantes para mantener equilibrados los niveles de presión intraocular. Las estructuras que forman el sistema de drenaje se hallan justo en el ángulo que forma el iris y la córnea (ángulo iridocorneal). Estas estructuras de drenaje se llaman canal de Schlemm y malla trabecular y ocupan los 360º del ángulo iridocorneal. 

Cuando hay un fallo en el sistema de drenaje del ojo, el humor acuoso no puede ni liberarse ni absorberse correctamente y, como consecuencia, aumenta el nivel de presión intraocular. A su vez, el incremento constante de la PIO o sus fluctuaciones dañan el nervio óptico y causan estragos irreversibles en la visión.

De ángulo abierto

El glaucoma primario de ángulo abierto es el más común entre los distintos tipos de glaucoma, de hecho, el 90% de los casos de glaucoma son primarios de ángulo abierto. Este tipo de glaucoma está causado por la obstrucción de los canales de drenaje, pero se caracteriza porque el ángulo iridocorneal está abierto y es amplio, tal como debe ser. 

Este glaucoma se desarrolla lentamente, es para toda la vida y pocas veces presenta síntomas. Por lo general, el glaucoma primario de ángulo abierto se diagnostica durante una revisión ocular rutinaria.

De ángulo cerrado

El glaucoma de ángulo cerrado es menos frecuente y está causado por la obstrucción de los canales de drenaje que aumenta la presión intraocular de forma repentina. En este tipo de glaucoma el ángulo iridocorneal es estrecho y se encuentra cerrado, siendo ésta la causa principal del glaucoma ya que se hace imposible que el humor acuoso se drene correctamente.

El glaucoma de ángulo cerrado es mucho más agresivo que el resto de los glaucomas, ya que afecta considerablemente la presión intraocular y, por lo tanto, es más dañino para el nervio óptico. El progreso de esta enfermedad es rápido y presenta síntomas muy notorios como visión borrosa, halos de colores alrededor de las luces o vómitos, entre otros. 

glaucoma secundario

Causas

El glaucoma primario tiene el origen en una condición fisilógica y no está asociado a ninguna otra patología. La diferencia entre el glaucoma primario de angulo abierto y de ángulo cerrado radica en el ángulo iridocorneal (ángulo que forma el iris y la córnea). Como cada uno infiere, las causas del glaucoma de ángulo abierto pueden estar presentes en el canal de Schlemm o en la malla trabecular ya que el ángulo iridocorneal está abierto, mientras que en glaucoma de ángulo cerrado el problema radica específicamente en la estrechez del ángulo iridocorneal.  

Síntomas

El glaucoma primario de ángulo abierto es una enfermedad silenciosa que no suele presentar síntomas hasta que la condición es crónica y se encuentra en fase avanzada. 

En cambio, el glaucoma de ángulo cerrado es una enfermedad que empieza súbitamente y provoca síntomas desde su inicio. La mayoría de pacientes que sufren este tipo de glaucoma presentan visión borrosa e incluso pérdida de visión. El glaucoma de ángulo cerrado es una emergencia médica y debe ser tratado de inmediato.

Glaucoma secundario

El glaucoma secundario es menos frecuente y, como su nombre indica, es secundario o consecuencia de una enfermedad, traumatismo o un proceso inflamatorio en el organismo. La insuficiencia cardíaca, enfermedades respiratorias, quistes, uveítis y/o algunos medicamentos pueden ser detonantes de un glaucoma secundario. 

Los glaucomas secundarios de ángulo abierto pueden incluir, pero no se limitan a:

  • Glaucoma pigmentario: está causado por el síndrome de dispersión pigmentaria. Se produce por el desprendimiento de la melanina del iris que viaja hasta el sistema de drenaje y se deposita en la malla trabecular, en el humor acuoso o en el canal de Schlemm.
  • Glaucoma pseudoexfoliativo: está provocado por el síndrome pseudoexfoliativo, condición que se caracteriza por la acumulación de material extracelular en la estructura ocular, entre ellas las estructiras de drenaje del humor acuoso. 
  • Normotensional o normotensivo: asociado a problemas cardiovasculares o cierres intermitentes del ángulo de drenaje.
  • Glaucoma traumático: causado por un golpe o traumatismo que afecta la estructura ocular o el ángulo iridocorneal. 
  • Glaucoma por síndrome iridocorneal:  se caracteriza por síntomas como agujeros en el iris, atrofia y distorsión papilar, entre otros.
  • Neovascular: está asociado al crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en el iris

Tratamiento del glaucoma primario

El tratamiento del glaucoma primario de ángulo abierto tiene como objetivo controlar los niveles de presión intraocular. Por lo general el tratamiento se realiza en escala según el estado evolutivo de la enfermedad, empezando con la administración de colirios y evaluando la opción de realizar una cirugía de glaucoma cuando la enfermedad se encuentra en un estado avanzado.

Tratamiento del glaucoma secundario

El tratamiento del glaucoma secundario, igual que el del glaucoma primario, tiene como principal objetivo controlar la PIO cuando el ángulo es abierto. Las opciones de tratamiento que se contemplan son las mismas, uso de colirios para la presión intraocular y, cuando es necesario o cuando la enfermedad está más avanzada, realizamos una cirugía de drenaje para el glaucoma

Los glaucomas de ángulo cerrado deben ser tratados inmediatamente, pues avanzan tan rápido que son considerados una emergencia médica. En estos casos el tratamiento tiene como objetivo bajar los niveles de PIO para detener el daño al nervio óptico y preservar la visión del paciente. La cirugía del glaucoma no puede revertir el daño causado en el nervio del ojo, de allí la importancia de actuar con rapidez ante un glaucoma de ángulo cerrado. 

Resumen
Nombre del artículo
Glaucoma primario y secundario: qué son, causas, síntomas y tratamiento
Descripción
Los tipos de glaucoma se clasifican en glaucoma primario y secundario, y en dichas clasificaciones se hallan los distintos tipos de glaucoma de ángulo abierto y ángulo cerrado.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */