Glaucoma congénito

El glaucoma congénito es un tipo de glaucoma que puede manifestarse desde el nacimiento, durante los primeros tres meses de vida o antes de los tres años de edad. Este tipo de glaucoma es el menos común y tiene una prevalencia de 1 de cada 30 mil recién nacidos e, igual que todos los glaucomas, el glaucoma congénito puede provocar ceguera irreversible en el niño que lo padece.

Glaucoma congénito

El glaucoma congénito es un tipo de glaucoma que puede manifestarse desde el nacimiento, durante los primeros tres meses de vida o antes de los tres años de edad. Este tipo de glaucoma es el menos común y tiene una prevalencia de 1 de cada 30 mil recién nacidos e, igual que todos los glaucomas, el glaucoma congénito puede provocar ceguera irreversible en el niño que lo padece.

¿Qué es el glaucoma congénito?

El glaucoma es una enfermedad que se caracteriza por el incremento de los niveles de presión intraocular (PIO) en el ojo. Este aumento de presión puede estar provocado por un fallo en el sistema de drenaje del humor acuoso o por otras enfermedades sistémicas como la diabetes. 

Los niveles elevados de presión intraocular dañan al nervio óptico. Cuando el nervio se está muy afectado empieza a fallar la transmisión de información visual desde la retina hasta el cerebro y, como consecuencia, se presenta una importante disminución del campo visual. El glaucoma no tiene cura, es una enfermedad que avanza de forma progresiva y provoca daños irreversibles en la visión de quien la padece.

glaucoma congenito

El glaucoma congénito es el tipo de glaucoma que está presente desde el nacimiento, pero también puede aparecer durante los tres primeros meses de vida o antes de los tres años de edad. También existe el glaucoma congénito tardío que puede presentarse después de los tres años de edad y hasta la adolescencia.

El glaucoma congénito es muy poco frecuente. Por lo general, el glaucoma es más frecuente en adultos y suele manifestarse a partir de los 40 años de edad. El diagnóstico precoz de esta enfermedad es vital para tratarla a tiempo y prevenir lesiones en el nervio óptico.

Causas del glaucoma congénito

El glaucoma congénito está asociado a un defecto en el ángulo iridocorneal o ángulo de drenaje a través del cual fluye el humor acuoso. Cuando esto ocurre el ojo no puede drenar el humor acuoso y se acumula en la cavidad ocular y provoca el aumento de la presión del ojo. 

Existe una relación entre el glaucoma congénito y los antecedentes familiares. En casi el 10% de los casos de glaucoma congénito hay presencia de glaucoma en ambos progenitores. Sin embargo no existen estudios que determinen que el glaucoma es hereditario, por lo tanto, los antecedentes familiares son solo un factor de riesgo.

Síntomas

El glaucoma es una enfermedad silenciosa, sin embargo, existen ciertas señales que pueden advertir a un padre sobre la presencia de glaucoma congénito en su hijo o hija. Cuando un recién nacido tiene glaucoma puede experimentar los siguientes síntomas: 

  • Sensibilidad a la luz o fotofobia.
  • Epífora o ojos llorosos. 
  • El niño acostumbra a mantener los ojos cerrados. 
  • El ojo puede lucir más opaco de lo normal.
  • El ojo puede lucir más grande de lo normal. 

La revisión ocular preventiva en recién nacidos es tan importante como la visita al pediatra. Mediante un examen completo de la estructura ocular llevada a cabo por un especialista en oftalmología pediátrica se puede detectar el glaucoma congénito a tiempo y prevenir un daño irreversible en el nervio óptico que provoque la pérdida de visión.

prevenir glaucoma congenito

¿Cómo diagnosticar el glaucoma congénito?

Ante la sospecha de que un recién nacido tiene un problema en la estructura ocular lo primero que se debe hacer es agendar una cita con un oftalmólogo pediatra. Dependiendo de lo que el médico observe puede que sea necesario realizar una exploración más completa.

El examen ocular para diagnosticar glaucoma congénito incluye, pero no se limita a: 

  • Exploración de la zona anterior del ojo para estudiar la córnea y el ángulo de drenaje. Este estudio es determinante para elegir la técnica quirúrgica que ayudará a tratar el glaucoma congénito en caso de ser necesario.
  • Examen de fondo de ojo que se realiza con las pupilas dilatadas y permite examinar el nervio óptico para detectar lesiones. Un nervio afectado presenta pérdida de fibras nerviosas que van formando una especie de agujero que se hace más grande a medida que avanza la enfermedad.
  • Tonometría para medir la presión intraocular. Para realizar esta prueba se aplican gotas oculares que adormecen los ojos y se coloca un instrumento en frente del ojo para que realice la medición de la PIO. 

Tratamiento

El tratamiento del glaucoma congénito es quirúrgico y tiene como objetivo frenar la progresión de la enfermedad. La cirugía se lleva a cabo para solucionar el defecto que presenta el ángulo de drenaje o ángulo iridocorneal y si se realiza a tiempo la recuperación visual del niño puede ser excelente

Existen muchas técnicas para operar el glaucoma congénito, todas son buenas opciones, pero el procedimiento que se va a llevar a cabo se elige según el estado de salud de la córnea, del ojo y de la progesión de la enfermedad. Cuando la córnea está transparente se realiza una goniotomía y cuando está opaca se realiza una trabeculectomía. Ambas cirugías son funcionales para abrir el ángulo de drenaje.  

Para tratar el glaucoma congénito se debe operar un ojo primero y después el otro. El porcentaje de éxito de la cirugía oscila entre 60% y 80% y si con el paso del tiempo el ángulo se vuelve a cerrar puede ser necesario operar nuevamente.

glaucoma congenito tratamiento

¿Cómo ve un niño con glaucoma congénito?

La visión de un niño con glaucoma congénito depende de la edad del niño, el estado de desarrollo del globo ocular, del avance de la enfermedad y de cuán afectado está el nervio óptico. De todos modos, en términos generales los niños con glaucoma congénito suelen ver con cierta borrosidad. 

¿Cómo afecta el glaucoma congénito a la visión de un niño?

En la visión de un niño con glaucoma congénito pueden intervenir distintos factores:

  • El diagnóstico precoz es clave para que el niño tenga un mejor pronóstico visual. El diagnóstico tardío puede comprometer la visión del paciente de forma significativa y permanente. 
  • Si el paciente presenta daño en la córnea podemos plantear una intervención combinada de trasplante de córnea junto con la cirugía de glaucoma

Un diagnóstico a tiempo evita que el niño pase tiempo con la presión intraocular elevada y, por lo tanto, el daño al nervio óptico sea menor, se pueda frenar la progresión de la enfermedad y el pronóstico visual sea más positivo.

Resumen
Qué es y cómo tratar el glaucoma congénito
Nombre del artículo
Qué es y cómo tratar el glaucoma congénito
Descripción
El glaucoma es una enfermedad que se caracteriza por el incremento de los niveles de presión intraocular (PIO) en el ojo.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

info@areaoftalmologica.com

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */