Epífora u ojos llorosos

Las lágrimas son las responsables de limpiar, hidratar y lubrificar la estructura ocular. Sin embargo, si su producción es excesiva, pueden convertirse en un problema muy molesto y generar ojos llorosos. Esto puede causarse por diversas afecciones, como alergias o infecciones.

El lagrimeo excesivo se conoce con el nombre de epífora y es un motivo muy frecuente de visita al oftalmólogo. Conocer su causa de forma precoz es muy importante para tratar el malestar y prevenir ciertas complicaciones.

Epífora u ojos llorosos

Las lágrimas son las responsables de limpiar, hidratar y lubrificar la estructura ocular. Sin embargo, si su producción es excesiva, pueden convertirse en un problema muy molesto y generar ojos llorosos. Esto puede causarse por diversas afecciones, como alergias o infecciones.

El lagrimeo excesivo se conoce con el nombre de epífora y es un motivo muy frecuente de visita al oftalmólogo. Conocer su causa de forma precoz es muy importante para tratar el malestar y prevenir ciertas complicaciones.

¿Qué es la epífora o ojos llorosos?

Muchas personas piensan que el lagrimeo excesivo es una enfermedad, cuando no es así. La epífora o ojos llorosos es un síntoma muy común de diversas afecciones oculares, como la conjuntivitis y los ojos secos. Es muy molesto y puede provocar dificultad para ver correctamente, así como irritación en la estructura ocular. 

Esta afección puede ocurrir de dos maneras. La epífora provocada por una producción excesiva de lágrimas en los ojos o una obstrucción en el canal de drenaje de las lágrimas. En ambas circunstancias, es importante revisar la estructura ocular para determinar qué está provocando esta condición.

ojos llorosos

Causas

Los ojos llorosos o epífora puede estar condicionado por varias causas, entre ellas las más comunes son: 

  • La obstrucción del lagrimal es una de las principales causas de los ojos llorosos. Esto ocurre porque, el conducto que drena las lágrimas, no funciona correctamente y las mismas se desbordan hacia el exterior del ojo. 
  • La conjuntivitis infecciosa es una causa muy común de lagrimeo excesivo. Esta enfermedad es altamente contagiosa y se produce cuando la estructura ocular tiene contacto directo con determinadas bacterias. Además del lagrimeo, el paciente puede experimentar secreciones oculares y enrojecimiento en los ojos. 
  • En ocasiones, los ojos llorosos son síntoma de alergias oculares. Estas se producen cuando nuestros ojos entran en contacto con algún factor alérgeno, como el polen o los ácaros del polvo. La conjuntivitis alérgica es una afección bastante común durante los meses de primavera y verano. 
  • La escasez de lágrimas o la mala calidad de las mismas puede provocar sequedad ocular. Cuando hay poca cantidad de lágrima o ésta no cumple con su cometido de forma eficiente, los ojos reaccionan aumentando su producción de forma excesiva. 
  • Los defectos de refracción mal corregidos o no diagnosticados pueden causar ojos llorosos.
  • Las infecciones del saco lagrimal también pueden provocar lagrimeo excesivo. 
  • Daños en la córnea y la inflamación palpebral son también causas de epífora. 
  • La fatiga visual y el uso excesivo de pantallas digitales puede provocar epífora, visión borrosa y dolores de cabeza.

Síntomas de los ojos llorosos

Dependiendo de su causa, los ojos llorosos pueden estar acompañados de otros síntomas, como por ejemplo: 

  • Sensación de tener un cuerpo extraño dentro del ojo. 
  • Ardor o irritación ocular.
  • Dolor en los ojos
  • Secreciones oculares amarillentas o blanquecinas. 
  • Acumulación de costras y lagañas en las pestañas. 
  • Ojos rojos. 
  • Alteraciones visuales. 
  • Sensibilidad a la luz. 
  • Picor en los ojos. 
  • Inflamación palpebral. 

Diagnóstico de la epífora ocular

Para diagnosticar la causa de los ojos llorosos, es necesario acudir al oftalmólogo para que examine a fondo la estructura ocular. Además de preguntar sobre los síntomas y el malestar que el paciente presenta, el médico realizará una exploración detallada de los párpados, los conductos lagrimales, las esquinas de los ojos y la nariz. 

Para diagnosticar la causa exacta del lagrimeo excesivo, puede que sea necesario realizar pruebas complementarias a la revisión ocular. Algunas de estas pruebas las realizamos en la misma consulta oftalmológica y otras mediante tecnología específica como la tomografía computerizada.

epifora

Prevención de los ojos llorosos

La mayoría de veces, los ojos llorosos están provocados por afecciones que podemos prevenir, si mantenemos una buena higiene ocular y ponemos en práctica los siguientes consejos: 

  • Las lentes de contacto deben limpiarse y desinfectarse antes y después de utilizarse. Las lentes de contacto contaminadas son una de las principales causas de conjuntivitis bacteriana.
  • No tocarse los ojos con las manos sucias.
  • Usar gafas de natación para bañarse en las piscinas.
  • No prestar los artículos de uso personal como cosméticos, lentillas, maquillaje, almohadas y toallas.
  • Mantener una adecuada higiene palpebral.
  • Retirar el maquillaje antes de ir a dormir.
  • Acudir anualmente al oftalmólogo para una revisión rutinaria de su salud ocular.
  • En caso necesario, utilizar las gafas o lentillas para conducir, trabajar y andar de noche o en lugares muy oscuros.
  • Acudir al alergólogo para obtener un tratamiento preventivo para las alergias.

¿Cómo tratar el lagrimeo constante del ojo o epífora?

El tratamiento de los ojos llorosos depende exclusivamente de su causa. Una vez que el oftalmólogo ha realizado el diagnóstico de la epífora, podrá indicar alguna de las siguientes opciones de tratamiento: 

  • Colirios con medicamentos antibióticos para tratar las infecciones oculares, como la conjuntivitis bacteriana
  • Uso de compresas y suero fisiológico para limpiar la estructura ocular y mantener los ojos libres de secreciones y legañas. 
  • Cuando existe una obstrucción en los canales lagrimales, casi siempre se opta por tratamiento quirúrgico. El procedimiento para atender esta alteración se conoce con el nombre de dacriocistorrinostomía.
  • Cuando el paciente presenta un defecto refractivo mal corregido, es preciso verificar la graduación y hacerse unas gafas o lentillas nuevas
  • La cirugía refractiva también es una opción de tratamiento para corregir de forma permanente los defectos de la visión. 
  • El tratamiento del ojo seco está conformado por diversas alternativas, que van desde lágrimas artificiales, tapones lagrimales, tratamiento de mediante luz pulsada o gotas de la sangre del paciente. 
  • Las alergias oculares pueden tratarse con colirios elaborados con fármacos antihistamínicos
Resumen
Ojos llorosos, todo lo que hay que saber
Nombre del artículo
Ojos llorosos, todo lo que hay que saber
Descripción
Los ojos llorosos son un síntoma muy común con diversas afecciones, como la conjuntivitis y los ojos secos. Es muy molesto y puede provocar dificultad para ver correctamente, así como irritación en la estructura ocular.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */