Conjuntivitis bacteriana

La conjuntiva del ojo es una membrana muy delgada y transparente que cubre y protege la parte blanca del mismo y la zona interna de los párpados. La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva que puede estar provocada por virus, bacterias y alérgenos

La conjuntivitis bacteriana es una afección contagiosa que puede ser causada por diversas bacterias. Diagnosticarla y tratarla a tiempo es muy importante para prevenir que los patógenos proliferen en la estructura ocular y causen un daño mayor. 

Conjuntivitis bacteriana

La conjuntiva del ojo es una membrana muy delgada y transparente que cubre y protege la parte blanca del mismo y la zona interna de los párpados. La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva que puede estar provocada por virus, bacterias y alérgenos

La conjuntivitis bacteriana es una afección contagiosa que puede ser causada por diversas bacterias. Diagnosticarla y tratarla a tiempo es muy importante para prevenir que los patógenos proliferen en la estructura ocular y causen un daño mayor. 

¿Qué es la conjuntivitis bacteriana?

La conjuntivitis bacteriana es una enfermedad que ocurre cuando uno o ambos ojos entran en contacto con determinadas bacterias. Esta enfermedad provoca la inflamación de la conjuntiva, el tejido transparente que recubre la esclera del ojo y la parte interna de los párpados.

Cuando la conjuntiva se inflama se dilatan los vasos capilares que contiene. Esto provoca que la parte blanca del ojo luzca de color rojo intenso. Además, se produce un lagrimeo excesivo que puede llegar a ser constante durante varios días. De esta forma comienza la conjuntivitis bacteriana.

Conjuntivitis bacteriana en niños y bebés

Se produce en el 40% de los niños que nacen a través de un canal de parto infectado. Diversas bacterias pueden que pueden estar presentes en el momento del alumbramiento pueden provocar conjuntivitis bacteriana en bebés. Entre todas, la más frecuente es la clamidia.

Si la madre presenta gonorrea o clamidia antes del parto es importante que lo informe a su médico. Hoy en día existen medidas preventivas que pueden evitar que el niño se infecte durante el nacimiento.

La conjuntivitis bacteriana es muy frecuente en niños en edad escolar. Esto se debe a que la enfermedad es altamente contagiosa y puede transmitirse fácilmente de una persona a otra. Si un niño tiene conjuntivitis bacteriana y acude a la escuela puede infectar a todos los niños que le rodean.

Conjuntivitis bacteriana en adultos

Aunque es más frecuente en niños, también puede afectar a personas adultas. En este caso la enfermedad es igual de contagiosa que en el caso de los niños y puede estar provocada por diversas bacterias. Dichas bacterias, entre otros medios externos o internos pueden llegar al ojo provenientes de una infección en la garganta o en los oídos

¿Es contagiosa?

La conjuntivitis bacteriana es una enfermedad altamente contagiosa. La infección puede propagarse al tener contacto directo con las secreciones oculares de una persona infectada. 

No tocarse los ojos con las manos sucias, lavarse las manos frecuentemente y no prestar artículos personales, como gafas o lentillas, son algunas acciones que se pueden poner en práctica para prevenir el contagio.

Asimismo, si tienes conjuntivitis bacteriana es recomendable que guardes reposo y te quedes en casa. De lo contrario, puedes contribuir a la propagación de la enfermedad y contagiar a las personas de tu entorno.

conjuntivitis bacteriana

Causas de la conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana se produce cuando determinadas bacterias entran en contacto con la conjuntiva del ojo y provocan una infección en la parte anterior de la estructura ocular. 

Estas bacterias generan la inflamación del tejido provocando los síntomas de la conjuntivitis bacteriana. 

Muchas bacterias pueden provocar conjuntivitis, pero entre las más comunes encontramos: staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae, Moraxella catarrhalis y haemophilus influenzae

La chlamydia trachomatis y la neisseria gonorrhoeae también pueden provocarla, pero con menos frecuencia.

Síntomas de la conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana es una enfermedad que provoca síntomas muy molestos que pueden empezar siendo unilaterales, pero casi siempre terminan afectando ambas estructuras oculares. 

Los síntomas de la conjuntivitis bacteriana son:

  • Inflamación de la conjuntiva. 
  • Secreciones purulentas de color blanquecino o amarillento. 
  • Exceso de legañas en la estructura ocular. 
  • Formación de costras en las pestañas. 
  • Inflamación palpebral.
  • Acumulación de secreciones oculares en el ángulo interno del ojo. 
  • Ojos llorosos de forma constante.
  • Sensación de tener un cuerpo extraño dentro de la estructura ocular. 
  • Dificultad para abrir los párpados al despertarse debido al exceso de secreciones. 
  • Sensibilidad a la luz.
  • Enrojecimiento de la parte blanca del ojo.

Duración de la conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana puede durar hasta 15 días. En todos los casos, contra antes empecemos el tratamiento de esta enfermedad más pronto se combate la infección y antes desaparecerán los síntomas. 

Es importante acudir al oftalmólogo en el momento en que empieza el malestar provocado por la conjuntivitis bacteriana. El diagnóstico precoz de esta afección permite evitar que las bacterias proliferen dentro de la estructura ocular y provoquen un daño mayor.

conjuntivitis por bacterias

Tratamiento de la conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana se trata con colirios antibióticos que ayudan a matar las bacterias que han provocado la infección. Existen muchos tipos de colirios para la conjuntivitis bacteriana y es responsabilidad del oftalmólogo indicar cuál es el indicado según la gravedad y el tipo de bacteria que causa la infección. 

Partiendo del estado de salud del paciente se evaluaremos la necesidad de recetar antiinflamatorios y medicamentos orales. Es importante evitar el uso de pomadas y cremas en la estructura ocular que no han sido recetadas por el oftalmólogo. 

Durante su tratamiento, es muy importante mantener los ojos limpios para prevenir la acumulación de secreciones. Lo más recomendable es limpiar los ojos cinco veces al día con suero fisiológico. 

También se aconseja hacer uso de toallitas para la limpieza palpebral para retirar las costras y lagañas que puedan estar adheridas a las pestañas. 

El tratamiento para la conjuntivitis bacteriana puede tener una duración de entre 7 y 10 días. Si pasado este tiempo no hay una respuesta positiva es posible que la bacteria sea resistente al tratamiento. 

En esos casos conviene hacer cultivo de las secreciones oculares para detectar cuál ha sido el patógeno que ha provocado la infección y qué antibiótico puede eliminarlo.

Resumen
¿Qué es la conjuntivitis bacteriana y qué la causa?
Nombre del artículo
¿Qué es la conjuntivitis bacteriana y qué la causa?
Descripción
La conjuntivitis bacteriana es una enfermedad bastante contagiosa que puede ser causada por diversas bacterias.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

info@areaoftalmologica.com

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */