Colirios para la conjuntivitis

La conjuntivitis es una de las enfermedades más frecuentes del ojo y ocurre cuando la conjuntiva se inflama como consecuencia de alergias, virus o bacterias. La conjuntivitis causa síntomas muy molestos que interfieren en el día a día de las personas, como la irritación, picor, lagrimeo excesivo, secreción y enrojecimiento ocular. 

Los colirios son el tratamiento indicado para curar la conjuntivitis. Al existir diversas causas de esta enfermedad, también hay distintos tipos de colirios para tratarla siendo algunos son de venta libre y otros que solo se pueden adquirir con receta médica.

Colirios para la conjuntivitis

La conjuntivitis es una de las enfermedades más frecuentes del ojo y ocurre cuando la conjuntiva se inflama como consecuencia de alergias, virus o bacterias. La conjuntivitis causa síntomas muy molestos que interfieren en el día a día de las personas, como la irritación, picor, lagrimeo excesivo, secreción y enrojecimiento ocular. 

Los colirios son el tratamiento indicado para curar la conjuntivitis. Al existir diversas causas de esta enfermedad, también hay distintos tipos de colirios para tratarla siendo algunos son de venta libre y otros que solo se pueden adquirir con receta médica.

Colirios según los tipos de conjuntivitis

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva y constituye uno de los motivos más frecuentes de visita al oftalmólogo. Además, puede estar causada por distintos factores como bacterias, virus o alérgenos. 

La conjuntivitis se trata a través de la administración de medicamentos en forma de gotas, también conocido como colirios. Existen distintos tipos de colirios para la conjuntivitis y la elección de uno u otro depende exclusivamente de la causa de la enfermedad:

  • Conjuntivitis bacteriana: este tipo de conjuntivitis está causada por bacterias que han desencadenado una infección ocular. Para tratar la conjuntivitis bacteriana se utilizan colirios con antibiótico y medicamentos antiinflamatorios que pueden ser administrados en gotas o por vía oral.
  • Conjuntivitis vírica: es altamente contagiosa y puede contraerse por vía respiratoria. Este tipo de conjuntivitis por lo general se cura sola al cabo de dos semanas. Esta infección vírica se suele tratar con corticoides y antibióticos.
  • Conjuntivitis alérgica: ocurre cuando el ojo entra en contacto con algún alérgeno como el polen. El sistema inmune reacciona de forma excesiva liberando una sustancia llamada histamina. El tratamiento de esta conjuntivitis se lleva a cabo con colirios antialérgicos y antihistamínicos.

Tipos de colirios: con y sin receta

Según los fármacos que contengan, los colirios pueden ser de venta libre o requieren receta para su venta.

Sin receta

Muchas afecciones oculares son tratadas con colirios, como la sequedad ocular y los ojos rojos. Para tratar este tipo de molestias se necesitan colirios que hidraten la estructura ocular y ayuden a mitigar sus síntomas como el picor, sensación de arenilla en el ojo y ardor.

Entre los colirios sin receta médica encontramos los siguientes tipos:

  • Lágrimas artificiales: están recomendadas para mejorar la hidratación del ojo, que suele verse afectado por el uso de pantallas digitales, la edad o enfermedades como el síndrome de ojo seco severo.
  • Colirios para ojos rojos: se recomiendan para tratar el enrojecimiento ocular causado por una irritación momentánea. También se usan para aliviar el picor y la irritación provocada por agentes como el humo del tabaco, el cloro, la calefacción y el aire acondicionado.
colirio conjuntivitis

Con receta

También existen colirios para tratar afecciones más avanzadas, como las infecciones oculares o inflamaciones e irritaciones causadas por virus, bacterias y alergias. En estos casos la fórmula del colirio puede contener medicamentos antibióticos y antihistamínicos y, por lo tanto, solo pueden ser adquiridos con receta médica.

Es importante que los colirios con receta sean administrados bajo control y supervisión del oftalmólogo, ya que no todos se aplican de la misma forma o con la misma periodicidad.

Entre los colirios con receta que contienen antibióticos resaltan aquellos de acción bactericida, que matan las bacterias que provocan una infección, los bacteriostáticos, que impiden la multiplicación de las bacterias, y los combinados, que mezclan antibióticos con otros fármacos como los analgésicos.

Cómo aplicar correctamente el colirio

Los colirios, con o sin receta, son medicamentos que deben ser administrados de forma responsable y siempre bajo la supervisión médica. 

Sigue estos pasos para aplicar las gotas para la conjuntivitis: 

  • Lava tus manos con agua y jabón antibacterial antes de aplicar el colirio. Este paso es indispensable para prevenir infecciones o empeorar cualquier afección ocular. Recuerda, las manos están llenas de bacterias. 
  • Para aplicar bien el colirio, mira hacia arriba, abre bien los ojos, estira tu párpado inferior hacia abajo, aplica la gota en el lagrimal y luego pestañea varias veces para esparcir la sustancia. 
  • Evita que la punta del envase tenga contacto con cualquier parte de tu estructura ocular. De esta forma evitas que se contamine el colirio. 
  • No compartas nunca tus colirios

Si tienes alguna duda en el momento de aplicar los colirios, lo mejor es que consultes con tu oftalmólogo.

  • Si se presentan síntomas como dolor ocular intenso, visión borrosa o sensibilidad a la luz.
  • Si el enrojecimiento o las secreciones son muy intensas.
  • Cuando las molestias no disminuyen al cabo de tres o cuatro días.
  • En caso de padecer de ojo seco, pues este cuadro puede intensificar las molestias y hacer más lenta la recuperación.
  • Cuando el paciente es un bebé o un niño pequeño, en estos casos la revisión médica es necesaria.
  • También se recomienda acudir al especialista cuando el sistema inmune se encuentra comprometido por alguna enfermedad.

Consejos importantes para elegir el colirio para la conjuntivitis

Las conjuntivitis del tipo bacteriana o viral son infecciones muy contagiosas que provocan síntomas realmente molestos en los ojos. Es normal que, al experimentar ardor, picor y secreciones, queramos administrarnos cualquier medicamento que nos ayude a eliminar ese malestar de forma rápida y nos permita recuperarnos lo más rápido posible.

Sin embargo, la conjuntivitis es una enfermedad que debe ser tratada por un oftalmólogo. El consejo más importante que podemos darte es que acudas al oftalmólogo. A continuación, queremos compartir contigo algunos consejos sobre cómo escoger colirios con el objetivo de informar a más personas sobre el uso responsable de estas sustancias:

colirio ojos
  • Lo primero que debes saber es que la automedicación es un mal hábito que puede traer consecuencias negativas a la salud de tus ojos. Si tienes auna molestia ocular, lo ideal es que visites a tu oftalmólogo y que sigas el tratamiento indicado. 
  • Muchas personas consultan con el farmacéutico la dosis correcta de aplicación de un colirio. Tanto la dosis como el tiempo de uso de un colirio pueden variar según el estado de salud del paciente y según el tipo de colirio. Sigue las instrucciones de tu oftalmólogo.
  • Aunque los colirios sin recetas y las lágrimas artificiales no contienen fármacos delicados como los antibióticos, tampoco se puede abusar de su uso. De hecho, el abuso de colirios sin receta puede disminuir su efectividad en el ojo, así que lo mejor es que uses los colirios solamente cuando los necesites.
Resumen
Todos los tipos de colirios para conjuntivitis y cuál tienes que usar. ¡Con y sin receta!
Nombre del artículo
Todos los tipos de colirios para conjuntivitis y cuál tienes que usar. ¡Con y sin receta!
Descripción
Los colirios son el tratamiento indicado para curar la conjuntivitis. Al existir diversas causas de esta enfermedad, también hay distintos tipos de colirios para tratarla.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

info@areaoftalmologica.com

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */