Conjuntivitis en bebés

La conjuntivitis infantil es una de las afecciones oculares más frecuentes en bebés, niños y adolescentes. Esta enfermedad ocurre cuando se inflama la conjuntiva, el tejido transparente que recubre la parte blanca del ojo a causa de una infección bacteriana, un proceso viral o una reacción alérgica. 

La conjuntivitis en bebés no es una enfermedad grave, pero debe ser atendida de inmediato para combatir el malestar que produce y que altera el bienestar del pequeño. El lagrimeo excesivo, ojos rojos, legañas y picor son algunos de los síntomas más habituales que caracterizan la conjuntivitis en bebés.

Conjuntivitis en bebés

La conjuntivitis infantil es una de las afecciones oculares más frecuentes en bebés, niños y adolescentes. Esta enfermedad ocurre cuando se inflama la conjuntiva, el tejido transparente que recubre la parte blanca del ojo a causa de una infección bacteriana, un proceso viral o una reacción alérgica. 

La conjuntivitis en bebés no es una enfermedad grave, pero debe ser atendida de inmediato para combatir el malestar que produce y que altera el bienestar del pequeño. El lagrimeo excesivo, ojos rojos, legañas y picor son algunos de los síntomas más habituales que caracterizan la conjuntivitis en bebés.

¿Es grave la conjuntivitis en bebés?

La conjuntiva es un tejido transparente y muy delgado que recubre la parte interna de los párpados y la esclera, la parte blanca del ojo. La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva que hace más visible los vasos sanguíneos, provocando que los ojos luzcan de color rojo. 

La conjuntivitis es una enfermedad muy común y puede afectar a adultos, niños y recién nacidos. La conjuntivitis en bebés puede resultar muy alarmante, sin embargo, esta enfermedad es menos grave de lo que parece. En la mayoría de casos se trata de un proceso infeccioso, viral o alérgico, que es pasajero y se cura en pocos días. 

En cualquier caso, hay que destacar que es muy importante acudir al oftalmólogo pediátrico tan pronto como los padres identifiquen los síntomas de la conjuntivitis en su bebé. Esta enfermedad suele provocar muchas molestias que pueden irritar o alterar la conducta del bebé, como el picor constante en los ojos. Contra antes reciba el tratamiento, más rápido se podrán aliviar sus síntomas.

Tipos de conjuntivitis

Existen varios tipos de conjuntivitis:

  • Conjuntivitis bacteriana: esta conjuntivitis es una de las más molestas ya que provoca dolor ocular, secreción amarillenta, picor, enrojecimiento ocular e hinchazón. Está provocada por bacterias que han penetrado en el ojo y suele afectar a ambos ojos, siendo altamente contagiosa.
  • Conjuntivitis viral: está causada por un proceso viral y se manifiesta de la misma forma que la conjuntivitis bacteriana: ojos llorosos, enrojecimiento ocular, comezón y secreciones oculares. Este tipo de conjuntivitis también es contagiosa.
  • Conjuntivitis alérgica: ocurre cuando los ojos entran en contacto con un factor alérgeno, como el polen o los ácaros del polvo. Causa irritación, picor, enrojecimiento ocular o inflamación palpebral. La conjuntiva alérgica puede estar acompañada de rinitis y no es contagiosa.
  • Conjuntivitis irritativa: aparece después de que el ojo tenga contacto con alguna sustancia irritante, como el cloro. No es contagiosa y mejora de forma muy rápida al lavar los ojos con agua destilada.
conjuntivitis en bebes

Causas

La conjuntivitis en bebés puede estar causada por los siguientes factores: 

  • Diferentes virus como el adenovirus. 
  • Algunas bacterias como las staphylococcus aureus, streptococcus pneumoniae y haemophilus influenzae. 
  • Alérgenos como el polen, arbustos, ácaros del polvo, caspa y pelo de animales domésticos o hongos. 
  • Ciertos medicamentos y alimentos.
  • Sustancias irritantes como el cloro o el humo del tabaco. 

Síntomas de la conjuntivitis en recién nacidos

En las fases iniciales, la conjuntivitis en bebés se manifiesta a través de un lagrimeo excesivo. Esto ocurre porque el ojo activa la producción de lágrima como mecanismo de defensa para drenar cualquier cuerpo extraño. 

También es común que los ojos del bebé se pongan de color rojo muy intenso; no te asustes, esto también es normal y se debe a que, cuando la conjuntiva se inflama, los vasos sanguíneos se dilatan y se hacen más notorios a la vista. 

Otros síntomas de la conjuntivitis en bebés son:

conjuntivitis bebe
  • Secreción ocular blanca, amarilla, transparente o verde. 
  • Ardor, dolor y picor en los ojos.
  • Sensación de tener arena o un cuerpo extraño dentro del ojo. 
  • Legañas en párpados y pestañas.
  • Inflamación de los párpados.

Tratamiento

El tratamiento de la conjuntivitis puede variar según el tipo:

  • La conjuntivitis vírica se trata con analgésicos para aliviar el malestar general en caso de que lo haya. El lagrimeo excesivo, el enrojecimiento y las secreciones se tratan con colirios oftálmicos antiinflamatorios que ayudan a combatir la inflamación de la conjuntiva. 
  • La conjuntivitis bacteriana se trata con antibióticos en forma de gotas o pomada que deberás aplicar preferiblemente cuando el bebé esté dormido, para que sea más fácil. También se pueden recetar antiinflamatorios y lágrimas artificiales. 
  • La conjuntivitis alérgica se trata con antihistamínicos, también en gotas, antiinflamatorios y lágrimas artificiales. Es importante conocer cuál ha sido el factor alérgeno para evitar que el bebé tenga nuevamente contacto con él. Es probable que el oftalmólogo pediatra del bebé recomiende visitar a un alergólogo para realizar las pruebas de alergias y recetar, quizá, un tratamiento preventivo para la alergia u otras reacciones autoinmunes, como la rinitis.

Para tratar la conjuntivitis es de gran ayuda colocar compresas frías para aliviar el dolor. También se recomienda lavar los ojos del bebé con suero fisiológico al menos 5 veces al día y mantener al recién nacido en espacios poco iluminados, ya que la conjuntivitis provoca sensibilidad a la luz.

¿Cómo prevenirla?

Prevenir la conjuntivitis es lo mejor que puedes hacer para cuidar la salud ocular de tu bebé. A continuación te ofrecemos algunos consejos para evitar esta enfermedad tan frecuente:

  • Recuerda que las conjuntivitis bacteriana y vírica son altamente contagiosas. Mantén alejado a tu bebé de cualquier persona con esta enfermedad.
  • Lava las manos del bebé con agua y jabón antibacterial varias veces al día.
  • Las sábanas y toallas del pequeño deben ser de su uso exclusivo.
  • Si notas que el bebé estornuda y rasca sus ojos con frecuencia consulta con el pediatra la posibilidad de realizar pruebas de alergias.
  • Evita que toquen o cojan al bebé sin lavarse las manos.
  • Cambia su ropa de cama con frecuencia.
  • Mantén tu casa limpia y elimina el polvo preferiblemente con un aspirador.
  • Si el bebé es alérgico al polvo, evita las cortinas, alfombras y mosquiteras.
Resumen
Mi bebé tiene conjuntivitis, ¿qué hago?
Nombre del artículo
Mi bebé tiene conjuntivitis, ¿qué hago?
Descripción
La conjuntivitis en bebés no es una enfermedad grave, pero debe ser atendida de inmediato para combatir el malestar que produce y que altera el bienestar del pequeño.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */