Tratamiento de la conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, la membrana fina y transparente que recubre el globo ocular. La conjuntivitis bacteriana ocurre cuando los ojos entran en contacto con una bacteria y se produce una infección ocular. 

Cuando una persona tiene conjuntivitis bacteriana sus ojos lucen muy rojos y se observa una secreción purulenta amarilla o blanquecina. Aunque los síntomas de esta enfermedad pueden ser alarmantes, el pronóstico de la afección es bastante positivo.

Tratamiento de la conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, la membrana fina y transparente que recubre el globo ocular. La conjuntivitis bacteriana ocurre cuando los ojos entran en contacto con una bacteria y se produce una infección ocular. 

Cuando una persona tiene conjuntivitis bacteriana sus ojos lucen muy rojos y se observa una secreción purulenta amarilla o blanquecina. Aunque los síntomas de esta enfermedad pueden ser alarmantes, el pronóstico de la afección es bastante positivo. 

¿La conjuntivitis bacteriana se cura?

La conjuntivitis bacteriana es una enfermedad bastante común y altamente contagiosa. Esta afección ocurre cuando una bacteria penetra en la estructura ocular provocando la inflamación de la conjuntiva y una infección en la parte anterior del ojo. La conjuntivitis bacteriana se cura en la medida de que seamos capaces de eliminar las bacterias que causan dicha conjuntivitis.

Cuando la conjuntiva se inflama, los vasos sanguíneos que contiene se dilatan. Esto provoca que los ojos de la persona con conjuntivitis bacteriana luzcan de un color rojo muy intenso. También se presentan otros síntomas, tales como: 

  • Secreciones oculares purulentas. 
  • Picor. 
  • Dolor en los ojos. 
  • Sensación de tener un cuerpo extraño dentro del ojo.
  • Lagrimeo excesivo.
  • Inflamación palpebral. 
  • Sensibilidad a la luz. 

La conjuntivitis bacteriana puede llegar a ser una enfermedad muy alarmante. Sin embargo, una vez que se empieza el tratamiento indicado por el oftalmólogo la sintomatología empieza a mejorar considerablemente. La conjuntivitis bacteriana es una condición aguda que puede tardar en curarse hasta 15 días. 

Cuanto menos tardemos en empezar el tratamiento, antes se eliminarán las bacterias que han causado la conjuntivitis. Por esta razón siempre aconsejamos a los pacientes acudir al oftalmólogo en el momento en que se presenten los primeros síntomas de conjuntivitis bacteriana. 

¿Cómo tratar la conjuntivitis bacteriana?

En ocasiones la conjuntivitis bacteriana puede desaparecer sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, por norma general es necesario recetar antibióticos que detengan la proliferación de bacterias dentro de la estructura ocular

La mejor forma de atender las enfermedades oculares es a través del uso de colirios ya que cuando aplicamos el medicamento directamente en los ojos se ataca el problema de un modo más focalizado, consiguiendo ofrecer al paciente una mejoría más rápida.

Todas las bacterias e infecciones son distintas. Por eso es importante acudir al oftalmólogo si tienes síntomas de conjuntivitis bacteriana. Durante la consulta el oftalmólogo, además de examinar tus ojos, podrá determinar cuál es el mejor tratamiento para la conjuntivitis según tus síntomas. 

conjuntivitis bacteriana tratamiento

En niños

En la conjuntivitis bacteriana en niños, el tratamiento más indicado se realiza con colirios o pomadas antibióticas que ayudan a disminuir la concentración de bacterias en los ojos.

¿No sabes echarle las gotas a tu hijo? Te aconsejamos que dejes caer una gota en el canto interno del ojo mientras está cerrado. Cuando el pequeño abra el ojo el medicamento caerá perfectamente dentro de la estructura ocular.

Para ayudar a tu hijo a sentirse mejor, puedes colocar compresas frías sobre sus ojos. El frío ayudará a aliviar las molestias provocadas por el picor y la irritación ocular. Para que la conjuntivitis bacteriana se cure más rápido y no ocurran complicaciones, es importante limpiar los ojos del niño o niña cinco veces al día con suero fisiológico.

Si tu hijo usa lentes de contacto es importante que las deseches. Sustituye las lentillas por un nuevo par cuando el pequeño se haya curado de la conjuntivitis bacteriana por completo.

En adultos

El tratamiento de la conjuntivitis bacteriana en adultos consiste en aplicar colirios con antibiótico en la estructura ocular. En ocasiones se pueden recetar analgésicos de venta libre si el paciente tiene fiebre o malestar general.

La limpieza de los ojos también es muy importante en adultos con conjuntivitis bacteriana. Lo ideal es limpiarse los ojos cinco veces al día o cada vez que notes que las secreciones se están acumulando en el canto del ojo o en el borde palpebral.

Para limpiar los ojos lo ideal es que utilices suero fisiológico. Evita colocar en tus ojos sustancias o pomadas que no hayan sido recetadas o recomendadas por tu oftalmólogo. De lo contrario, se corre el riesgo de empeorar la infección.

Recuerda que no puedes usar lentillas si tienes conjuntivitis. Durante la infección es mejor que hagas uso de tus gafas y las limpies antes y después de usarlas. Recuerda que cualquier objeto que tenga contacto con tus ojos es un objeto contaminado.

Posibles complicaciones si no se trata la conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana es una enfermedad con un excelente pronóstico. La mayoría de los pacientes con esta enfermedad se encuentran totalmente recuperados al cabo de 15 días.

Las complicaciones pueden aparecer si no se aplica debidamente el tratamiento. Si esto ocurre la infección puede penetrar en la parte interna de los ojos y afectar otros tejidos como la córnea. Las lesiones corneales son muy peligrosas para el sistema visual.

Factores de riesgo

La conjuntivitis bacteriana es una enfermedad muy contagiosa. Estar en contacto con una persona infectada presenta un alto riesgo de contraer esta enfermedad. 

Otros factores de riesgo son:

  • Tocarse los ojos con las manos sucias. 
  • Prestar las gafas o lentillas. 
  • Compartir artículos de uso personal como el maquillaje, toallas y almohadas. 
  • Nadar en piscinas sin gafas
  • No limpiar correctamente las lentillas y su estuche.
curar conjuntivitis bacteriana

¿Cómo prevenirla?

Para la conjuntivitis bacteriana, el mejor tratamiento es la prevención. Pon en práctica las siguientes medidas preventivas para evitar contagiarte de conjuntivitis: 

  • Lava tus manos con frecuencia. Usa jabón antibacterial y enjuaga tus manos durante un tiempo no menor a 30 segundos. 
  • Limpia y desinfecta tus lentillas y su estuche todos los días. Recuerda utilizar productos de limpieza recomendados por tu optometrista. 
  • No compartas artículos personales como tus gafas, lentillas, almohadas, cosméticos, maquillaje y toallas. 
  • Si vives con una persona que tiene conjuntivitis es importante que desinfectes varias veces al día los espacios por donde esta persona transita. 
  • Lleva contigo spray desinfectante y úsalo cuando consideres que es necesario. 
  • Evita tocarte los ojos y la cara con las manos sucias.
Resumen
Tratamiento de la conjuntivitis bacteriana
Nombre del artículo
Tratamiento de la conjuntivitis bacteriana
Descripción
La conjuntivitis bacteriana puede llegar a ser una enfermedad muy alarmante. Sin embargo, una vez que se empieza el tratamiento indicado por el oftalmólogo la sintomatología empieza mejora considerablemente.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

info@areaoftalmologica.com

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */