Estrabismo

¿Qué es el estrabismo?

El estrabismo se produce cuando se presenta un desviación en la posición de los ojos por lo tanto a la hora de enfocar, la mirada del paciente está dirigida a puntos diferentes en lugar de establecerse sobre el mismo punto al mismo tiempo. Normalmente uno de los ojos se encuentra fijo mientras que el otro está desviado, pero en ocasiones menos frecuentes el ojo fijo puede desviarse también. Esta condición puede presentarse siempre o manifestarse de manera intermitente, detonada normalmente por el cansancio o el estrés.

El estrabismo suele aparecer en el nacimiento o durante la infancia, afectando hasta al 4% de la población infantil, sin embargo también puede manifestarse en adultos como síntoma de una condición subyacente. En Área Oftalmológica Avanzada te explicamos con detalle las causas del estrabismo, sus síntomas, detección y tratamiento.

estrabismo

Causas del estrabismo

El estrabismo es causado por un desequilibrio muscular. Existen seis músculos adheridos a la parte externa de cada ojo que controlan los movimientos, cuando ambos ojos están alineados y enfocando un objeto, los músculos de cada ojo deben estar equilibrados y trabajando juntos en paralelo. Pero si los músculos extraoculares no trabajan unidos y equilibrados, se produce una falta de alineación que causa el estrabismo.

Los ojos están diseñados para enfocar las imágenes nítidamente sobre retina y entonces enviar la señal generada al cerebro, cuando están alineados sobre el mismo objetivo contamos con una visión binocular. Sin embargo si uno de los ojos se desvía el cerebro recibe dos imágenes en lugar de una y, en el caso de los niños, decide ignorar la imagen del ojo desviado, tomando como buena la del ojo alineado. Esto puede ocasionar que la visión del niño se reduzca y aparezca una condición llamada ojo vago o ambliopía.

Si el estrabismo aparece en la edad adulta, debido a que el cerebro está acostumbrado a una visión binocular, no tendrá la capacidad de elegir la imagen del ojo fijo y por tanto sufriremos de visión doble o diplopía, además de percibir las imágenes sin profundidad.

A pesar de que se sabe que las causas del estrabismo tienen que ver con el desequilibrio muscular de los ojos, no siempre se conoce la razón exacta que genera dicho desequilibrio. Existe un factor hereditario en esta condición, pero en la mayor parte de casos de estrabismo infantil de desconoce la causa subyacente y, debido que aparece con el nacimiento o al poco tiempo de nacer, se le conoce como estrabismo congénito.

En algunos casos, ciertas patologías están asociadas a la aparición del estrabismo infantil, como por ejemplo:

  • Traumatismos craneales o cerebrales.
  • Alteraciones neurológicas.
  • Retinopatía del prematuro.
  • Rubeola congénita.
  • Diversos síndromes de origen genético.
  • Ser hipermétrope, una causa frecuente en niños mayores de 2 años.

Aunque se trata de una patología más común en niños, también puede aparecer en la edad adulta. Algunas de las causas del estrabismo en adultos son:

  • Diabetes.
  • Enfermedad de Graves.
  • Lesiones oculares.
  • Lesiones cerebrales.
  • Pérdida de la visión derivada de una enfermedad o lesión ocular.
  • Accidente cerebrovascular.

En casos puntuales, el estrabismo puede aparecer en adultos que hayan sufrido esta condición durante la infancia pero que, al estar controlada o ser intermitente, no se haya manifestado antes.

Síntomas del estrabismo

Varias de las señales de esta condición son perceptibles a simple vista, de manera que un tercero puede detectarlas. Otras tienen que ver con la manera en la que percibimos los objetos y suelen manifestarse en casos de estrabismo en adultos.

Los síntomas comunes son:

  • Desviación de un ojo, falta de alineación en los ojos.
  • Movimientos descoordinados en los ojos.
  • Dificultad para enfocar objetos cercanos y realizar actividades que impliquen este tipo de enfoque, como leer.
  • En el caso de los adultos, visión doble.
  • Cansancio y pesadez visual.
  • Problemas para percibir la profundidad de campo.
  • Pérdida de la visión.

La fatiga, el cansancio o el estrés pueden empeorar de forma transitoria el estrabismo, por lo que es común que al final del día o tras períodos de tensión, esta condición pueda ser percibida con mayor claridad por un tercero. Una vez se sospeche de la posible desviación de un ojo, es necesario un examen preciso por parte del oftalmólogo para determinar la causa y empezar el tratamiento.

¿Cómo se diagnostica el estrabismo?

El oftalmólogo es el profesional encargado de diagnosticar el estrabismo, por lo tanto si se sospecha que el niño padece de una desviación ocular es recomendable acudir cuando antes a este especialista, especialmente si hay antecedentes familiares. Si no hay antecedentes previos, a partir de los 3 años se puede realizar la primera exploración para determinar que la visión es adecuada.

El oftalmólogo puede realizar pruebas de agudeza visual, un estudio de la visión binocular, un examen de la retina o una prueba del reflejo de la córnea a la luz, entre otras opciones, para determinar si el paciente sufre de estrabismo. Debido a que el algunos casos es necesario dilatar la pupila, se recomienda venir acompañado de alguien al momento de llevar a cabo la evaluación.

tratamiento del estrabismo

Tratamiento del estrabismo

El tratamiento del estrabismo depende directamente de la causa que lo provoque, después de un minucioso examen, incluyendo la evaluación de las estructuras internas del ojo, el oftalmólogo debe recomendar el tratamiento óptico, médico o quirúrgico apropiado. Tapar el ojo dominante estimula el uso del ojo desviado y puede ser necesario para restablecer la visión.

El tipo de tratamiento aplicado dependerá, también, del tipo de estrabismo que se padezca. Los dos tipos más frecuentes son:

La endotropia

Se presenta cuando el ojo es desviado hacia la nariz, es el estrabismo más común en los niños. En estos casos el pequeño no aprenderá a leer usando los dos ojos conjuntamente por lo que puede verse afectada la visión del ojo más débil. En muchas ocasiones, una cirugía precoz es necesaria para alinear los ojos y garantizar la obtención de una buena visión binocular y prevenir la pérdida de visión permanente de uno de los ojos. El objetivo de la cirugía es ajustar la posición y tensión muscular de uno o ambos ojos para que se alineen y recuperen la posibilidad de enfocar los objetos de forma simultánea.

Otro tipo de endotropia frecuente en los niños después de los dos años, es la causada por la necesidad de una corrección óptica. Estos pacientes son hipermétropes y tienen la capacidad de forzar los mecanismos de enfoque para compensar la hipermetropía, permitiéndoles ver bien de lejos y de cerca. El sobreesfuerzo excesivo que deben realizar para enfocar las imágenes les provoca que los ojos se desvíen hacia la nariz. La solución en estos casos es el uso de gafas, que disminuye y equilibra el esfuerzo realizado con los ojos, así desparece o se corrige parcialmente la desviación ocular.

Ocasionalmente, fármacos o unas lentes especiales denominadas prismas, pueden utilizarse para fomentar una focalización adecuada y en otros casos son necesarios ejercicios visuales para ayudar a los niños a controlar sus ojos.

La exotropia

Aparece cuando el ojo es desviado hacia fuera. Suele ocurrir cuando el niño está enfocando objetos de visión lejana y se asocia normalmente a la miopía. A menudo esta condición es intermitente, es decir solo aparece en determinados momentos y sobre todo, cuando el pequeño está cansado, fatigado o enfermo. Aunque las gafas o la terapia prismática suelen reducir la cantidad de desviación en algunos pacientes, la cirugía acostumbra a ser necesaria.

Cirugía para corregir el estrabismo

La cirugía del estrabismo normalmente es un tratamiento seguro y eficaz, pero no sustituye a las gafas o a la terapia de ambliopía. Durante la cirugía se realiza una pequeña incisión que permite el acceso a los músculos para poder modificar su oposición y con ello las fuerzas de tracción que ejercen sobre los ojos, la selección del músculo o músculos que deben ser operados depende de la dirección hacia dónde se desvíe el ojo.

Tras la selección de la técnica quirúrgica adecuada, es posible que los ojos queden más alineados pero no perfectos. En estos casos, el ajuste fino y preciso depende de la coordinación entre los ojos y su interpretación en el cerebro, algo que puede mejorarse con ejercicios de terapia visual, algunos pacientes pueden necesitar tras la cirugía el uso de prismas o gafas correctoras. Se pueden operar uno o ambos ojos al mismo tiempo. Se requiere anestesia general en el caso de los niños, mientras que en los adultos se puede realizar una anestesia local. El tiempo de recuperación normalmente es rápido y se puede reestablecer la actividad normal en pocos días.

La cirugía temprana es recomendable en estrabismos importantes porque así los niños pueden desarrollar la visión normalmente, evitando la aparición de ojo vago u otros trastornos que afecten su visión a mediano plazo. Cuando el niño crece, las posibilidades de conseguir una visión normal disminuyen.

En los últimos años se está aplicando otro tipo de cirugía mediante la inyección de toxina Botulínica para relajar el músculo y permitir una mejor motilidad. En todos los casos, la elección del procedimiento quirúrgico dependerá estrictamente de la evaluación de un profesional.

En Área Oftalmológica Avanzada atendemos a niños y adultos con estrabismo, realizando una completa evaluación para determinar el tratamiento indicado para esta condición. Te invitamos a contactarnos y descubrir la mejor forma de corregir esta desviación ocular de manera efectiva.


Resumen
Estrabismo
Opiniones de los usuarios
5 based on 1 votes
Tipo de servicio
Estrabismo
Nombre del proveedor
Área Oftalmológica Avanzada ,
Dalmases 42,Barcelona ,Barcelona -08017,
Telephone No.93 551 33 00
Area
Unidad de Oftalmología
Descripción
El estrabismo se presenta cuando hay una desviación ocular. Esta condición es muy frecuente en niños, descubre sus causas, síntomas y tratamiento.