Menú
retinoscopia

La retinoscopía es un examen que permite al oftalmólogo conocer la medición del poder refractivo de un ojo.

Esta técnica permite diagnosticar los defectos refractivos que causan visión imperfecta o fallos de enfoque sobre la retina.

La retinoscopía, también conocida como esquiascopía, puede ser realizada por el oftalmólogo o por el optometrista.

En Área Oftalmológica Avanzada explicamos a continuación qué es una retinoscopía y cómo se realiza.

¿Qué es la retinoscopía?

La retinocospía es la prueba que mide el poder refractivo de un ojo mediante la interpretación de una luz proyectada sobre la retina por un retinoscopio.

El reflejo de la luz sobre el tejido permite detectar los defectos en la visión.

Una esquiascopía se realiza para conocer el fallo de enfoque de una imagen sobre la retina y determinar la causa de una visión imperfecta o visión borrosa.

En un ojo sin error refractivo, las imágenes que se observan pasan por la córnea y el cristalino, y convergen, en su punto focal, en la retina. Éstos se proyectan con nitidez en la retina y de allí viajan al cerebro.

En un ojo con defectos refractivos no se puede realizar un correcto enfoque debido a que el punto focal no está en la retina, por lo que la visión que percibe la persona es borrosa.

¿Cómo se realiza una retinoscopía?

La retinoscopía o esquiascopía es un examen bastante sencillo.

Para realizar la prueba, el médico colocará el retinoscopio frente al ojo del paciente, que debe estar sentado y en posición recta.

El retinoscopio emite un haz de luz que se refleja en la retina y permite al oftalmólogo calcular las dioptrías del error refractivo de forma objetiva.

La retinoscopía es una prueba muy fácil de realizar en niños, personas discapacitadas, sordomudas o con algún tipo de limitación mental.

El examen dura unos pocos minutos y no representa ningún tipo de molestia o complicación debido a que esta prueba diagnóstica no es invasiva.

Retinoscopía de Mohindra

La retinoscopía de Mohindra es una técnica de esquiascopia que se realiza en pacientes pediátricos.

A diferencia del procedimiento convencional, en este tipo de retinoscopía el punto de fijación del paciente, en lugar de ser uno lejano, será la luz del retinoscopio.

Este método se utiliza cuando el paciente no puede colaborar en la prueba subjetiva o tiene dificultad para mantener la atención.

La retinoscopía de Mohindra también se realiza cuando la acomodación del ojo impide el procedimiento habitual. Por ejemplo, en pacientes con estrabismo convergente, hipermetropía latente y pseudomiopía.

La técnica de Mohindra se realiza en un cuarto muy oscuro para que la única luz sea la del retinoscopio y, de esta forma, se pueda captar la atención visual del paciente.

Este examen se suele recomendar en niños de hasta 3 años.

¿Cuándo es recomendable hacer una retinoscopía?

La retinoscopía debe realizarse siempre que una persona evidencia que tiene problemas de visión o visión borrosa.

Este examen permite detectar los defectos refractivos que causan visión borrosa por la falta de enfoque de las imágenes sobre la retina tales como la miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.

A través de la retinoscopía, el optometrista y el oftalmólogo pueden calcular las dioptrías del defecto refractivo para determinar la fórmula que se utilizarán para recetar las gafas o lentillas que ayudarán corregir la visión.

¿Percibes problemas de visión? Contacta con Área Oftalmológica Avanzada para determinar si necesitas una retinoscopía y poner remedio cuanto antes.

Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada
Resumen
Retinoscopía
Nombre del artículo
Retinoscopía
Descripción
Una retinoscopía o esquiascopía es una prueba que mide el poder refractivo del ojo. ¿Quieres saber cómo se realiza y para qué?
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Sinónimos:
esquiascopia, retinoscopio, retinoscopía
«Volver al índice de glosario
Call Now Button