Tipos de conjuntivitis

La conjuntiva es la membrana delgada y transparente que recubre la parte blanca del ojo y el área interna de los párpados. Existen tres tipos de conjuntivitis que varían según su causa: bacterias, virus y alérgenos. 

Esta enfermedad es un motivo frecuente de visita al oftalmólogo y puede presentarse en cualquier época del año. La conjuntivitis es muy común en primavera, debido al polen. En verano, es frecuente por las bacterias que hay en las piscinas y, en otoño, por los virus de la gripe y el catarro.

Tipos de conjuntivitis

La conjuntiva es la membrana delgada y transparente que recubre la parte blanca del ojo y el área interna de los párpados. Existen tres tipos de conjuntivitis que varían según su causa: bacterias, virus y alérgenos. 

Esta enfermedad es un motivo frecuente de visita al oftalmólogo y puede presentarse en cualquier época del año. La conjuntivitis es muy común en primavera, debido al polen. En verano, es frecuente por las bacterias que hay en las piscinas y, en otoño, por los virus de la gripe y el catarro. 

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva. Recordemos que la conjuntiva es el tejido transparente y fino que recubre el globo ocular y la parte interna de los párpados. 

Los distintos tipos de conjuntivitis se caracterizan por el enrojecimiento de la estructura ocular. Esto se debe a que los vasos sanguíneos de la conjuntiva se dilatan y se hacen más visibles cuando el tejido se inflama.  

Tipos de conjuntivitis que hay

Existen 3 tipos de conjuntivitis según su causa. Conozcamos cuáles son:

Conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica es aquella que ocurre cuando los ojos entran en contacto con un factor alérgeno. Casi siempre esta inflamación conjuntival está provocada por el polen, los ácaros del polvo, hongos o moho.

Cuando el organismo entra en contacto con un alérgeno, el sistema inmune reacciona de forma excesiva, aumentando la producción de anticuerpos. La liberación desmedida de la histamina es lo que causa los síntomas de la conjuntivitis alérgica.

Una vez que se controla la alergia y los niveles de histamina vuelven a la normalidad, el malestar desaparece.

tipos de conjuntivitis

La conjuntivitis alérgica provoca los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento ocular.
  • Picor en los ojos.
  • Dolor ocular.
  • Lagrimeo excesivo.
  • Inflamación de los párpados.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo.

A diferencia de los otros tipos de conjuntivitis, la alérgica casi nunca provoca secreciones oculares. Sin embargo, puede estar acompañada de otros síntomas comunes en reacciones alérgicas, tales como urticaria, rinitis y tos.

La conjuntivitis alérgica no es una enfermedad contagiosa. Este tipo de conjuntivitis puede ocurrir en cualquier época del año, aunque es más frecuente en primavera y verano. Si no se toman medidas preventivas contra el alérgeno, puede convertirse en una condición crónica.

Conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana es aquella que está causada por bacterias, como la staphylococcus aureus, streptococcus pneumoniae, haemophilus y chlamydia trachomatis.

Este tipo de conjuntivitis es altamente contagiosa y suele afectar más a niños que a adultos. En recién nacidos la conjuntivitis bacteriana puede ser causada por bacterias que estaban presentes en el canal de parto durante el nacimiento del bebé.

Casi siempre, la conjuntivitis bacteriana neonatal está provocada por los patógenos que causan la clamidia o la gonorrea. Para evitar que esto suceda, es necesario que la madre informe a su médico que tiene una infección de transmisión sexual antes de dar a luz.

La conjuntivitis bacteriana suele curarse entre 7 y 10 días, y puede provocar los siguientes síntomas:

  • Secreciones oculares amarillentas o blanquecinas.
  • Formación de costras en las pestañas.
  • Enrojecimiento ocular.
  • Dolor, irritación o ardor.
  • Ojos llorosos.
  • Picor ocular.
  • Párpados inflamados.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Sensación de tener un cuerpo extraño dentro de los ojos.

Conjuntivitis vírica

Este tipo de conjuntivitis es la más común y la que más tiempo puede tardar en curarse. Puede estar causada por diversos virus, pero está muy asociado a la gripe y al catarro.

La conjuntivitis vírica es muy contagiosa y puede propagarse fácilmente de una persona a otra. En la mayoría de casos, el contagio se da a través de las gotículas procedentes de la tos o el estornudo de una persona infectada.

La conjuntivitis viral también provoca enrojecimiento ocular, y no siempre causa secreciones oculares. Los síntomas más frecuentes son:

  • Picor en los ojos.
  • Lagrimeo excesivo.
  • Exceso de legañas en los ojos.
  • Dolor ocular.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Sensación de tener un cuerpo extraño dentro de los ojos.

A diferencia de las otras conjuntivitis, la vírica puede estar acompañada de otros síntomas comunes en enfermedades virales como: fiebre, dolor de garganta, estornudos y tos.

¿Cómo tratarlas?

Los distintos tipos de conjuntivitis se tratan a través de la administración de colirios. Estos medicamentos son ideales para atender las afecciones oculares porque actúan directamente en el área afectada. 

Conjuntivitis alérgica

Para tratar la conjuntivitis alérgica es importante conocer cuál es el factor alérgeno que desencadena esta reacción en el organismo. Es posible que el oftalmólogo recomiende al paciente asistir a un alergólogo para realizar pruebas de alergias. 

La conjuntivitis alérgica se trata con colirios que contienen antihistamínicos. Si la alergia es crónica, es probable que se recete algún medicamento de uso preventivo. 

Conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana se trata con colirios que contienen medicamentos antibióticos. Estos colirios se venden con receta médica y su contenido puede variar según la bacteria que ha provocado la enfermedad.

Conjuntivitis vírica

No siempre es necesario aplicar un tratamiento para la conjuntivitis vírica ya que suele mejorar por sí sola. Sin embargo, se recomienda aplicar colirios antiinflamatorios o analgésicos para aliviar los síntomas de esta enfermedad. 

La higiene ocular juega un papel fundamental en el tratamiento de todos los tipos de conjuntivitis. Es necesario mantener los ojos limpios para evitar que la afección empeore. Lo más aconsejable es limpiar los ojos 5 veces al día utilizando suero fisiológico. 

¿Como prevenir la conjuntivitis?

Ten en cuenta los siguientes consejos para prevenir la conjuntivitis

  • Lava tus manos de frecuentemente con jabón antibacterial. 
  • No toques ni frotes tus ojos con las manos sucias. 
  • Cuando estés en la calle desinféctate las manos frecuentemente con alcohol o toallitas antibacteriales. 
  • No prestes tus gafas o lentillas
  • No compartas ningún artículo de uso personal como almohadas, toallas, maquillaje, cosméticos, etc.
  • Mantén las ventanas de casa cerradas en días de alta polinización. 
  • Instala un filtro antipolen en tu coche. 
  • Limpia tu vivienda con aspirador para combatir la acumulación de polvo. 
  • Evita las alfombras y cortinas de tela en tu casa y/o habitación.
Resumen
Tipos de conjuntivitis
Nombre del artículo
Tipos de conjuntivitis
Descripción
Existen 3 tipos de conjuntivitis que afectan de forma distinta según el paciente o los síntomas.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

info@areaoftalmologica.com

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */