Conjuntivitis aguda

La conjuntiva es una membrana fina y transparente que recubre toda la parte anterior del globo ocular. Cuando este tejido se inflama, se produce una enfermedad muy común de los ojos, conocida como conjuntivitis.

La conjuntivitis aguda puede estar causada por virus, bacterias y alérgenos. Esta enfermedad debe ser atendida lo antes posible para calmar sus síntomas y prevenir que se convierta en una condición recurrente.

Conjuntivitis aguda

La conjuntiva es una membrana fina y transparente que recubre toda la parte anterior del globo ocular. Cuando este tejido se inflama, se produce una enfermedad muy común de los ojos, conocida como conjuntivitis.

La conjuntivitis aguda puede estar causada por virus, bacterias y alérgenos. Esta enfermedad debe ser atendida lo antes posible para calmar sus síntomas y prevenir que se convierta en una condición recurrente.

¿Qué es la conjuntivitis aguda?

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, un tejido delgado y transparente que cubre la parte blanca del globo ocular y la zona interna de los párpados. 

Cuando la conjuntiva se inflama, los vasos capilares que contiene se dilatan y se hacen más visibles. Esto provoca el síntoma más característico de esta enfermedad: ojos rojos. 

Dependiendo de la evolución de la conjuntivitis, la inflamación puede ser aguda o crónica. La conjuntivitis aguda es aquella que comienza de forma súbita y progresa rápidamente hasta desaparecer.

Por el contrario, la conjuntivitis crónica es aquella que se vuelve recurrente en el tiempo y, en la mayoría de los casos, esta inflamación es de origen alérgico. 

La conjuntivitis aguda suele manifestarse a través de los siguientes síntomas

  • Enrojecimiento ocular. 
  • Ojos llorosos. 
  • Acumulación de legañas en los párpados. 
  • Secreciones oculares amarillentas o blanquecinas. 
  • Comezón. 
  • Sensibilidad a la luz. 
  • Sensación de tener un cuerpo extraño dentro del ojo. 
  • Dolor ocular. 
  • Inflamación de los párpados. 

La conjuntivitis puede afectar a uno o a ambos ojos a la vez. A pesar de ser una condición alarmante, generalmente la inflamación aguda de la conjuntiva no provoca estragos en la salud ocular. 

Tipos

Existen varios tipos de conjuntivitis aguda según su causa: 

Conjuntivitis aguda vírica

Suele estar causada por adenovirus, una familia de virus muy similares a los que provocan los catarros. Este tipo de conjuntivitis es altamente contagiosa y puede estar acompañada de secreciones nasales y malestar de gripe

La conjuntivitis vírica se puede transmitir a través de las gotas provenientes de la tos o el estornudo de personas contagiadas. Las lentillas, toallas y almohadas también pueden ser un canal de infección.

conjuntivitis aguda

Conjuntivitis aguda bacteriana 

La conjuntivitis bacteriana puede estar causada por neumococos, estreptococos, haemophilus influenza y estafilococos. El contacto de la conjuntiva con alguna de estas bacterias desencadena una infección que debe ser tratada con antibióticos. 

La conjuntivitis bacteriana es altamente contagiosa y se puede propagar a través del contacto de los ojos con las manos sucias. La mayoría de estas conjuntivitis son de carácter agudo. 

Conjuntivitis aguda alérgica 

Esta inflamación ocurre cuando el ojo entra en contacto con algún alérgeno como el polen, polvo, hongos, arbustos, entre otros. Cuando esto sucede, el sistema inmune reacciona de forma excesiva incrementando la liberación de histamina en el organismo. 

La conjuntivitis alérgica suele ser de evolución crónica y debe tratarse con antihistamínicos. Este tipo de afección puede estar acompañada de otros síntomas alérgicos como la rinitis o la urticaria.

Diagnóstico

Para diagnosticar la conjuntivitis aguda es necesario acudir al oftalmólogo para que examine a fondo los ojos y determine el origen de la enfermedad. Además de la exploración ocular, también es recomendable y en ocasiones necesario realizar un raspado conjuntival para conocer la causa de la conjuntivitis.   

Si la conjuntivitis es alérgica y se desconoce su causa, es importante acudir al alergólogo quién, mediante la realización de pruebas de alergia, podrá ayudarnos a dilucidar el origen. El tratamiento para las alergias puede variar según su causa y usualmente es de carácter preventivo.

conjuntivitis aguda virica

Tratamiento de la conjuntivitis aguda

El tratamiento de la conjuntivitis aguda debe pautarlo un oftalmólogo y puede variar según la causa de la enfermedad. 

La conjuntivitis aguda puede tratarse de la siguiente forma

  • La conjuntivitis aguda bacteriana se trata con colirios antibióticos que ayudan a combatir las bacterias. Estos colirios se venden con receta médica. 
  • La conjuntivitis alérgica se trata con lágrimas artificiales y colirios antihistamínicos. Es posible que algunos pacientes deban tomar medicamentos antialérgicos orales para prevenir la conjuntivitis alérgica crónica. 
  • La conjuntivitis vírica suele curarse por sí sola con el paso de los días y sin necesidad de tratamiento. Algunas veces se recetan analgésicos de venta libre para calmar los síntomas. 

Durante la conjuntivitis aguda es muy importante mantener los ojos limpios y evitar la acumulación de secreciones, legañas y costras en las pestañas. Recomiendamos limpiar los ojos con suero fisiológico cinco veces al día. 

Si la conjuntivitis causa mucho picor y dolor se puede aplicar compresas frías en los ojos para calmar estos síntomas. Asimismo, es importante no frotarse los ojos ni rascarse para prevenir que la condición empeore. 

El uso de lentillas o lentes de contacto no es recomendable durante la conjuntivitis aguda. Una vez que la inflamación ha cesado, se recomienda comprar un nuevo par de lentillas y desechar el anterior. De esta forma se evita que la conjuntivitis aguda se convierta en una infección recurrente. 

Resumen
Conjuntivitis aguda: qué es, tipos y tratamiento
Nombre del artículo
Conjuntivitis aguda: qué es, tipos y tratamiento
Descripción
La conjuntivitis aguda puede ser causada por virus, bacterias y alérgenos. Esta enfermedad debe ser atendida lo antes posible para calmar sus síntomas y prevenir que se convierta en una condición recurrente.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */