Con el paso de los años, cuando superamos la barrera de los 40, empiezan a hacerse evidentes los problemas de envejecimiento del cristalino. Este hecho, conocido como presbicia, acarrea una mayor complicación para enfocar objetos cercanos.

La dificultad para ver de cerca o presbicia se puede corregir a través del uso de gafas y lentillas. Sin embargo, la monovisión se ha consolidado como el mejor tratamiento para corregir la vista cansada y descartar definitivamente el uso de gafas.

En Área Oftalmológica Avanzada somos pioneros en monovisión de toda España, y queremos explicarte en qué consiste el tratamiento y cuándo se recomienda. 

¿En qué consiste el tratamiento de monovisión?

monovisión

La monovisión es el tratamiento para la presbicia que corrige la visión para que un ojo vea de lejos y el otro de cerca.

Dado que casi todas las personas tenemos un ojo dominante sobre el otro, a través de la monovisión, corregimos la visión de ese ojo dominante para ver a larga distancia, mientras que el otro se deja intencionalmente miope para que pueda ver mejor de cerca. 

La monovisión favorece que ambos ojos sigan funcionando y que la persona pueda ver correctamente a larga y corta distancia, combatiendo el problema de la presbicia.

Aunque muchas personas consideran que puede ser complicado acostumbrarse a la monovisión, la mayoría se adapta sin problema. Incluso aseguran, con el tiempo, no reconocer cuál es el ojo dominante y cuál el miope. 

¿Cómo es la operación de monovisión?

Antes de someterse al tratamiento de monovisión para la presbicia, es importante realizar al paciente una serie de pruebas para comprobar que su cerebro se adaptará de forma correcta al procedimiento.

Entre todas estas pruebas destaca el uso de gafas y lentillas, ya que imitan el resultado de la monovisión y así podemos determinar si el paciente es un buen candidato a esta cirugía. 

Ahora bien, ¿en qué consiste la operación de monovisión? Se trata de un procedimiento que puede ser llevado a cabo con distintas técnicas, pero que, generalmente, contempla el uso de tecnología láser para corregir el ojo dominante que será responsable de la visión de lejos.

El otro ojo se deja ligeramente miope de forma intencional para que la persona lo utilice para ver de cerca. 

Para realizar la monovisión, se emplea la técnica FemtoLASIK, (técnica LASIK combinada con láser femtosegundo). Una de las ventajas del FemtoLASIK es que conseguimos ofrecer un resultado mucho más preciso y una recuperación más rápida.

Al cabo de pocos días, el paciente podrá ver perfectamente de lejos y de cerca.  

¿En qué casos se recomienda?

El tratamiento de monovisión para la presbicia se recomienda a pacientes que hacen mayor uso de la visión cercana en su día a día, ya sea por sus actividades rutinarias o laborales.

Este tratamiento es muy recomendado para las personas miopes, con baja graduación, y presbicia que no desean usar gafas. 

La monovisión es una alternativa que no se recomienda a personas cuyo trabajo requiere de una excelente agudeza visual de lejos, como es el caso de golfistas profesionales. En estas situaciones, lo ideal es consultar con el oftalmólogo sobre otras opciones para tratar la presbicia, como las lentes intraoculares. 

En Área Oftalmológica Avanzada, nuestros especialistas revisarán tu salud ocular para ofrecerte el mejor tratamiento. Pide cita ahora y evita poner en riesgo tu visión, ¡estamos encantados de ayudarte!

Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada
Resumen
Monovisión
Nombre del artículo
Monovisión
Descripción
Descubre qué es la monovisión, en qué consiste y cuándo se recomienda.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
«Volver al índice de glosario
/* Estilos para menú plegable móvil Divi *//* JS para menú plegable móvil Divi */