La conjuntiva es una membrana transparente y muy delgada que recubre toda la parte blanca del ojo y la zona interna de los párpados. La conjuntiva tiene muchos capilares sanguíneos y, si uno de estos se rompe, se puede producir una hemorragia subconjuntival. 

La hemorragia subconjuntival, a pesar de ser muy alarmante, es una condición que no provoca daños en la estructura ocular. La sangre que queda atrapada en la conjuntiva suele desaparecer por sí sola en dos semanas aproximadamente. 

En Área Oftalmológica Avanzada explicamos qué es una hemorragia subconjuntival y cómo tratarla. 

hemorragia subconjuntival

¿Qué es la hiposfagma?

Cuando se rompe uno de los vasos sanguíneos de la conjuntiva el tejido se llena de sangre y se produce una hemorragia subconjuntival. Debido a que la conjuntiva no puede reabsorber la sangre de forma rápida, el fluido se concentra y la parte blanca del ojo luce de color rojo brillante. 

La hemorragia subconjuntival puede presentarse sin que hayan daños en la estructura ocular. Y es que un vaso sanguíneo puede romperse fácilmente durante un ataque de tos o un estornudo. 

Causas del derrame en el ojo

La hemorragia subconjuntival puede suceder sin necesidad de que haya algún problema en el ojo. Por lo general, las causas más comunes de esta hemorragia son las siguientes:

  • Aumentos bruscos de la presión sanguínea. 
  • Consumir medicamentos anticoagulantes.
  • Frotarse los ojos. 
  • Infección viral. 
  • Vómitos.
  • Estornudos o ataques de tos.
  • Lesiones oculares
  • Algunas cirugías de los ojos.

Algunas personas tienen mayor riesgo de sufrir una hemorragia en la conjuntiva debido a los siguientes factores: 

  • Diabetes mellitus
  • Hipertensión arterial.
  • Consumo de medicamentos anticoagulantes.
  • Trastornos de la coagulación de la sangre. 

Síntomas

La hemorragia subconjuntival suele ser una condición asintomática. De hecho, muchas personas se dan cuenta de que tienen un derrame en el ojo cuando se ven en el espejo. 

El principal síntoma de esta condición es un parche rojo brillante de sangre en la parte blanca del ojo. Esto ocurre porque la sangre se concentra en la conjuntiva y se reabsorbe lentamente. 

La hemorragia subconjuntival es indolora, no provoca problemas en la visión, no causa secreción y no es peligrosa para la estructura ocular. En la mayoría de los casos, desaparece por sí sola al cabo de dos semanas. 

¿Cómo prevenir los derrames en el ojo?

Es importante identificar la causa de la hemorragia subconjuntival para evitar otros derrames. Cuando la hemorragia subconjuntival está causada por un medicamento, es importante acudir al médico para consultar qué medidas se pueden tomar para prevenir nuevos sangramientos. 

También es aconsejable evitar frotarse los ojos de forma brusca para prevenir una hemorragia subconjuntival. Recuerda tocar tus ojos lo menos posible y, en caso de hacerlo, siempre con las manos limpias y de forma muy cuidadosa.

En caso de que te encuentres con algún derrame subconjuntival, Área Oftalmológica Avanzada es tu sitio. Ponte en contacto con nosotros y visítate con los mejores expertos para tratar este tipo de patologías. Pide cita y te atenderemos de la mejor manera. ¡Te esperamos!

Resumen
Hemorragia Subconjuntival
Nombre del artículo
Hemorragia Subconjuntival
Descripción
Cuando se rompe uno de los vasos sanguíneos de la conjuntiva el tejido se llena de sangre y se produce una hemorragia subconjuntival.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Sinónimos:
Derrame ocular, Hiposfagma
«Volver al índice de glosario

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */