Conjuntivitis folicular

La conjuntivitis folicular es un tipo de conjuntivitis que ocurre debido a la presencia de folículos linfoides en la conjuntiva. Esta afección suele ser bastante molesta para el paciente y el tratamiento es muy similar al que se emplea para atender otros tipos de conjuntivitis.

La conjuntivitis es la inflamación del tejido que recubre la parte blanca del ojo y el interior de los párpados, mejor conocido como la conjuntiva. Existen distintos tipos de conjuntivitis que pueden estar causados por alergia, bacterias o virus. Exceso de lágrima y comezón en los ojos son los primeros síntomas de esta condición y es una de las patologías más comunes de la oftalmología.

Conjuntivitis folicular

La conjuntivitis folicular es un tipo de conjuntivitis que ocurre debido a la presencia de folículos linfoides en la conjuntiva. Esta afección suele ser bastante molesta para el paciente y el tratamiento es muy similar al que se emplea para atender otros tipos de conjuntivitis.

La conjuntivitis es la inflamación del tejido que recubre la parte blanca del ojo y el interior de los párpados, mejor conocido como la conjuntiva. Existen distintos tipos de conjuntivitis que pueden estar causados por alergia, bacterias o virus. Exceso de lágrima y comezón en los ojos son los primeros síntomas de esta condición y es una de las patologías más comunes de la oftalmología.

¿Qué es la foliculitis en el ojo?

La definición de foliculitis en el ojo es muy simple: se trata de la presencia de pequeñas estructuras redondas, traslúcidas y rodeadas de un entramado vascular en la conjuntiva del ojo y los párpados. La presencia de estos folículos en los ojos es considerada la causa de la conjuntivitis folicular.

¿Por qué hay folículos en los ojos? La formación de estas pelotitas de entre 0,2 y 2 milímetros de diámetro se debe comúnmente a agresiones que ha sufrido el tejido ocular debido a una infección, irritación, alergia o lesión en la estructura del ojo.

Muchas personas pueden llegar a confundir los folículos con las papilas. Estas últimas se pueden diferenciar fácilmente de los folículos porque su tamaño es más grande, poseen un eje vascular y pueden tener un aspecto adoquinado que es muy común en la conjuntivitis alérgica típica de la primavera.  

Causas de la conjuntivitis folicular

Cuando hablamos de conjuntivitis folicular es común que el paciente se pregunte por qué se han formado esos folículos en sus ojos y qué debe hacer para eliminarlos para siempre.

Se cree que la formación de estos folículos linfoides está causado por la estimulación excesiva o por estar expuesto durante mucho tiempo a algún factor inflamatorio.

Muchas veces las personas están en contacto con alguna sustancia irritante de forma inconsciente, por ejemplo, químicos presentes en el medio ambiental.

También puede presentarse una conjuntivitis folicular como consecuencia de una conjuntivitis viral crónica que no ha sido atendida correctamente. Cuando esto ocurre es normal que la persona presente fotofobia, hemorragias, quemosis y adenopatía que puede aparecer en un solo párpado y extenderse a otro con el paso de los días.

La conjuntivitis folicular suele ser más común en personas jóvenes entorno a los 10 años de edad, pues estos son más propensos a sufrir infecciones oculares, sobre todo si residen en un país con condiciones sanitarias precarias.

Podemos concluir que la conjuntivitis folicular está causada por cualquier estímulo constante o agente externo que irrite o infecte el ojo y termine causando la formación de folículos en la conjuntiva.

¡Atención! El contagio con el virus Chlamydia trachomatis es considerada una de las principales causas de ceguera en el mundo y su forma de afectar la estructura ocular comienza con una conjuntivitis folicular. Así que ante el primer síntoma no dude en contactar con un especialista.

Síntomas más comunes

Los síntomas de la conjuntivitis folicular no difieren mucho de los demás tipos de conjuntivitis. Estos son los algunos de los primeros indicios:

  • Engrosamiento de la conjuntiva, el tejido transparente que recubre el ojo y los párpados.
  • Secreción que puede presentarse de distintas formas: lagrimeo con secreción blanquecina, hilos blancos, secreción amarilla y verdosa, secreción muy pegajosa.
  • Presencia de folículos en la conjuntiva, de forma redonda y de entre 0,2 y 2 milímetros de diámetro.
  • Ojos rojos.
  • Picor, escozor y sensación de ardor.
  • Párpados hinchados.
  • Sensibilidad a la luz o fotofobia.
  • En algunos casos se presentan hemorragias subconjuntivales.
conjuntivitis folicular

¿Cuánto dura la conjuntivitis folicular?

En la mayoría de los casos, la conjuntivitis folicular puede durar entre una y dos semanas, pero puede ser mucho más. La clave para que esta enfermedad ocular es que no afecte durante mucho tiempo a la persona y, para ello, es vital importante acudir inmediatamente al oftalmólogo cuando se empiecen a manifestar los primero síntomas.

Tratar a tiempo cualquier tipo de conjuntivitis es principal para que las bacterias, infecciones o virus no afecten de forma crónica a la estructura ocular y se disipen a otras partes del ojo.

Por lo tanto, si presentas síntomas de conjuntivitis no dudes en pedir cita urgente con tu oftalmólogo

¿Es contagiosa la conjuntivitis folicular?

Tanto la conjuntivitis folicular como los demás tipos de esta afección pueden estar causados por infecciones, bacterias y demás patógenos que pueden contagiarse fácilmente a otra persona a través del contacto directo.

Por esta razón los oftalmólogos siempre resaltan la importancia de no tocar ni frotar los ojos con las manos sucias, pues no sabemos qué microorganismos estamos llevando hasta ellos sin darnos cuenta.

No prestar los cosméticos, lavar correctamente las gafas y lentillas y usar jabón antibacteriano para lavar las manos son algunas de las recomendaciones para evitar el contagio con conjuntivitis.

conjuntivitis folicular causas y sintomas

Qué tratamiento seguir

Como mencionamos al principio, el tratamiento de la conjuntivitis folicular es muy similar al de los demás tipos de conjuntivitis. Lo primordial es acudir al oftalmólogo y seguir al pie de la letra todas sus indicaciones.

Para tratar la conjuntivitis folicular el experto en salud ocular puede indicar el consumo de medicamentos con corticoides que ayuden a mitigar las molestias como el ardor, la irritación y la comezón.

Dependiendo de la gravedad de la conjuntivitis se puede optar por la supresión de los folículos a través de una intervención quirúrgica que permite realizar un leve raspado de la conjuntiva con gasas estériles. Esta alternativa de tratamiento es mucho más invasiva y no se considera una necesidad, pues la conjuntivitis folicular puede responder correctamente al tratamiento convencional.

Para curar la conjuntivitis folicular es imprescindible:

  • Tomar puntualmente los medicamentos que haya recetado el médico, ya sean antibióticos para la infección, antihistamínicos para la alergia, o calmantes para las molestias.
  • No compartir prendas de vestir, toallas, gafas ni cosméticos.
  • Lavarse bien los ojos con agua destilada.
  • Usar lágrimas artificiales si el médico así lo ha indicado. No confundir con el suero fisiológico, ya que sus usos son distintos.
  • Evitar exponer los ojos al sol, al viento, al aire acondicionado o a la calefacción.
  • No colocar sobres de manzanilla sobre los ojos, ya que pueden empeorar el pegote y la secreción.

El tratamiento de la conjuntivitis folicular puede variar según cada caso y cada persona.

Resumen
¿Qué es la conjuntivitis folicular?
Nombre del artículo
¿Qué es la conjuntivitis folicular?
Descripción
Te contamos qué es la conjuntivitis folicular, cuáles son sus causas, síntomas y tratamiento a seguir.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
/* Estilos para menú plegable móvil Divi *//* JS para menú plegable móvil Divi */