En la actualidad, en oftalmología disponemos de ayudas ópticas para baja visión que mejoran la calidad de vida de los pacientes que sufren una limitación visual. En función de las necesidades específicas de cada persona, disponemos de un abanico de opciones que facilitan la realización de actividades cotidianas que requieren ver objetos a una distancia cercana, intermedia o lejana.

En Área Oftalmológica Avanzada te explicamos en qué consisten las ayudas visuales para baja visión, y de qué opciones disponemos.

ayudas baja vision

¿Qué son las ayudas para personas con baja visión?

Se trata de un conjunto de técnicas enfocadas a pacientes con baja visión cuyo objetivo principal es que puedan desarrollar, en mejores condiciones, las actividades cotidianas a través de ejercicios visuales y/o del empleo de ayudas visuales como sistemas ópticos específicos.

Las ayudas se producen por medio de la técnica de magnificación y minificación, la cual se mide a través del máximo nivel de agudeza visual conseguido necesario para desempeñar una determinada tarea.

¿Quiénes pueden realizar ayudas visuales?

El profesional más indicado para realizar ayudas visuales es el experto en baja visión, el cual puede apoyarse en los tratamientos propios de la unidad de terapia visual.

Para garantizar el éxito de dichas ayudas es preciso que durante este proceso se haga un control oftalmológico para garantizar la salud visual del paciente.

En un entorno ideal, donde el paciente puede recibir con garantías las ayudas visuales para baja visión, es acudir a un centro oftalmológico de reconocido prestigio donde cuenten con una unidad de baja visión y terapia visual.

Tipos de ayudas visuales

Existen distintos tipos de ayudas ópticas que se pueden aplicar en función de las necesidades de cada paciente. Entre los diferentes recursos para tratar la baja visión encontramos, pero no únicamente se ciñen a:

Telescopio

Se utiliza para agrandar el tamaño de aquellos objetos que se encuentran a una distancia lejana. El telescopio puede ser manual o bien ir montado sobre unas gafas, en cuyo caso hablamos de gafas prismáticas.

El telescopio puede ser monocular, si se utiliza solo en un ojo, o binocular si es en los dos ojos. Si el telescopio va montado sobre gafas resulta especialmente útil para actividades estáticas como ver la televisión mientras que los telescopios manuales resultan más útiles para actividades dinámicas como ver un escaparate de lejos. Hay que tener en cuenta que no se puede utilizar en movimiento.

Microscopios

Se trata de lentes convergentes o positivas de alta potencia, normalmente lentes asféricas, que se montan sobre gafas para un uso habitual o mediante clip para un uso ocasional y están especialmente indicada a pacientes que necesitan mejorar su visión cercana.. De este modo se facilitan aquellas tareas que requieren una visión cercana, si bien tienen la desventaja de necesitar una distancia muy corta para funcionar correctamente.

ayudas opticas para baja vision

Lupas

La lupa óptica incrementa el tamaño de los objetos, permitiendo distancias cortas de trabajo de forma puntual. Existen distintos tipos de lupas: enfocables, manuales, fijas con soporte, lupas para gafas, de bolsillo, etc. La principal limitación de las lupas es que a medida que aumenta su potencia, disminuye el campo de visión.

Telemicroscopios

A través del telemicroscopio se amplía el tamaño de la imagen retiniana de objetos que se encuentran a poca distancia, sin necesitar acomodación para ello. Mediante este sistema potenciamos las tareas a media y larga distancia.

Los pros y los contras de esta técnica son los mismos que en el telescopio al que se coloca la lente de aproximación, con la única salvedad de que la distancia de trabajo varía: en este caso, esta se reduce según aumenta la potencia en la lente de aproximación.

Sistemas electrónicos

Los sistemas electrónicos están integrados por un magnificador digital electrónico que actúa como un escáner, aumentando la imagen hasta 28 veces. Es una tecnología muy versátil ya que consigue distintos juegos de contrastes, resoluciones y tonos.

Filtros terapéuticos

Evitan el deslumbramiento, adaptan a la luz y aumentan el contraste a través de la absorción de determinadas longitudes de onda luminosas. Consiguen también una mejoría de la agudeza visual AV. Cabe destacar sus coloraciones, que pueden hacer que llamen un tanto la atención.

De la gama de filtros terapéuticos que existen en la actualidad, destacan dos:

Filtros polarizados

Disminuyen en mayor medida el deslumbramiento al modificar la dirección de onda de luz de manera selectiva.

Filtros fotocromáticos

Estos filtros reaccionan en función del nivel de luz solar al que estén expuestos. Son útiles en pacientes con problemas para adaptarse a las variaciones en el grado de iluminación.

Consejos prácticos para pacientes con baja visión

Al margen de las ayudas para la baja visión, el paciente afectado por este problema puede realizar una serie de prácticas para mejorar sus tareas diarias:

  • Disminuir los destellos tanto en interiores como en exteriores. Es importante graduar las luces en el interior, para que no produzcan destellos. Fuera de nuestra residencia se debe proteger la visión mediante el uso de sombreros grandes o gafas con montura envolvente.
  • Dar más iluminación a la vivienda, sustituyendo los puntos de luz por otros más luminosos y añadiendo más focos lumínicos por la casa.
  • Utilizar rotuladores, lápices y bolígrafos con fieltro de punta gruesa a la hora de hacer anotaciones o escribir la lista de la compra.
  • Aumentar los contrastes en nuestra vivienda, por ejemplo poniendo platos blancos sobre un mantel oscuro.

Además, te mostramos con un ejemplo algunos consejos de la Sociedad Americana de Oftalmología, que son fundamentales para mejorar la calidad de vida del paciente:

  • Análisis de la baja visión realizado por un oftalmólogo y un optómetra.
  • Prescripción de los dispositivos a utilizar en cada caso.

En Área Oftalmológica Avanzada somos expertos en ayudas visuales para la visión baja. Si padeces problemas de este tipo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, ¡te atenderemos encantados!

Resumen
Ayudas visuales para baja visión. Conoce qué son y para qué sirven
Nombre del artículo
Ayudas visuales para baja visión. Conoce qué son y para qué sirven
Descripción
Las ayudas se producen por medio de la técnica de magnificación y minificación, la cual se mide a través del máximo nivel de agudeza visual conseguido y el objetivo necesario para desempeñar una determinada tarea.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Abrir chat