Edema macular

La mácula es una pequeña mancha amarilla que se encuentra en el centro de la retina y es responsable de la visión central y de la apreciación de los detalles.

La acumulación anormal de líquido dentro de la mácula puede producir un edema macular, condición que se puede reconocer por causar visión borrosa o distorsionada.

El edema macular es una complicación muy frecuente en los pacientes diabéticos, ya que en la mayoría de los casos se produce como consecuencia de una retinopatía diabética. Tratar a tiempo esta afección es sumamente importante para prevenir daños irreversibles en la visión.

Edema macular

La mácula es una pequeña mancha amarilla que se encuentra en el centro de la retina y es responsable de la visión central y de la apreciación de los detalles.

La acumulación anormal de líquido dentro de la mácula puede producir un edema macular, condición que se puede reconocer por causar visión borrosa o distorsionada.

El edema macular es una complicación muy frecuente en los pacientes diabéticos, ya que en la mayoría de los casos se produce como consecuencia de una retinopatía diabética. Tratar a tiempo esta afección es sumamente importante para prevenir daños irreversibles en la visión.

Qué es un edema macular

La retina es el tejido sobre el cual se proyecta la luz que posteriormente viaja al cerebro mediante el nervio óptico como impulso nervioso para ser transformado en imagen.

La parte más importante de la retina es la mácula, una estructura muy pequeña que se encarga de la visión central y de la percepción de los detalles en las imágenes.

La retina está formada por varias capas de células y vasos sanguíneos. El escape de fluido de los capilares retinianos produce una acumulación excesiva de líquido en la mácula que inflama y engruesa dicha parte de la retina.

A esta condición se le conoce con el nombre de edema macular.

El edema macular causa un daño progresivo de las células fotorreceptoras de la retina que son las responsables de que disfrutemos de una visión correcta, por lo tanto, se considera una afección que pone en riesgo la vista del paciente.

Afortunadamente, el edema macular es curable y si se trata a tiempo y de forma adecuada se pueden prevenir defectos irreversibles en la visión del paciente.

Síntomas del edema macular

El edema macular causa pocos síntomas, de hecho, en la mayoría de los casos es indoloro. A medida que la degeneración celular va avanzando, el paciente puede comenzar a notar pérdida de la agudeza visual, visión borrosa, percepción de imágenes con falta de color y distorsión de los objetos o dificultad para apreciarlos con detalle. 

La progresión del edema macular es lenta, a menos que sea causado por una oclusión venosa de la retina. En cualquier caso, lo más importante es que cuando el paciente presente síntomas de degeneración celular en la retina acuda al oftalmólogo puesto que es posible tratar el edema macular para prevenir la pérdida irreversible de visión. 

Es importante acudir de inmediato al oftalmólogo siempre que se empiece a notar dificultad para reconocer rostros e imposibilidad para ejecutar tareas que requieren precisión visual como, conducir, leer, coser o escribir. 

edema macular

Causas que lo provocan

La principal causa del edema macular es la rotura de los vasos sanguíneos, que provoca un derrame y la acumulación de fluido dentro de la mácula.

Existen enfermedades, no necesariamente oftalmológicas, que pueden causar un daño degenerativo en los capilares y dañar los vasos sanguíneos.

Retinopatía diabética

Entre las causas del edema macular resalta la retinopatía diabética.

Esta enfermedad afecta a las personas con diabetes y consiste en el deterioro progresivo de los capilares de la retina debido a los altos niveles de glucemia en sangre de forma frecuente.

Las personas con una diabetes controlada y hábitos alimenticios saludables tienen menor riesgo de desarrollar retinopatía diabética y causar un edema macular diabético.

Oclusión venosa

La segunda enfermedad retiniana que puede causar edema macular es la oclusión venosa. Esta condición se define como la dilatación de las venas de la retina que puede estar acompañada de hemorragias, isquemia retiniana y edema macular. 

El glaucoma de ángulo abierto, la diabetes y la hipertensión pueden causar oclusión venosa. 

Cirugía de cataratas

El edema macular es uno de los riesgos que se puede presentar durante el postoperatorio de la cirugía de cataratas, conocido como edema macular quístico. Muchas veces el oftalmólogo puede encontrarse con patologías retinianas que no pudieron ser vistas correctamente antes de la cirugía de cataratas debido a la opacidad ocular.

Afortunadamente, el edema macular después de una cirugía de cataratas se puede corregir sin ningún tipo de complicación después de una cirugía de cataratas.

edema macular oct

Clasificación del edema macular

Pese a que existen diversos criterios para clasificar el edema macular, se suele utilizar la clasificación oftalmoscópica, la angiográfica y la tomográfica.

Oftalmoscópica

Oftalmoscópicamente distinguimos dos situaciones:

  • Edema macular clínicamente no significativo (EMCNS).
  • Edema macular clínicamente significativo (EMCS).

Se considera que existe EMCS cuando se cumple al menos uno de los tres siguientes criterios (Figura 1):

  • Engrosamiento retiniano dentro de 500 micras de la fóvea.
  • Exudados duros dentro de las 500 micras del centro si se asocia un engrosamiento macular adyacente.
  • Una zona de engrosamiento retiniano del tamaño de al menos un área de la papila óptica, parte de la cual está a menos de un diámetro papilar del centro de la mácula.

edema macular

Figura 1. Edema Macular con presencia de los tres factores requeridos en el EMCS

Angiográfica

La angiografía nos ayuda como guía terapéutica pero no es un dato clave para la clasificación del edema macular. La angiografía identifica las áreas vasculares que pierden colorante así como las áreas de no perfusión. Su realización estaría indicada en los edemas maculares que persisten 3 o 4 meses después de realizar el láser.

Según la angiografía podemos distinguir los siguientes tipos de edema macular:

  • Edema macular Focal
  • Edema macular Multifocal
  • Edema macular Cistoide (Figura 2)
  • Edema macular Difuso (Figura 3)
  • Edema macular Isquémico (Figura 4)

Edema Macular Cistoide

Figura 2. Edema Macular Cistoide (Angiografía Fluoresceínica)

Edema Macular Difuso

Figura 3. Edema Macular Difuso (Angiografía Fluoresceínica)

Maculopatía Isquémica Diabética

Figura 4. Maculopatía Isquémica Diabética (Angiografía Fluoresceínica)

Tomográfica

Quizás la tomografía de coherencia óptica retiniana (OCT), sea la prueba que ofrece más datos para entender mejor la situación de cada paciente y establecer una clasificación que nos sea útil para decidir el tratamiento. Con el OCT se describen tres tipos de edema macular diabético:

  • Engrosamiento tipo espongiforme
  • Edema quístico (Figura 5)
  • Desprendimiento seroso del neuroepitelio

edema macular quistico

Figura 5. Edema Macular Quístico

Mediante microscopía electrónica se ha demostrado que el 44 % de los ojos con desprendimiento de vítreo posterior (DVP) presentan restos de cortex vítreo adherido a la retina. La asociación de DVP con engrosamiento del cortex posterior desempeña un papel preponderante en el desarrollo del edema macular.

Tratamiento del edema macular

Existen distintos tratamientos para corregir el edema macular que dependen del estado de salud del paciente y la causa del edema. En los casos de edema macular leve, el oftalmólogo suele recetar colirios que ayuden a desinflamar la mácula.

En casos más avanzados, se puede optar por inyecciones intravítreas que actúan directamente en la mácula y ayudan a combatir la inflamación del tejido.

En la actualidad este es el tratamiento más innovador y efectivo para corregir de forma rápida un edema macular. 

Si el diagnóstico del edema macular ha sido tardío y el paciente presenta algún rango de pérdida de visión, es probable que el médico recete sesiones de terapia ocular junto con corticoides para tratar de recuperar, en la medida de lo posible, la visión perdida.

El edema macular es curable y la clave está en obtener un diagnóstico precoz.

Resumen
Edema macular, qué es, síntomas, causas y tratamiento
Nombre del artículo
Edema macular, qué es, síntomas, causas y tratamiento
Descripción
Te contamos qué es un edema macular, sus síntomas, por qué es causado y cómo se trata para recuperar la visión.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Nuestras Mutuas

Dr. Carlos Vergés

Equipo médico

Fundación

Gerencia

Información de contacto

EDIFI JARDI, Gran Via de Carles III, 71, PLANTA 0, 08028 Barcelona

93 551 33 00

WhatsApp: 640 550 238

info@areaoftalmologica.com

Síguenos

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */