Seleccionar página

Lagoftalmos o la imposibilidad de cerrar bien los párpados 

lagoftalmos

El lagoftalmos es una condición que se caracteriza por la imposibilidad que tiene la persona para cerrar correctamente los párpados.

Cuando esto ocurre, queda un espacio entre el párpado superior y el inferior que expone la estructura ocular a los medios externos y puede llegar a causar importantes problemas de salud, como sequedad ocular

La causa más frecuente por la que se produce una lagoftalmia es la parálisis facial, que debilita los músculos de los párpados impidiendo el cierre total de los mismos.

En Área Oftalmológica Avanzada explicamos a continuación, qué es el lagoftalmos y qué consecuencias puede tener en la salud ocular. 

¿Qué es el lagoftalmos?

Se conoce como lagoftalmos, o lagoftalmia, a la imposibilidad de cerrar completamente los ojos, lo que hace que dejemos un espacio entre el párpado inferior y el superior que deja expuesta la estructura ocular. 

Cuando una persona sufre de lagoftalmos puede ver afectada su salud ocular por consecuencia del exceso de exposición al aire, lo cual suele desencadenar un ojo seco severo.

Ante la imposibilidad de cerrar bien los párpados resulta importante acudir al oftalmólogo cuanto antes para averiguar el origen de la lesión lo antes posible y prevenir enfermedades oculares derivadas de esta condición. 

Tipos de lagoftalmia

El lagoftalmos se puede clasificar en dos tipos según su causa: 

  • Lagoftalmos paralítico o nervioso: ocurre como consecuencia de un problema con el nervio facial que se encarga de transmitir la información nerviosa al músculo orbicular, que es el responsable de controlar los movimientos de los párpados. Cuando el nervio facial está afectado, el músculo orbicular no puede cerrar completamente los párpados. 
  • Lagoftalmos mecánico: este tipo de lagoftalmos es el que ocurre cuando el músculo orbital funciona perfectamente, pero existe un factor externo que impide el cierre de los párpados. 

Causas que lo provocan

Las causas más frecuentes por las que se produce un lagoftalmos son la parálisis facial, enfermedades cerebro-vascular o algunos tipos de  tumores.

Dichas enfermedades suelen afectar el funcionamiento del nervio facial, razón por las que se asocian con el lagoftalmos nervioso o paralítico. 

El lagoftalmos mecánico está asociado a factores externos que pueden impedir el cierre completo de los párpados. En estos casos, la lagoftalmia se asocia a cicatrices en los párpados o en la conjuntiva, retracción palpebral, exoftalmos, entropión o ectropión o laxitud palpebral. 

Muy pocas veces puede ocurrir que el lagoftalmos sea el efecto colateral de una blefaroplastia o cirugía de párpados

Lagoftalmos nocturno, ¿a qué se debe?

En ocasiones, la imposibilidad de cerrar bien los párpados ocurre solamente durante las horas de sueño, a esta condición se le conoce con el nombre de lagoftalmos nocturno.

Las causas de dormir con los ojos abiertos también puede ser causa de afecciones del tipo mecánicas o nerviosas, razón por la que el lagoftalmos nocturno se asocia a parálisis facial, tumores, enfermedad cerebro-vascular, cicatrices, ectropión, exoftalmos, etc. 

Síntomas principales

El espacio que queda entre los párpados de una persona con lagoftalmos puede causar importantes molestias en la estructura ocular derivadas del exceso de aire que entra al ojo, evapora la lágrima y causa sequedad ocular.

Conozcamos a continuación los principales síntomas del lagoftalmos: 

lagoftalmia

Consecuencias del lagoftalmos

El lagoftalmos puede producir consecuencias negativas en la salud ocular debido a la exposición constante al aire que tiene el ojo y la falta de protección de agentes externos como el polvo.

Tener lagoftalmos puede provocar:

  • Lubricación deficiente del ojo que puede causar irritación y dolor al pestañear.
  • Sequedad ocular que puede causar lagrimeo excesivo, irritación, visión borrosa, ojos llorosos y dolor de ojos.
  • Penetración de agentes externos como el polvo a la estructura ocular que pueden causar infecciones o inflamaciones. 
  • Inflamación de la córnea, mejor conocida como queratitis por lagoftalmos. 

Tratamiento a seguir

El tratamiento del lagoftalmos depende de la causa del mismo y de los síntomas que esté provocando al paciente. Cuando el lagoftalmos es de grado leve, el médico suele recomendar una terapia lubricante para prevenir la sequedad ocular.

Cuando el lagoftalmos es más severo, se puede evaluar la necesidad de recurrir al tratamiento quirúrgico para el lagoftalmos. 

Lubricantes

La terapia lubricante para tratar el lagoftalmos consiste en que la persona aplique lágrimas artificiales y pomadas durante el día o geles durante la noche.

El objetivo de esta terapia es mitigar los síntomas del lagoftalmos y prevenir la sequedad ocular. También es posible que el oftalmólogo recomiende al paciente el uso de gafas para la humedad o parches especiales durante el sueño. 

Si caemos en un cuadro más severo, podremos aplicar los tratamientos específicos para ojo seco como es la terapia con radiofrecuencia, el uso de luz pulsada como ThermaEye o la instilación de gotas realizadas con la propia sangre del paciente.

Cirugía

El tratamiento quirúrgico para el lagoftalmos consiste en implantar un pequeño peso de oro para ayudar a que el párpado superior pueda cerrarse correctamente. Otra opción de cirugía para el lagoftalmos consiste en mejorar la tensión del párpado inferior mediante su anclaje al hueso lateral. 

El tratamiento quirúrgico se realiza cuando han pasado varios meses después de haber diagnosticado el lagoftalmos y no se ha producido una mejora considerable.

El grado de exposición de la estructura ocular, los síntomas de la persona y el estado del músculo orbicular son factores determinantes para la elección del tratamiento del lagoftalmos.  

En Área Oftalmológica Avanzada somos expertos en el cuidado de la salud ocular. Contáctanos si necesitas más información acerca del lagoftalmos o si deseas solicitar una cita con alguno de nuestros especialistas. ¡Te esperamos!

Resumen
Lagoftalmos o la imposibilidad de cerrar bien los párpados 
Nombre del artículo
Lagoftalmos o la imposibilidad de cerrar bien los párpados 
Descripción
El lagoftalmos es una condición que se caracteriza por la imposibilidad de cerrar los párpados. Te contamos sus causas y tratamiento.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/* Estilos para menú plegable móvil Divi *//* JS para menú plegable móvil Divi */