Blefaroespasmo

El blefaroespasmo es el cierre involuntario, espasmódico y repetitivo de los párpados. Esta distonía se produce debido a la contracción del músculo orbicular. Las personas que lo padecen sienten temblores oculares involuntarios.

Existen tres tipos de blefaroespasmos: contracciones nerviosas o tics, blefaroespasmo esencial y espasmo hemifacial.

Blefaroespasmo

El blefaroespasmo es el cierre involuntario, espasmódico y repetitivo de los párpados. Esta distonía se produce debido a la contracción del músculo orbicular. Las personas que lo padecen sientes temblores oculares involuntarios.

Existen tres tipos de blefaroespasmos: contracciones nerviosas o tics, blefaroespasmo esencial y espasmo hemifacial.

¿Qué es el blefaroespasmo?

Se trata de una contracción involuntaria del músculo orbicular del ojo que se repite, provocando posturas y movimientos atípicos. Es más común en mujeres que en hombres, y se presenta normalmente a partir de los cincuenta o los sesenta años.

El blefaroespasmo benigno esencial o blefaroespasmo primario es una alteración que afecta normalmente a los dos ojos, en la que los párpados se cierran involuntariamente. En casos avanzados, los músculos de la boca o del cuello también se encuentran afectados por estos espasmos. Dichos espasmos desaparecen mientras la persona duerme.

Cuando ocurren, pueden provocar un impedimento para la visión, porque los párpados se cierran involuntariamente y no nos dejan ver. Estos espasmos son raros pero muy incómodos, y a menudo incapacitantes.

El blefaroespasmo benigno esencial está producido por unos impulsos anormales en el cerebro, provocando la contracción brusca de los músculos palpebrales o espasmo. Casi nunca es debido a una enfermedad psiquiátrica.

Estas palpitaciones en el ojo suelen avanzar de manera gradual, aumentando de intensidad y la frecuencia con el paso del tiempo. También puede producir alteraciones en la vista.

Blefaroespasmo hemifacial

Un espasmo hemifacial es una condición en la cual se afectan los músculos de los párpados y normalmente los músculos de alrededor de la boca en un solo lado de la cara. El espasmo hemifacial suele estar causado por la presión en una arteria o en un nervio de los músculos de la cara. Un procedimiento  neuroquirúrgico podrá solucionar esta compresión, liberando a la arteria o el nervio afectado.

Las inyecciones de toxina botulínica pueden ser beneficiosas para aliviar a los pacientes con este tipo de patología.

blefaroespasmo hemifacial

Causas

Existen diversos factores que pueden desencadenar la aparición de este tic en el ojo. A veces puede estar provocado por los propios hábitos del paciente, pero también pueden deberse a patologías oculares previas. 

Entre las causas que suelen provocar estos temblores en el ojo se encuentran las siguientes:

blefaroespasmo
  • Estrés.
  • Fatiga.
  • Cafeína.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Irritación de la córnea o la conjuntiva.
  • Alteraciones neurológicas funcionales en el sistema nervioso central.
  • Lubricación insuficiente en la superficie del ojo, aumentando la actividad del párpado para tratar de distribuir de manera uniforme la lágrima escasa o de poca calidad.

A pesar de todas las causas enumeradas previamente, existen casos en los que no es posible determinar el origen del blefaroespasmo.

La causa de los espasmos palpebrales menores es desconocida. Un ligero espasmo del párpado inferior o de ambos párpados es común y normalmente no ha de preocupar.

La contracción menor del párpado, como si se tratara de un temblor en el ojo, no requiere tratamiento, ya que se resuelve espontáneamente. En estos casos se recomienda reducir el estrés, y corregir los defectos de refracción, si existieran, mediante gafas u otro sistema óptico.

Síntomas del blefaroespasmo

Aunque los síntomas del blefaroespasmo suelen ser muy evidentes, conviene conocerlos para poder realizar un diagnóstico adecuado:

  • Fasciculaciones o espasmos del párpado que se repiten y no se pueden controlar. Suelen producirse en el párpado superior, pero también es posible que se presenten en el párpado inferior.
  • Visión borrosa.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Cierre de los ojos de manera forzada, tratando de que desaparezca el temblor.
  • Pérdida de visión, solo en los casos más graves.

Si los espasmos faciales son intensos, pueden provocar problemas a la hora de hablar o de comer. El paciente puede tener también graves dificultades para leer, conducir, ver la televisión, así como para realizar otras actividades habituales del día a día.

blefaroespasmo

Prevención si tienes espasmos en el ojo

Aunque no es posible prevenir realmente el blefaroespasmo, es importante realizar un diagnóstico adecuado. En ocasiones los pacientes pueden llegar a confundir los síntomas de esta afección con otras enfermedades que también presentan movimientos oculares anormales.

Hay un importante número de casos en los que el este tic en el párpado se asocia a un problema de origen oftalmológico, pero en realidad es un problema neurológico. Por otro lado, si estos temblores empiezan en la niñez, suelen extenderse a otros grupos musculares.  

Hacer un diagnóstico lo antes posible del blefaroespasmo resulta fundamental, ya que de esta manera evitaremos las complicaciones relacionadas con este temblor del ojo.

Por otra parte, es primordial que el oftalmólogo distinga el blefaroespasmo de ciertas enfermedades de los ojos como patologías de la córneaojo seco o glaucoma.

Como norma general, si presentas espasmos en los párpados es importante adoptar ciertos hábitos para mejorarlo, como los siguientes:

  • Consumir menos cafeína.
  • Dormir más horas.
  • Lubricar los ojos aplicando gotas. 
  • Utilizar gafas de sol.

Tratamiento del blefaroespasmo

En la actualidad hay dos procedimientos para tratar el blefaroespasmo:

  • Inyección de Bótox.
  • Operación de blefaroespasmo.

Inyección de Bótox

En aquellos casos en los que el temblor en el ojo persiste uno de los tratamientos que mejor resultado ofrece es el tratamiento con Bótox. Este procedimiento consiste en inyectar pequeñas cantidades de toxina botulínica en los músculos de alrededor del ojo, sobre todo en los orbiculares y los corrugadores.

blefaroespasmo que es

Esto relaja la musculatura durante unos meses. No existen efectos sistémicos usando la toxina botulínica y su grado de eficacia es muy elevada, aunque sus efectos son sólo temporales, es necesario repetir la inyección cada 3 o 4 meses. En ocasiones también pueden aparecer ciertos efectos colaterales, aunque muy discretos, como ptosis, imposibilidad de cerrar los párpados con lagrimeo o irritación y raramente visión borrosa o doble visión.

Los pacientes con blefaroespasmo son ocasionalmente tratados con fármacos, pero los resultados no son muy buenos.

Cirugía de blefaroespasmo

En casos más graves el tratamiento del blefaroespasmo más recomendado es el quirúrgico. Hay dos tipos de cirugía posibles para el blefaroespasmo benigno esencial. Una se basa en la destrucción de la inervación de los músculos. Esto produce mejoría, pero a veces el alivio es incompleto y la situación se reproduce. Otro tipo diferente de cirugía se basa en la eliminación de los músculos que producen el espasmo, también conocida como miectomía del músculo orbicular y musculatura depresora. Esta operación consiste en extraer por completo o de forma parcial la fibra de alguno de los músculos del párpado superior, evitando así que se cierre por los espasmos. Esto puede conseguir una notable mejoría pero es un procedimiento de cirugía mayor y los resultados son a menudo variables. Tras una miectomía, existe la posibilidad de continuar con las inyecciones de toxina botulínica.

Por otro lado, los efectos de los procedimientos quirúrgicos incluyendo el ensanchamiento o el descenso del párpado superior (ptosis), inhabilitan temporalmente el cierre completo de los párpados, (de lo cual puede resultar algo de sequedad o irritación del ojo), y más raramente visión borrosa o pérdida de visión.

Resumen
Espasmos palpebrales
Nombre del artículo
Espasmos palpebrales
Descripción
Hay tres tipos muy comunes de espasmos palpebrales: contracciones nerviosas o tics, blefaroespasmo esencial, y espasmo hemifacial.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Abrir chat