Causas de la uveítis

La uveítis es una alteración ocular que está causada por diversos factores y puede tener consecuencias graves a largo plazo. Entre los factores que causan uveítis encontramos, principalmente, trastornos autoinmunitarios o inflamatorios y procesos que provocan inflamación.

Causas de la uveítis

La uveítis es una alteración ocular que está causada por diversos factores y puede tener consecuencias graves a largo plazo. Entre los factores que causan uveítis encontramos, principalmente, trastornos autoinmunitarios o inflamatorios y procesos que provocan inflamación.

¿Qué es la uveítis?

La uveítis se manifiesta en forma de inflamación en los ojos y afecta a la capa media del tejido, la úvea. 

Dependiendo de la zona afectada, esta alteración ocular recibe un nombre diferente:

  • Uveítis anterior: La más común es la uveítis anterior aguda, que suele desembocar en iritis o iridociclitis.
  • Uveítis intermedia: Afecta principalmente al cuerpo ciliar y sus alrededores, como por ejemplo la retina.
  • Uveítis posterior: Se desarrolla cuando afecta a la coroides, causando coroiditis y coriorretinitis.

Existen casos donde las tres zonas de la úvea se ven afectadas a la vez, por lo que la inflamación provoca lo que se conoce como panuveítis

Las señales que indican la aparición de la uveítis se presentan de forma repentina y empeoran en muy poco tiempo, por lo que es importante detectarlas a tiempo y acudir al oftalmólogo lo antes posible. Entre los síntomas de la uveítis más frecuentes están:

  • Dolor
  • Visión borrosa
  • Enrojecimiento
  • Visión de puntos negros (miodesopsias) en el campo de visión.

Causas de la Uveítis

No hay una única causa de uveítis, no obstante, es frecuente que ésta provenga de enfermedades infecciosas o autoinmunitarias.

Las más habituales son las siguientes:

Trastorno autoinmunitario o inflamatorio 

Puede afectar a otras partes del cuerpo y tener consecuencias en la salud ocular, como por ejemplo:

  • Artritis reumatoidea: Esta forma de artritis causa dolor, inflamación y rigidez en las articulaciones, que pierden su función.
  • Artritis idiopática juvenil: Este concepto engloba trastornos en niños. Se da de manera prolongada y causa dolor e inflamación en las articulaciones.
  • Sarcoidosis: Se caracteriza por el crecimiento de granulomas, es decir, acumulaciones de células inflamatorias. Afecta con frecuencia a pulmones y ganglios linfáticos, pero también puede hacerlo a la piel, los ojos y otros órganos.
  • Espondilitis anquilosante: Se trata de una enfermedad inflamatoria que puede provocar la fusión de vértebras.
  • Enfermedad de Crohn: Provoca la inflamación del tubo digestivo, lo que implica síntomas como el dolor abdominal, la diarrea o la pérdida de peso (consecuencia de la malnutrición).
  • Enfermedad de Behcet: Es un trastorno poco frecuente que causa la inflamación de vasos sanguíneos. Los síntomas que ello provoca no parecen estar relacionados desde un inicio.
  • Lupus eritematoso: Es una enfermedad autoinmunitaria en la que el cuerpo ataca al tejido sano. Puede afectar a la piel, las articulaciones, el cerebro y otros órganos.

Infección

La presencia de un virus, bacterias o parásitos puede dar lugar a enfermedades como las que puede provocar un arañazo de gato, el herpes, la sífilis o la tuberculosis. Todas ellas pueden tener consecuencias para la salud del ojo, pero nos detenemos a explicar la más frecuente.

 Toxoplasmosis: Una persona puede contraer toxoplasmosis por comer carne o vegetales mal cocidos y contaminados con Toxoplasma gondii, o por exponerse a heces de gato infectadas. El parásito puede enquistarse en la retina y provocar coriorretinitis. Una vez se cura, puede aparecer una cicatriz que, de estar en la mácula del ojo, puede generar pérdida de visión severa.

uveitis causas

La uveítis también puede derivar de una lesión en el ojo o una cirugía ocular, e incluso puede venir causado por el efecto secundario al tomar un medicamento.

En esta línea, la uveítis puede venir inducida por fármacos, como los bifosfonatos, el topiramato y el metipranolol tópico. Eso sí, se trata de un suceso poco habitual que, como mucho, suele afectar moderadamente a la agudeza visual. Una vez se suspende la ingesta del fármaco, no tiene recurrencias.

De manera muy excepcional, la uveítis también puede estar causada por un cáncer en el ojo, como podría ser un melanoma ocular.

Factores de riesgo

Las modificaciones en ciertos genes pueden aumentar las posibilidades de padecer uveítis. 

Por otra parte, un hábito tan poco saludable como fumar puede agravar el problema. El consumo de tabaco implica más dificultad para controlar la uveítis. 

Tratamiento

De manera general, a los pacientes con uveítis aguda se les prescribe corticoides. Este tipo de fármacos puede suministrarse con un colirio, o con inyecciones alrededor o dentro del ojo (intraocular). También de forma oral, intramuscular o intravenosa. 

Aun así, el tratamiento de uveítis a seguir dependerá de su origen. Si está relacionado con una enfermedad infecciosa, se prescribirán los antibióticos adecuados para cada caso.

Enfermedades inmunológicas como las mencionadas más arriba requieren un manejo exhaustivo. Se suele hacer uso de inmunomoduladores para bajar la inflamación y el tratamiento puede ser de por vida. En ese caso, será necesario hacer revisiones periódicas para controlar los posibles efectos secundarios.

Posibles complicaciones

Si no es tratada a tiempo y de la manera correcta, la uveítis ocular puede tener complicaciones como:

Recuerda que el enrojecimiento de ojos, el dolor o la visión borrosa repentina en un solo ojo son signos a tener en cuenta, más aún si empeoran en poco tiempo. 

Acudir periódicamente al oftalmólogo será beneficioso para identificar cuanto antes cualquier problema de visión y prevenir futuras patologías.

Resumen
Conoce las causas de la uveítis
Nombre del artículo
Conoce las causas de la uveítis
Descripción
La uveítis se manifiesta en forma de inflamación en los ojos y afecta a la capa media del tejido, la úvea. 
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Abrir chat