Seleccionar página

La cirugía refractiva con láser (LASIK, PRK) permite corregir la mayoría de los casos de miopía, hipermetropía y astigmatismo. Sin embargo, algunos casos no pueden ser tratados con esta técnica porque la graduación es muy alta, el espesor corneal es pequeño o existen síntomas de ojo seco.

ICL-Oftalmologo

En estos casos, dependiendo del paciente, puede que sea un candidato ideal para la implantación de lentes intraoculares ICL (Lentes de contacto implantables). Estas lentes están elaboradas con colámero, un material biocompatible que le proporciona una visión de alta calidad y sin ocasionar molestias.

Las ICL van colocadas dentro del ojo entre el iris y el cristalino. Permanecen en esta posición de forma indefinida, sin necesidad de alterar ninguna estructura en el ojo.

¿Qué ventajas tienen las lentes ICL?

  • Cirugía reversible: si la cirugía produce cambios significativos en la visión, estas lentes pueden ser retiradas y/o sustituidas.
  • Visión en alta definición: la visión es clara y bien definida, superior incluso a las lentes de contacto en la mayoría de los casos.
  • No produce ojo seco: a diferencia de la cirugía con láser, esta técnica no altera la superficie corneal.
  • Intervención de 15-20 minutos: es una cirugía ambulatoria de recuperación rápida, la mayoría de las personas pueden retomar sus actividades diarias en pocos días.
  • Estéticamente indetectables: A simple vista, estas lentes no se pueden ver.
  • Protección contra rayos UV: su material permite crear una barrera ultravioleta al mismo tiempo que deja pasar la luz natural sin alterarla.
  • Excelentes resultados: satisfacción en un 99% de los casos, con un perfil de seguridad alto y baja incidencia de complicaciones en comparación con otras técnicas.

Tras un estudio completo en nuestro centro, podremos valorar si el paciente es un buen candidato y resolver todas sus dudas.

Quiero operarme de miopía

Resumen
Cirugía refractiva con lentes intraoculares ICL
Nombre del artículo
Cirugía refractiva con lentes intraoculares ICL
Descripción
La cirugía refractiva con láser (LASIK, PRK) permite corregir la mayoría de los casos de miopía, hipermetropía y astigmatismo. Algunos casos no pueden ser tratados con esta técnica porque la graduación es muy alta, el espesor corneal es pequeño o existen síntomas de ojo seco. En estos casos, dependiendo del paciente, puede que sea un candidato ideal para la implantación de lentes intraoculares ICL (Lentes de contacto implantables). Proporciona una visión de alta calidad y sin ocasionar molestias.
Autor
Nombre del editor
AOA
Logotipo del editor