Las cataratas no son un problema exclusivo de la edad adulta, ya que existen casos aislados en los que la persona nace con opacidad del cristalino. Dependiendo del grado de la lesión y de si se presenta en uno o en ambos ojos las cataratas congénitas se pueden operar o pueden no requerir ningún tipo de tratamiento. En todo caso es vital que el recién nacido sea visto por un oftalmólogo para que este evalúe el tamaño de la catarata y decida cuál es la mejor forma de tratarla.

En Área Oftalmológica Avanzada te explicamos todo lo que necesitas saber sobre las cataratas congénitas y en qué consiste su operación.

cataratas congénitas

¿Qué son las cataratas congénitas?

Se habla de cataratas congénitas cuando un bebé nace con opacidad en el cristalino, lo cual le impide ver correctamente. Dependiendo del tamaño de la catarata, si es central o total, la visión puede verse más o menos comprometida.

Las cataratas congénitas pueden ser unilaterales o bilaterales, es decir, que pueden presentarse en un uno o en ambos ojos. Por lo general, esta afección es hereditaria, aunque existen otros factores que pueden causarlas. La evaluación oftalmológica es imprescindible para determinar la causa de esta afección, el grado de lesión y el tratamiento ideal para corregir a tiempo el defecto visual.

 

Causas de las cataratas congénitas

Esta afección es poco común y en la mayoría de los casos se desconoce su causa. Sin embargo, con el tiempo se han identificado ciertos factores que aumentan el riesgo de que un niño nazca con cataratas, los más comunes son:

  • Antecedentes familiares de cataratas congénitas.
  • La madre se contagió con rubeola durante el embarazo.
  • Infecciones intrauterinas durante el periodo de gestación.
  • Enfermedades metabólicas y renales.
  • Síndromes cromosómicos como el síndrome de Down.
  • Mala nutrición materna.
  • Exposición del feto a radiación durante el primer trimestre de embarazo.
  • Enfermedades de transmisión sexual como la sífilis.
  • Consumo de medicamentos corticoides durante el embarazo.
  • Déficit de ácido fólico en la madre.

 

Síntomas de las cataratas congénitas

Las cataratas congénitas suelen manifestarse de forma muy distinta a la catarata que se desarrolla durante la vejez. Por lo general, el síntoma más evidente es una opacidad gris o blanca en la pupila, que debería ser normalmente negra. Otros síntomas de esta condición son:

  • En una fotografía está ausente el brillo del ojo o se aprecian distintos ambos ojos.
  • E niño realiza movimientos oculares muy rápidos.
  • Si las cataratas son bilaterales el niño se observa ausente de su alrededor debido a que no enfoca por ninguno de los dos ojos.
  • Reflejo blanquecino en el ojo.
  • Leve estrabismo.

 

¿Las cataratas congénitas se pueden operar?

Ante la sospecha de una catarata congénita es imprescindible que el recién nacido sea evaluado por un oftalmólogo para que diagnostique el grado de la lesión. Cuando la catarata es muy pequeña o afecta ambos ojos no hará falta operarla. Sin embargo, si la catarata mide más de 2 milímetros y compromete de forma importante la visión será necesaria la corrección quirúrgica.

Cuando la catarata compromete el eje visual la cirugía debe ser realizada antes de que el niño cumpla las 12 semanas de nacido. Si la catarata afecta ambos ojos la intervención debe llevarse a cabo primero en el ojo más afectado y posteriormente en el otro. La presencia de estrabismo o nistagmus son también indicativos de cirugía.

La operación de cataratas congénitas es muy distinta a la cirugía en adultos, ya que el ojo se encuentra en desarrollo. Incluso, esta intervención es distinta en casi todos los casos, ya que la técnica a utilizar dependerá del grado de opacidad del cristalino. Por lo tanto, se puede decir que es una cirugía personalizada que dependerá de qué tan comprometida esté la visión, si existe o no una patología ocular asociada y si la catarata es unilateral o bilateral.

Por lo general, el proceso de la cirugía de catarata congénita es el siguiente: se realiza una leve incisión en la córnea para hacer una pequeña abertura en el cristalino que permita extraer la lesión. Luego de la cirugía el neonato deberá llevar un parche en el ojo durante 24 horas y después se procederá a tratar con colirio y fármacos especiales. Cuando el niño tenga más de 6 meses de nacido se planificará otra intervención para colocar un lente intraocular.

Cuando la catarata es unilateral es muy probable que sea necesario tapar con un parche el ojo sano durante ciertas horas al día para estimular la visión y el movimiento del ojo afectado y prevenir así lo que se conoce como ojo vago o ambliopía. Un ojo tratado con catarata congénita no tendrá una visión del 100% debido a que no recibió el desarrollo y estímulo correcto durante los primeros días de vida. Sin embargo, la operación permite que el niño lleve una vida normal.

En Área Oftalmológica Avanzada somos especialistas en la operación de cataratas en Barcelona, atendiendo también a pacientes con cataratas congénitas. Visítanos y descubre si es determinante realizar la intervención quirúrgica y cuál es la técnica más recomendada.

 


Teléfono: 935 51 33 00
Dirección: Carrer de Dalmases, 42, 08017 Barcelona
Email: info@areaoftalmologica.com


¿TE LLAMAMOS?


Haga clic para pedir cita por WhatsApp

whatsapp


Resumen
¿Las cataratas congénitas se pueden operar?
Tipo de servicio
¿Las cataratas congénitas se pueden operar?
Nombre del proveedor
Área Oftalmológica Avanzada ,
Dalmases 42,Barcelona,Barcelona-08017,
Telephone No.93 551 33 00
Area
Oftalmólogo
Descripción
Las cataratas congénitas se presentan en bebés que nacen con opacidad en el cristalino. La revisión de un oftalmólogo especializado es esencial para determinar si es necesario operar o no. Y nosotros te explicamos todo lo que necesitas saber acerca de esta patología.
Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada