Seleccionar página

Normalizar una dieta variada, los hábitos de cuidado ocular, hacer terapia visual y consultar a un especialista en caso de duda, son las claves para cuidar de tus ojos

Llegado el final del verano, tras castigar los ojos en los meses de calor por la alta exposición al sol, al cloro o a las dietas más permisivas, entre otros; es hora de retomar el cuidado de nuestros ojos y ponernos al día para empezar en forma el otoño. El Doctor Carlos Vergés, responsable de la clínica Área Oftalmológica Avanzada, nos da un listado  de  recomendaciones para regenerar la salud de nuestros ojos.

Alimentación

Recuerda que la dieta es fundamental para la salud ocular y no basta con las zanahorias. Es necesario aportar vitamina A, B, C y D, presentes en frutas y verduras. Para hacer fácil la ingesta de todas ellas, buscad la variedad: que sean de diferentes colores.

Como a lo largo del verano, continuamos insistiendo en la necesidad de una buena hidratación: hay que beber, preferentemente agua, 1.5 o 2 litros al día. Muchas veces no lo hacemos porque la misma deshidratación puede inhibir el estímulo de la sed, especialmente en personas de edad más avanzada, así que hay que forzarse un poco en beber agua.

salmon-alimentacion-ojo-oftalmologo-en-barcelona

Ver: La mayoría de enfermedades oculares tiene algún componente nutricional en su origen o evolución

Cuidado de los ojos: tratamientos, lentillas y prevención

Generalmente, en verano, la sobreexposición a las radiaciones ultravioleta del sol, los baños en piscinas o el mar y la mayor evaporación de lágrima por el calor son causa de irritaciones y molestias de los ojos. Si no desaparecen al finalizar las vacaciones, recomendamos acudir al oftalmólogo para que lo valore.

Si, por otro lado, hemos notado más irritación de ojos y, concretamente, picor en la zona de las pestañas, es probable que tengamos un acaro diminuto en las glándulas de los párpados, el Demodex. No es peligroso, pero es molesto y puede volver crónica la irritación, así que recomendamos de nuevo ir al oftalmólogo para que verifique su presencia y tratamiento.

Es importante volver a los hábitos del cuidado de los ojos, en especial aquellas personas que están tomando alguna medicación, como gotas para el ojo seco o el glaucoma, o usando toallitas medicalizadas para la higiene de los párpados y las pestañas.

En los portadores de lentillas hay que recordar que, si nos hemos relajado un poco en el cuidado de las lentes de contacto durante el verano, hay que volver a recuperar las buenas prácticas de limpieza y esterilización y, si utilizamos lentillas de un solo día o una semana, intentar cumplir con las recomendaciones de nuestro contactólogo.

demodex-oftalmologo-barcelona

Ver: Demodex, el ojo seco y la blefaritis

Buenos hábitos posturales y terapia visual

Otro aspecto a tener en cuenta es que, en verano, utilizamos más la visión lejana que la cercana. La vuelta al trabajo puede suponernos mayor cansancio, puesto que nuestros ojos deben de nuevo habituarse al enfoque en pantallas y documentos, que el trabajo nos exige. Para evitar molestias como dolores de cabeza, pesadez de ojos y mala visión, debemos adoptar una buena postura: colocarnos bien en la silla, sentarnos con la espalda recta, mirar que la posición de la pantalla sea la adecuada y ajustar el tamaño y brillo, si necesario.

Ya por último, es frecuente que después del verano notemos que hemos perdido algo de visión, especialmente de cerca. Antes de precipitarnos cambiando las gafas y su graduación, recomendamos consultar al oftalmólogo para que valore la situación. Muchas veces se trata, simplemente, de una relajación del sistema acomodativo, sistema que nos permite enfocar de cerca, por la falta de hábito. Esto se soluciona con unos ejercicios sencillos de terapia visual.

kit-terapia-visual-oftalmologo-barcelona

Ver: Baja visión y terapia visual

Te puede interesar