Seleccionar página

En la estación de otoño es buen momento para limpiar intestino, repoblar la flora bacteriana y aumentar el sistema inmune. Es la época de la hidratación de las mucosas a base de caldos y cremas vegetales calientes, evitando alimentos demasiado deshidratados como los frutos secos.

crema-de-calabaza-1

Os pasamos una receta fácil y rápida, a nuestro estilo:

Crema de calabaza dulce

Ingredientes para 2 personas

  • 1 calabaza pequeña
  • 2 cebollas
  • 1 cucharada sopera mantequilla coco
  • piel de naranja

 

¿Cómo la preparamos?

Cortamos la cebolla a medias lunas, lo añadimos junto a una cucharada sopera de mantequilla de coco virgen en una olla. Cuando esté pochada, añadimos la calabaza cortada a dados medianos con agua. Llevarlo a ebullición durante 10’ y apagar el fuego. Triturar hasta lograr textura al gusto.

Al momento de servir, rallar piel de naranja por encima.

 

¿Qué nos aporta esta receta?

La calabaza ayuda a regular la glucemia y es altamente rica en carotenos. El control de la glucemia es imprescindible en las enfermedades oculares, sobretodo en pacientes diabéticos. Los carotenos, una vez metabolizados, se convierten en vitamina A, por lo que nos ayudan a prevenir la hinchazón de los párpados y la reducción de vista, así como úlceras en la cornea, el síndrome del Ojo Seco,  la degeneración macular y las cataratas.

La mantequilla de coco, que no se quema al calentarse, no genera las toxinas características de este proceso, que sí generan otros tipos de mantequilla.