Menú

La conjuntiva es el tejido delgado que recubre la esclerótica, parte blanca del ojo, y la superficie interna de los párpados. Cuando esta membrana es afectada por factores alérgenos o infecciosos puede inflamarse y causar una quemosis conjuntival.

La quemosis conjuntival es una condición bastante común en oftalmología y siempre que sea tratada a tiempo y correctamente no representa ningún riesgo para la salud ocular. Esta condición no es una enfermedad sino una reacción que puede aparecer por distintas causas.

En Área Oftalmológica Avanzada explicamos a continuación qué es la quemosis conjuntival, las causas que la provocan y su tratamiento.

quemosis conjuntival

Qué es la quemosis conjuntival

La quemosis conjuntival es la inflamación de la membrana mucosa que recubre la esclerótica y los párpados y que conocemos con el nombre de conjuntiva.

La quemosis puede ser tanto unilateral como bilateral, dependiendo si afecte a uno o a ambos ojos. Es un signo evidente de irritación ocular que puede hacer que la cubierta del ojo luzca como una ampolla grande con líquido. Cuando la hinchazón es muy grave, la persona puede presentar dificultad para cerrar correctamente el ojo.

Puede estar asociada a enfermedades oculares, pero también puede estar causada por otras patologías e, incluso, frotarse mucho los ojos puede generarla. Siempre que se presente una inflamación en la conjuntiva es vital acudir al oftalmólogo para un chequeo pertinente.

La quemosis puede afectar a personas de cualquier edad, no es una condición contagiosa y sus síntomas son muy molestos, sobre todo en casos alérgicos. Además, puede presentarse de forma recurrente y crónica si no es tratada debidamente.

Síntomas más comunes

La quemosis es causada por una acumulación de líquido en la conjuntiva, por lo tanto, el síntoma más evidente es la hinchazón de dicha membrana.

Los síntomas de la quemosis conjuntival son:

  • Incremento del volumen de la zona palpebral
  • Edema en la conjuntiva
  • Irritación
  • Lagrimeo excesivo
  • Visión doble o visión borrosa
  • Enrojecimiento del ojo
  • Secreción
  • Enrojecimiento de los párpados

Cuáles son las principales causas

Angiodema

Se trata de una inflamación que se presenta por debajo de la piel y es muy similar a la urticaria. En la mayoría de los casos el angiodema es causado por una reacción alérgica y provoca inflamación en la zona afectada, enrojecimiento, sensación de calor y dolor.

Conjuntivitis

Quemosis conjuntival unilateral

La conjuntivitis es una de las causas más comunes de quemosis conjuntival. Esta afección puede ser causada por virus o bacterias y provoca la inflamación de la conjuntiva, irritación y lagrimeo excesiva. La conjuntivitis alérgica es causada por factores alérgenos como el polen y los ácaros.

Retención de líquidos

Cuando el organismo retiene líquidos es más propenso a presentar edemas. Si el edema tiene lugar en los ojos puede inflamar la conjuntiva y causar una quemosis. Tratamientos médicos como la quimioterapia, medicamentos y algunas enfermedades pueden causar retención de líquidos.

Problemas hormonales

Algunos desórdenes hormonales que se presentan durante la adolescencia, el desarrollo y la menopausia pueden generar edemas que provoquen una quemosis conjuntival.

Otras causas de las quemosis

  • Síndrome nefrótico.
  • Traumatismos en el ojo.
  • Exposición a la radiación.
  • Frotarse los ojos de forma excesiva.
  • Síndrome de ojo seco severo.

Tratamiento de la quemosis conjuntival

Para tratar la quemosis conjuntival es importante acudir al oftalmólogo una vez que se presenten los primeros síntomas. El objetivo del tratamiento es mejorar el malestar de los ojos y combatir la causa que haya originado la inflamación de la conjuntiva.

Para calmar el dolor y el ardor ocular es posible que el experto en oftalmología recomiende el uso de compresas frías y recete gotas lubricantes para mantener el ojo hidratado.  

Cuando la quemosis conjuntival es causada por una reacción alérgica es vital la ingesta de antihistamínicos para controlar el cuadro alérgico. Si la inflamación es originada por una infección bacteriana, será necesario recetar antibióticos durante al menos siete días.

Los ungüentos y gotas lubricantes también se utilizan para calmar la irritación del globo ocular causada por una conjuntivitis viral, bacteriana o alérgica. Para tratar la quemosis también se recomienda mantener los ojos en descanso y evitar tocarlos con las manos sucias.

Ante cualquier signo de inflamación ocular, irritación o dolor en los ojos, es imprescindible acudir al oftalmólogo para un chequeo y diagnóstico asertivo.

En Área Oftalmológica Avanzada somos especialistas en tratar la quemosis conjuntival. Si necesitas cualquier tipo de información sobre esta patología, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte.Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada.

Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada
Resumen
Quemosis conjuntival, qué es, causas y tratamiento
Nombre del artículo
Quemosis conjuntival, qué es, causas y tratamiento
Descripción
La quemosis conjuntival es una afección común que puedes sufrir Descubre sus síntomas y formas de tratamiento para mitigar sus efectos.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalomológica Avanzada
Logotipo del editor
Call Now Button