La monovisión es uno de los recursos que utilizamos los oftalmólogos para corregir la visión de lejos y de cerca en los pacientes con trastornos de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo) y mayores de 40 años, afectos de presbicia (vista cansada).

En qué consiste la monovisión

Con la monovisión básicamente lo que hacemos es corregir todo el defecto de graduación en el ojo dominante, lo neutralizamos para obtener una buena visión de lejos y, en el ojo no dominante, inducimos una discreta miopía para que puedan enfocar los objetos de cerca, de esta forma, conseguimos, mirando con los dos ojos (visión binocular), que el paciente pueda ver de lejos y de cerca sin necesidad de utilizar las gafas.

Dicho esto, algunos pueden pensar que utilizar un ojo para cada visión no es la mejor forma de solucionar los problemas y, no irán muy desencaminados si no se hacen bien las cosas.

Cuando llegamos a la edad de la presbicia, todos tenemos una cierta dominancia de los ojos, se produce de forma fisiológica un cierto grado de monovisión. Siempre hay un ojo que ve mejor de lejos (dominante) y el otro ojo de cerca (no dominante). La diferencia es pequeña ya que de lo contrario perderíamos una de las propiedades más importantes que tiene el sistema visual, la de ver en relieve, la estereopsis, clave para calcular distancia o ver las películas en 3D en el cine, (ver visión binocular).

Cuando un paciente nos consulta para eliminar las gafas, de lejos y de cerca, tenemos varias opciones, desde tratamientos con láser sobre la córnea a tratamientos con lentes intraoculares multifocales. Cuando vemos que una lente multifocal no es la mejor solución para ese caso (ver lentes multifocales), es cuando recurrimos a la monovisión. Mediante los nuevos láseres y las lentes intraoculares de última generación, podemos aprovechar la diferencia fisiológica de enfoques que hemos visto antes y potenciar un ojo para la visión de lejos y el no dominante para la visión de cerca.

La monovisión no es algo nuevo, esto ya se hacía años atrás pero los resultados no eran del todo buenos, se requería dejar una diferencia  de graduación elevada entre los dos ojos para que se viera bien de lejos y de cerca pero, esta diferencia era tan grande que muchas veces los pacientes no se adaptaban del todo bien y además perdían la estereopsis o visión en relieve.

En qué ha cambiado la monovisión

Actualmente la situación es muy diferente y hablamos de “Blended-Monovision” o “Micro-Monovisón”, ya que los nuevos perfiles ópticos, nos permiten conseguir una buena visión de lejos y de cerca con un mínimo cambio de graduación. Mediante los perfiles asféricos hiperprolatos en el tallado de la córnea con el láser o esos mismos perfiles en las lentes intraoculares, podemos conseguir que el ojo dominante tenga una muy buena visión de lejos e intermedia y algo menos de cerca, mientras que en el ojo no dominate, potenciamos la visión de cerca e intermedia  y algo menos la visión de lejos así, con los dos ojos de forma simultanea, vemos muy bien en todas las distancias, sin molestias de adaptación y sin perder la capacidad de estereopsis. En las figuras vemos cómo funciona un perfil hiperprolato, básicamente consiste en que la potencia de la lente cambia desde el centro hacia la periferia, mayor potencia en el centro, para la visón de cerca y menor hacia la periferia, para lejos, sin cambios bruscos y sin necesidad de buscar la zona de enfoque como ocurre en las gafas con cristales progresivos.Lente hiperprolata• Los rayos de luz que atraviesan una superficie hiperprolata convergen en focos diferentes, los paracentrales tiene el foco más alejado y los rayos centrales, tiene el foco más próximo, corno si aumentara la potencia de esa superficie, tal como ocurre en el ojo cuando, pasa de enfocar de lejos a cerca. que Incrementa su potencia dióptrica.

La córnea hiperprolata (flecha), concentra los rayos de luz paracentrales en un foco situado en la retina, en la mácula.

• La córnea hiperprolata (flecha), concentra los rayos de luz paracentrales en un foco situado en la retina, en la mácula.

Vision cercana

• Cuando al mirarnos de cerca, se cierra el iris (miosis) y solo pasan los rayos de luz que atraviesan la córnea en su zona central, donde la córnea hiperprolata que hemos talado con el láser es más potente, consiguimos que los objetos cercanos se focalicen en la mácula.

Qué debemos hacer para que la monovisión sea exitosa

Lo primero que hay que hacer es ver la capacidad de estereopsis que tiene el paciente, incluso en los casos de cataratas,  se puede hacer una aproximación que nos ayudará en la toma de decisiones. En segundo lugar, debemos estudiar la posibilidad de implantar lentes multifocales que corrijan lejos-cerca por igual en ambos ojos, con lo cual ya no será necesaria la monovisión. Si no es el caso, entonces está indicada la monovisión y pasamos al tercer punto, estudiar si realizamos láser en cornea o indicamos una lente intraocular. El hecho diferencial está en cómo se encuentre el cristalino, si está bien podemos hacer tratamiento láser y en caso de que inicie cambios hacia la catarata o cuando ya está establecida, iremos a implantar una lente intraocular.

En los casos que no hay cataratas,  se puede hacer un estudio de la estereopsis y una simulación de la situación que se obtendrá después de la cirugía. No es perfecto pero este tipo de estudio nos permite ver si el paciente tendrá una buena tolerancia y una visión correcta, conservando un grado suficiente de estereopsis que le permita seguir viendo en relieve y calculando bien las distancias, clave en actividades como la conducción.

Quién debe realizar este tipo de intervenciones

Siempre será el oftalmólogo, con su equipo de optómetras,  el que estudie cada paciente y decida la mejor indicación. Se debe acudir a un Centro con experiencia en recuperación visual, donde estén acostumbrados a valorar todos los factores que hemos mencionado, que tengan capacidad para estudiar el estado de los ojos, la ametropía que padece, el estado del cristalino, que no haya otras enfermedades, sistémicas u oculares,  que pudieran influir en el resultado y que dispongan de los medios para el estudio de la visión monocular, binocular y estereoscópica, para decidir el grado de monovisión y la dominancia ocular.

Con todos estos requisitos, podemos decir que la monovisión, en su modalidad actual, la “Micro-monovision” , sigue siendo una opción validad para solucionar el problema de las gafas de lejos y de cerca, sin olvidarnos de la visión intermedia.


Teléfono: 935 51 33 00
Dirección: Carrer de Dalmases, 42, 08017 Barcelona
Email: info@areaoftalmologica.com


¿TE LLAMAMOS?

Indique su teléfono y le llamaremos

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad


Haga clic para pedir cita por WhatsApp

whatsapp


Resumen
QUÉ ES LA MONOVISIÓN Y CÚANDO SE RECOMIENDA EN CIRUGÍA REFRACTIVA
Opiniones de los usuarios
5 based on 1 votes
Tipo de servicio
QUÉ ES LA MONOVISIÓN Y CÚANDO SE RECOMIENDA EN CIRUGÍA REFRACTIVA
Nombre del proveedor
Área Oftalmológica Avanzada,
Dalmases 42,Barcelona,Barcelona-08017,
Telephone No.93 551 33 00
Area
Oftalmólogo
Descripción
Con la monovisión básicamente lo que hacemos es corregir todo el defecto de graduación en el ojo dominante, lo neutralizamos para obtener una buena visión de lejos y, en el ojo no dominante, inducimos una discreta miopía para que puedan enfocar los objetos de cerca, de esta forma, conseguimos, mirando con los dos ojos (visión binocular), que el paciente pueda ver de lejos y de cerca sin necesidad de utilizar las gafas.
Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada

Te puede interesar


Teléfono: 935 51 33 00

Dirección: Carrer de Dalmases, 42, 08017 Barcelona

Email: info@areaoftalmologica.com


¿TE LLAMAMOS?

Indique su teléfono y le llamaremos

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad


Haga clic para pedir cita por WhatsApp

whatsapp