Presbicia o Vista Cansada

La Presbicia tiene solución
Mejore su calidad de vida

Presbicia, vista cansada

¿Que es la presbicia o vista cansada?

El cristalino es la parte del ojo ubicada detrás del iris que nos permite enfocar los objetos a cualquier distancia. Para que el cristalino funcione correctamente debe cambiar constantemente su forma y esto lo puede llevar a cabo gracias a su elasticidad. Sin embargo, a medida que pasan los años y envejecemos la elasticidad del cristalino se va disminuyendo de forma progresiva lo cual causa la incapacidad del ojo para enfocar objetos cercanos. A esta condición se le conoce con el nombre de presbicia, una enfermedad que afecta a todas las personas a partir de los 45 años, independientemente de que nunca hayan necesitado gafas, soliendo empeorar hasta los 65 años, cuando el cristalino ha perdido toda su elasticidad.

Debido a que el principal síntoma de la presbicia o vista cansada es la dificultad para enfocar objetos cercanos, muchas personas se dan cuenta que están entrando en la fase inicial de esta enfermedad cuando se les dificulta leer y se ven en la obligación de alejar lo más que puedan el libro u objeto para poder ver mejor. Sin embargo, este esfuerzo constante solo genera síntomas sucesivos como:

  • Fatiga visual que hace que el ojo se sienta cansado y a veces adolorido.
  • Dolores de cabeza que pueden ser, inclusive, de tipo migrañoso. Recordemos la estrecha relación entre los problemas visuales y el dolor de cabeza.
  • Dificultad para leer letras pequeñas.
  • Necesidad de alejar el objeto que se desea enfocar o leer.
  • Esta condición puede estar acompañada de otras afecciones de la vista como la miopía, astigmatismo o hipermetropía. Las personas hipermétropes suelen tener presbicia a una edad más joven.

¿Cómo se trata la presbicia o vista cansada?

Al momento de abordar el tratamiento de la presbicia, cada persona debe ser valorada individualmente, puesto que no hay una opción única para todos los casos.

Debido a que se trata de una condición que no tiene cura, a medida que la enfermedad empeora la persona necesitará usar gafas o lentillas para leer y enfocar de cerca. Si una persona presenta otras afecciones de la vista puede modificar sus gafas adicionando lentes bifocales que le permitan ver mejor de cerca. Quienes no tienen problemas de la vista probablemente solo necesiten usar gafas para leer.

En la actualidad también se manejan dos opciones de tratamiento para la presbicia más innovadoras y de carácter quirúrgico. Sin embargo, no todas las personas que tienen presbicia son candidatas para una cirugía, ya que deben cumplir con una serie de requisitos como, por ejemplo, no tener diabetes o estar en buen estado de salud.

Para tratar la presbicia es imprescindible su diagnóstico, por lo que es importante acudir al oftalmólogo apenas se presente la dificultad para leer de cerca se acuda. El especialista en salud ocular realizará un examen completo de los ojos y dilatará la pupila para detectar en qué situación se encuentra el cristalino. Dependiendo de qué tan afectada esté la flexibilidad del cristalino y qué tan avanzada esté la presbicia, el médico decidirá el tratamiento ideal: gafas u operación.

Gafas para la presbicia

Las gafas para la presbicia son el tratamiento más usado para tratar la vista cansada y poder corregir la dificultad para enfocar de cerca. Sin embargo, existen distintos tipos de gafas para la presbicia, tales como:

  • Gafas con cristales monofocales: son gafas indicadas para personas que no tienen otros problemas de la visión, pues presentan la misma graduación en todo el lente. Por lo tanto, están destinadas, en este caso, a corregir únicamente la dificultad para enfocar de cerca. Existen lentes asféricas monofocales que ofrecen una visión casi perfecta. Sin embargo, estas gafas tienen una desventaja, y es que suelen modificar la visión de lejos y hacerla un tanto borrosa, razón por la que solo se recomiendan para leer o estar en el ordenador.
  • Gafas con cristales bifocales: en estas gafas la función del cristal o lente se divide en dos partes, la parte superior ayuda a enfocar los objetos a larga distancia, mientras que la parte inferior permite corregir el enfoque de cerca y la lectura. Este tipo de gafas es uno de los más usados por las personas con presbicia y dificultad para ver de lejos, sin embargo, presentan la desventaja de impedir ver con nitidez los objetos que se encuentran a nivel intermedio del campo visual. Asimismo, estos lentes resultan más antiestéticos, suelen ser incómodos al momento de usar el ordenador y puede resultar difícil acostumbrarse a su uso.
  • Gafas con cristales trifocales: como su nombre infiere, estos cristales ayudan a corregir las tres dimensiones del campo visual: cercana, lejana e intermedia, convirtiéndose en la mejor opción para todas esas personas que no lograron acostumbrarse al uso de gafas bifocales. ¿Desventajas? Sí. También son antiestéticas y puede resultar incómoda la visión a través de ellas.
  • Gafas con cristales progresivos, lentillas progresivas o multifocales: estos lentes se recomiendan como la opción más completa y de mejor resultado para corregir la presbicia. Suelen ser mucho más costosos que las opciones anteriores, pero ofrecen corregir la visión desde cualquier distancia al balancear la cabeza o la mirada. De todas las gafas para la presbicia esta es la alternativa más estética.

En nuestro artículo Guía para una correcta elección de las gafas te damos algunos consejos para que puedas elegirlas correctamente y sin inconvenientes. 

¿La presbicia se puede operar?

La respuesta es sí. Actualmente existen diferentes tratamientos quirúrgicos para corregir la presbicia de forma segura y eficaz, dependiendo de la edad y la graduación (dioptrías). En etapas iniciales, se puede utilizar el láser excímer sobre la córnea (similar a la cirugía para corregir la miopía) para realizar un moldeamiento de ésta y mejorar  la profundidad de foco. Otras alternativas son el implante de lentes en el interior de la córnea (Kamra) o los implantes en la esclerótica (Refocus). A partir de los 45-50 años, la técnica más utilizada es el implante de lentes intraoculares multifocales capaces de enfocar las imágenes de lejos y de cerca, logrando independencia de gafas de manera segura y definitiva.

Te detallamos cada uno de estos procedimientos:

Lente intraocular para la presbicia

Existen muchos tipos de lentes multifocales intraoculares para corregir la presbicia, sin embargo, el lente a elegir dependerá de las necesidades de la persona y de su estado de salud ocular. Por lo tanto, el éxito de esta cirugía para corregir la presbicia depende exclusivamente de elegir un lente correcto.

¿En qué consiste la operación? La operación consiste en colocar un lente para sustituir al cristalino. El tipo de lente debe ser elegido por el oftalmólogo según el examen ocular. Esta intervención permite corregir otros problemas visuales como la miopía y el astigmatismo.

Se trata de una cirugía ambulatoria de 30 minutos para la cual se aplica anestesia tópica a través de gotas. El implante de lentes intraoculares multifocales es actualmente el método más utilizado para corregir la presbicia y lograr independencia de gafas.  Las lentes intraoculares multifocales se caracterizan, ópticamente, por tener múltiples focos de visión. En el pasado, la mayoría de estas lentes sólo tenían dos focos, uno para la visión lejana y otro, para la visón de cerca, sin embargo, esto ha cambiado y ahora disponemos de una nueva lente con diseño trifocal, que permite enfocar también las imágenes en distancias intermedias.

Esta cirugía está indicada a partir de los 45-50 años. Previamente a la cirugía, se valora a cada paciente mediante pruebas optométricas y oftalmológicas para determinar si es un buen candidato para el implante de lentes multifocales. Debido a que la cirugía es poco agresiva, la recuperación visual es rápida y se puede realizar una vida casi normal. Es importante no levantar pesos ni realizar movimientos bruscos de la cabeza los primeros días y cumplir el tratamiento postoperatorio con gotas durante unas semana

Láser para tratar la presbicia

Es un tratamiento de visión combinada, similar al que se usa también para la miopía. Ayuda a corregir la presbicia no solo mejorando la visión próxima, sino la intermedia también. Todas las personas tenemos un ojo dominante, que es el encargado de ver de lejos, y el ojo secundario, que es conocido como el ojo lector, que se encarga más de ver de cerca. Esta cirugía con láser potencia dichas funciones para ofrecer una mejor calidad de vida y prescindir de las gafas. Este procedimiento también es ambulatorio y se utiliza anestesia tópica para llevarse a cabo.

¿Puedo operarme de presbicia?

Antes de la cirugía, en Área Oftalmológica Avanzada valoramos a cada paciente para establecer la estrategia más segura y efectiva. Para esto, contamos con la tecnología más avanzada y especialistas con experiencia en cirugía refractiva. Una vez realizadas unas sencillas pruebas, podremos decidir cuál es la mejor opción terapéutica para cada caso.

Visítanos y descubre si puedes operarte de la presbicia y cuáles son las alternativas para corregir este problema de visión.

¿TE LLAMAMOS?

Indique su teléfono y le llamaremos

Resumen
Presbicia
Opiniones de los usuarios
5 based on 2 votes
Tipo de servicio
Presbicia
Nombre del proveedor
Área Oftalmológica Avanzada,
Dalmases 42,Barcelona,Barcelona-08017,
Telephone No.93 551 33 00
Area
Oftalmología
Descripción
La presbicia o vista cansada es uno de los problemas visuales más comunes a partir de los 45 años. Descubre qué es y las opciones para corregirla.