MIGS, Cirugía de glaucoma mínimamente invasiva

En los últimos años, la cirugía del glaucoma ha sufrido una espectacular revolución. A la cirugía tradicional, que prácticamente no había presentado variaciones desde mediados del siglo XX, se le han añadido ahora un nuevo grupo de dispositivos que amplían notablemente las opciones a la hora de enfrentarse al tratamiento quirúrgico del paciente con glaucoma. Este conjunto de dispositivos ha recibido el nombre de “cirugía de glaucoma mínimamente invasiva” (MIGS).

Todos persiguen el mismo objetivo: reducir la presión intraocular y también el número de complicaciones. La idea de estos implantes es intentar inducir el mínimo traumatismo quirúrgico manteniendo la anatomía del ojo y poder conseguir una recuperación del paciente más rápida. En función de esta teoría, se han diseñado diferentes tipos de dispositivos y vías de drenaje que explicamos a continuación.

IMPLANTES TRABECULARES

iStent:

Es el más pequeño de los dispositivos que se ha implantado nunca en el cuerpo humano. Se trata de un micro bypass que se inserta directamente en el canal de Schlemm, situado en la cámara anterior del ojo, mediante una microincisión en la córnea clara, creando así un paso permanente en la malla trabecular (tejido poroso que drena el humor acuoso).

iSent proporciona el control de la presión intraocular (PIO) y reduce el número de medicamentos hipotensores. La recuperación es rápida y es una cirugía segura. Sin embargo, registra una baja predictibilidad y es necesario implantar entre 2 y 4 dispositivos para surtir efecto, lo que puede encarecer la cirugía.

Hydrus:

Es también un micro bypass trabecular que se cola en el canal de Schlemm, pero a diferencia del iStent, este es largo como una pestaña. Al igual que el iStent, dirige el fluido a través de la malla trabecular y dentro del canal de donde se inserta. El Hydrus también funciona como un dispositivo de anclaje que mantiene una parte del canal abierto.

En ambos tipos de drenajes trabeculares aportan seguridad y rápida recuperación. Reducen la PIO de cerca en un 20% y no forman ampolla conjuntival, un riesgo menos del que preocuparse.

IMPLANTES SUPRECOROIDES

CYPASS:

Este dispositivo consiste en un bypass de unos 6 mm, que se inserta dentro de una guía. Cypass genera un espacio entre el iris y el espolón escleral que ayuda a reducir la PIO.

Se ha demostrado una prometedora eficacia con una reducción media de la PIO de un 37%. Además, mantiene intacta la anatomía ocular, presenta pocas complicaciones postquirúrgicas y no forma ampolla conjuntival, por lo que la conjuntiva queda indemne para otras intervenciones y previene futuras endoftalmitis (infección del globo ocular).

iStent supra:

Este dispositivo, hecho de polietersulfona (conjunto de polímeros termoplásticos), es un cilindro con cuatro anillos concéntricos en su parte posterior para evitar desplazamientos. Es muy similar al Cypass, pues también consigue filtración hacia el espacio supracoroideo.

 

IMPLANTES SUBCONJUNTIVALES

XEN:

Se trata de un tubo hidrófilo (absorbe agua con facilidad) compuesto de colágeno. Su implantación es mínimamente invasiva y conserva la integridad de la conjuntiva, preservando así las rutas naturales del drenaje del ojo.

Presenta una excelente biocompatibilidad y tolerancia. Este dispositivo disminuye la PIO mediante la creación de un conducto permanente desde la cámara anterior de ojo al espacio subconjuntival que contribuye a un mejor drenaje.

Xen evita las incisiones en la conjuntiva y la necesidad de tapete escleral, minimizando así complicaciones como los procesos de fibrosis o cicatrización conjuntival. Además, crea un flujo de salida directo, evitando cualquier obstrucción en estructuras de drenaje intermedias (malla trabecular, canal de Shlemm, etc). Aún así, tras la implantación, se forma una ampolla subconjuntival amplia y plana.

Ventajas de la cirugía MIGS para glaucoma

Por un lado, es una cirugía más fisiológica y sencilla. Además, produce una menor inflamación postoperatoria, reduce la necesidad de controles de postoperación y tiene una tasa de complicaciones menor.

Inconvenientes de la cirugía MIGS para glaucoma

También existen algunos inconvenientes a tener en cuenta: estos dispositivos sólo sirven para glaucomas de ángulo abierto y no son efectivos para los que son muy avanzados o agresivos, porque la reducción de la presión ocular en estos casos es insuficiente. Además, a pesar del implante, es necesario seguir usando gotas para conseguir la presión del ojo adecuada y suelen ser caros, aunque si se consigue que el paciente esté bien controlado y no deba ponerse gotas, la relación calidad-precio se justificaría por el ahorro en tratamientos y por la mejora de la calidad de vida de los pacientes. De momento, únicamente está en el mercado el modelo iStent, mientras que el resto siguen en fase de ensayo clínico.

Aunque incipiente y no probada su eficacia a largo plazo, MIGS es una cirugía prometedora que hoy en día presenta innumerables beneficios y facilidades, i que apunta a una consolidación futura.

Resumen
MIGS. ¿Moda o evolución?
Tipo de servicio
MIGS. ¿Moda o evolución?
Nombre del proveedor
Área Oftalmológica Avanzada,
Dalmases 42,Barcelona,Barcelona-08017,
Telephone No.93 551 33 00
Area
Oftalmología
Descripción
MIGS, Cirugía de glaucoma mínimamente invasiva
Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada

Te puede interesar


Teléfono: 935 51 33 00

Dirección: Carrer de Dalmases, 42, 08017 Barcelona

Email: info@areaoftalmologica.com


¿TE LLAMAMOS?

Indique su teléfono y le llamaremos

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad


Haga clic para pedir cita por WhatsApp

whatsapp