Menú

Las pupilas son la esfera negra que se encuentra en la parte central de la zona de color del ojo, el iris y su función es dilatarse o contraerse para controlar la cantidad de luz que penetra en el ojo.

En ocasiones, las pupilas pueden presentar problemas que les impida contraerse o dilatarse, cuando se mantienen dilatadas, a esta condición se le conoce con el nombre de midriasis o pupilas dilatadas

midriasis

Las pupilas, igual que el diafragma de una cámara de fotografía, se abre o se dilata de forma automática cuando la persona está en una zona con poca luz. Ahora bien, también existen ciertas condiciones en las que el ojo reacciona a estímulos que dilatan la pupila y que nada tienen que ver con la ausencia de iluminación, pudiendo ser fisiológicas, farmacológicas o patológicas.

En Área Oftalmológica Avanzada explicamos qué es la midriasis, causas y tratamiento. 

¿Qué es la midriasis?

La midriasis es la permanencia de las pupilas dilatadas cuando deberían estar contraídas, incluso estando en un entorno iluminado, todo lo contrario a la miosis o pupilas puntiformes.

Esto ocurre cuando los músculos del iris son incapaces de cerrar la pupila.

Para dilatar la pupila intervienen los músculos radiales del iris y se controla a través del sistema simpático, mientras que para contraer la pupila intervienen los músculos circulares del iris o esfínter pupilar, mediante el sistema parasimpático.

La pupila es el espacio que queda en el centro del iris y se encarga de controlar la cantidad de luz que penetra en el globo ocular y llega hasta la retina, fundamental para obtener una buena visión (por ejemplo, evitar el deslumbramiento). Las pupilas, normalmente, se dilatan en condiciones de poca luz, para que entre mayor cantidad de luz al ojo y las imágenes puedan formarse correctamente sobre la retina. En condiciones normales, la dinámica pupilar, tamaño y rapidez de dilatación de ambos ojos, es similar y simétrica.

Tipos de midriasis

Seguidamente explicamos los tipos de midriasis más frecuentes que encontramos en oftalmología:

Midriasis fisiológica

La dilatación de las pupilas (midriasis) en un ambiente con escasez de luz es un proceso normal en unos ojos sanos. La midriasis fisiológica es el proceso por el cual ambas pupilas se dilatan de forma simétrica en ambos ojos en ambientes con baja luminosidad.

Midriasis unilateral benigna episódica

Se identifica por una clara asimetría entre ambas pupilas o anisocoria, estando una dilatada mientras que la otra se mantiene en su tamaño normal. Este es un tipo de midriasis poco frecuente que se da especialmente en pacientes con migrañas, déficit parasimpático o hiperactividad simpática en el iris. Es muy frecuente en los casos de estrés importante como en estudiantes en la época de exámenes finales, o estrés laboral.

Midriasis arreactiva simétrica

Las pupilas se mantienen dilatadas en un ambiente con alta luminosidad o incluso cuando estimulamos con una luz directamente sobre el ojo (examen fotomotor). Una de las principales causas de la midriasis arreactiva simétrica son los daños cerebrales ocasionados, en muchos casos, por un paro cardiorespiratorio o por un traumatismo fuerte donde podremos realizar una primera valoración sobre el estado cerebral del accidentado.

Midriasis arreactiva asimétrica

En este caso tenemos una pupila que reacciona normalmente ante estimulos luminosos mientras que en el otro ojo se observa una pupila dilatada, midriática que no responde a la luz. Esto se debe fundamentalmente a causas de tipo traumático (un golpe en la cabeza que lesiono el músculo esfínter pupilar), tumores cerebrales que afectan sólo a un hemisferio o tras una enfermedad ocular de tipo inflamatorio (uveítis) o una hipertensión intraocular aguda (glaucoma de ángulo cerrado) que dejó adherida la pupila al cristalino en midriasis (sinequias posteriores).

Midriasis bilateral

Generalmente la provoca un proceso de intoxicación causado por la ingesta de metanol, drogas, opiáceos o tóxicos que provocan actividad colinérgica. Algunas otras causas que se pueden asociar a la midriasis bilateral son la hipotermia y las lesiones en la zona media de la protuberancia cerebral.

Causas de las pupilas dilatadas más habituales 

Ahora que ya sabemos qué es la midriasis y cómo se produce, resulta importante conocer sus principales causas: 

La luz ambiental

La causa más normal de las pupilas dilatadas es la ausencia de luz en determinados lugares y situaciones. La pupila se dilata como una reacción automática para poder ver correctamente.

El estado emocional

Pocas personas se percatan que las pupilas se dilatan durante un estado emocional intenso. Crisis nerviosas, miedo y entusiasmo son algunas emociones que pueden causar midriasis de forma súbita. 

Ciertos fármacos

El consumo de fármacos anticolinérgicos bloquea la transmisión de algunos químicos hacia los ojos y dilata las pupilas. De forma similar, el oftalmólogo utiliza fármacos (colirio ciclopléjico, atropina, entre otros), para dilatar las pupilas y poder explorar el fondo de ojo o antes de ciertas cirugías como las cataratas o el desprendimiento de retina.

Las drogas o el alcohol

El consumo de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes puede causar pupilas dilatadas por varias horas. Las drogas que producen midriasis son la cocaína, el éxtasis, el THC, las metanfetaminas y los alucinógenos. 

Las drogas afectan los receptores de serotonina y pueden aumentar o disminuir la producción de este transmisor, causando como consecuencia pupilas dilatadas. 

midriasis definicion

Enfermedades

Cuando la midriasis no tiene causa aparente, puede sospecharse de alguna afección neurológica o cerebral que esté estimulando de forma permanente la dilatación de la pupila.

Algunas enfermedades no oftalmológicas pueden llegar a afectar de forma importante las capas del ojo y su correcto funcionamiento. 

Entre las enfermedades que pueden provocar midriasis como efecto secundario, encontramos: 

  • Hemorragia cerebral. 
  • Accidente cerebrovascular 
  • Tumor en el ojo o en el cerebro.
  • Lesión en el nervio trigémino.
  • Traumatismos o daño colateral por glaucoma

Tratamiento

Si las pupilas dilatadas se presentan como una reacción anormal que permanece a pesar de estar en un lugar muy iluminado resulta importante acudir de inmediato al oftalmólogo.

Ante un caso de midriasis permanente, lo más importante es detectar la causa que está generando esta reacción anormal e involuntaria, ya que puede tratarse de condiciones peligrosas como un accidente cerebrovascular.

El tratamiento de la midriasis va a depender de la causa que esté afectando a la estructura ocular.

Mientras la persona tenga las pupilas dilatadas es importante el uso de gafas solares, no exponerse a la luz solar y no conducir.

Desde el punto de vista puramente oftalmológico, en los casos de midriasis grave, podemos realizar tratamientos específicos para cerrar la pupila. Se puede realizar una cirugía para cerrar de forma selectiva el diámetro pupilar, ajustando la cantidad de luz que entra en el ojo, intervención que denominamos Pupiloplastia.  

En Área Oftalmológica Avanzada contamos con el mejor equipo humano y tecnológico para atender la salud visual. No dudes en contactarnos, ¡estamos encantados de atenderte!

Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada
Resumen
Pupilas dilatadas o midriasis: Qué son, causas y tratamiento
Nombre del artículo
Pupilas dilatadas o midriasis: Qué son, causas y tratamiento
Descripción
¿Sufres de pupilas dilatadas o midriasis? Te contamos qué son, por qué ocurre y qué debes hacer si lo padeces.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Call Now Button