Menú

En la actualidad, los errores refractivos son una de las principales afecciones oculares, especialmente entre las personas más jóvenes expuestas a pantallas digitales y a fijar la vista a un punto durante grandes períodos de tiempo.

En Área Oftalmológica Avanzada os explicaremos los principales mecanismos de que disponemos para realizar el control de miopía mediante lentes de contacto, los tipos y quién puede ser candidato.

control miopia

¿Qué son las lentillas para el control de la miopía?

Las lentillas para el control de miopía son lentes de contacto específicamente diseñadas para frenar o controlar el avance de la miopía, y pueden ser tanto blandas como rígidas permeables a los gases. Su aspecto a simple vista es similar a las lentillas normales, y es gracias a su diseño especial que se puede conseguir ese efecto deseado.

Dichos productos están fabricados con diferentes polímeros biocompatibles que están compuestos con diversos porcentajes de agua y están diseñados para cubrir la parte anterior del ojo (la córnea) y compensar el defecto refractivo del usuario, bien sea miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia.

Es importante recordar que las lentillas son productos sanitarios a todos los efectos, y siguen normas de fabricación y control estrictas por parte de las autoridades sanitarias. Es por ello que las lentillas son muy seguras y no son peligrosas por si mismas, al estar perfectamente testadas sus medidas de seguridad básicas.

Tipos de lentillas para el control de miopía

Existen cuatro tipos de lentillas para el control de la miopía que se clasifican en función de sus características, necesidades y modos de uso.

Lentes blandas esféricas o tóricas (con astigmatismo)

Pueden ser de uso diario y reemplazo quincenal o mensual, e incluso de un solo uso  (usar y tirar). Este tipo de uso resulta muy interesante para las personas que piensan que no van a poder realizar un correcto mantenimiento de las mismas, por ejemplo en el caso de niños y/o adolescentes. En algunos casos se puede plantear un uso continuado de las mismas.

Lentes rígidas permeables a los gases (con o sin astigmatismo)

Acostumbran a ser de uso diario y reemplazo anual, pudiendo en algunos casos realizar un uso continuado de hasta 30 noches.

Lentes blandas de desenfoque periférico (DP)

Especialmente aconsejadas en miopías bajas, y en sus fases iniciales). Se trata de unas lentillas que a simple vista parecen unas lentillas normales, pero que realizan un efecto específico en la retina del usuario, frenando el avance de la miopía. Este efecto está corroborado en diversos estudios clínicos. En este caso existen lentillas de DP de un único uso (usar y tirar) o de uso diario y reemplazo trimestral.

Lentes para terapia corneal de diseño y uso especial

Este tipo de lentillas para el control de la miopía generalmente se recomienda para uso nocturno. Se trata de las lentillas de ortoqueratologia nocturna, que se han mostrado como uno de los sistemas de control del avance de la miopía más efectivos, estando dicha Terapia aprobada tanto por FDA como la CE.

Estrategias para el control de la miopía con lentes de contacto

Existen diversas estrategias con lentes de contacto para intentar frenar el avance de la miopía, estando especialmente indicadas en los primeros momentos de la aparición de dicho defecto refractivo.

En Área Oftalmológica Avanzada recomendamos tres sistemas básicos, que serán acordados con el paciente después del estudio de valoración en función de sus necesidades.

Lentes de contacto y ayuda visual o terapia visual

Este sistema aprovecha el propio uso de lentes de contacto y, en función de la valoración optométrica que se realice al paciente, se puede complementar bien con terapia visual específica y/o con el uso, en tareas de cerca, de unas gafas que eviten el esfuerzo acomodativo, posible factor de aumento de la miopía.

Las lentillas pueden ser de un solo uso o de uso diario y reemplazo quincenal, mensual o trimestral.

Lentes de contacto de desenfoque periférico (DP)

Estas lentillas están diseñadas específicamente para generar un control sobre el avance de la miopía, y su eficacia está demostrada en diversos estudios, a disposición del usuario y/o su entorno.

El uso es el mismo que con cualquier otro tipo de lente de contacto, pueden ser en régimen de un solo uso o de uso diario y reemplazo trimestral. En algunos casos puede complementarse con terapia visual y uso de gafas que eviten el esfuerzo acomodativo, como en el sistema anterior.

Ortoqueratologia

La orto k u ortoqueratologia, es una técnica conocida desde hace más de una década como un sistema efectivo en el control de la miopía, a la vez que se convierte en una terapia que además permite al usuario no tener que usar ninguna ayuda óptica durante el día, pues las lentillas se usan durante la noche.

Las lentillas de ortoqueratología realizan un efecto de modificación de la superficie corneal mientras la persona duerme. Es un tratamiento completamente reversible, compatible con cualquier otro sistema de compensación (gafas y/o lentes de contacto normales).

¿Quién puede usar estas lentes de contacto?

Cualquier persona, desde edades tempranas incluso, con interés en realizar alguna técnica que ayude a frenar el avance de la miopía o que, por necesidades personales y/o profesionales, quieran o deban prescindir de compensación óptica durante el día.

También son candidatos determinados deportistas o profesiones, en las cuales el uso de gafas o lentillas puede estar restringido, son unos de los más indicados para ofrecer estas alternativas de compensación.

¿Qué pruebas previas deben realizarse?

Además de la exploración ocular, para garantizar la salud de los ojos para el uso de lentillas, es necesaria una completa revisión optométrica, que además del estado refractivo (graduación de la vista) incluya exámenes de acomodación y binocularidad, básicos para decidir si se puede iniciar un proceso de control de miopía.

Para la toma de medidas se realiza:

Precio de las lentes de contacto para el control de la miopía

En todos los casos, deben realizarse las pruebas previas indicadas, cuyo coste es de 250 euros. Si se dispone de una mutua que cubra las pruebas para las medidas (topografía y/o biometría) el coste es de 180 euros y dichas pruebas quedan cubiertas por la mutua.

En el caso de las lentillas «normales», el precio será el del producto que se utilice, al cual deberán añadirse las visitas de seguimiento que se acuerden, generalmente una cada tres meses, para confirmar que el efecto de control existe y poder seguir con el tratamiento. Las visitas de seguimiento tienen un coste de 90 euros, e incluyen la medición con el biómetro y topógrafo, como parte del seguimiento del caso. En el caso de pertenecer a una mutua que cubra las pruebas, el precio de la visita es de 50 euros.

En el caso de las lentillas de desenfoque periférico, el coste mientras se usan dichas lentillas y se hace el seguimiento para verificar el control de la miopía, es de 240 euros trimestrales. Dicho precio incluye las lentillas para los tres meses y la visita de seguimiento incluye Biometría bilateral de no contacto.  En el caso de pertenecer a una mutua que cubra las pruebas, el precio del tratamiento es de 200 euros trimestrales.

Si se prescribe un tratamiento de Orto K, el precio total es de 875 euros, con el siguiente desglose. El precio de la reposición anual es de 400 euros por las dos lentillas, y la revisión anual tiene un coste de 75 euros.

Las lentes de orto k, ¿sólo sirven en el control de miopía?

NO. En algunos casos, el uso durante el día, o en actividad, de las lentes de contacto o gafas, no es una solución para el usuario. Bien por temas profesionales, estéticos, complicaciones en el uso diario…la ORTO K puede ser una alternativa al uso convencional de lentillas.

¿Puede abandonarse este tratamiento?

Cualquiera de estos tratamientos puede abandonarse en cualquier momento, siempre teniendo en cuenta que si existía un efecto de control de miopía, el aumento de graduación volverá a aparecer.

Otro motivo del cese del tratamiento será en el caso de que no se prevea que el efecto de control sea efectivo, motivo por el cual será el propio profesional el que sugiera cesar el tratamiento, o cambiarlo si es preciso.

¿Tiene efectos secundarios?

En el caso de las lentes de contacto, bien normales bien de desenfoque periférico, y al tratarse de un sistema de uso bien conocido, solo es necesario seguir los consejos habituales en cuanto al correcto uso de lentillas y de un adecuado seguimiento.  En el caso de niños, el uso de lentillas de un solo uso evita posibles complicaciones asociadas al propio mantenimiento y uso de las lentillas, en periodos de varias semanas.

En el caso de la orto k, se han descrito algunos efectos rebote al abandonar el tratamiento, con un aumento de la miopía.

En cuanto al uso habitual, se trata de un uso muy seguro, con lentillas diseñadas para dicho régimen y que ofrecen garantías de seguridad sobre la salud ocular. Evidentemente, como con cualquier producto, un uso inadecuado o una falta de seguimiento, puede llevar a complicaciones evitables.

En Área Oftalmológica somos expertos en contactología clínica, si quieres más información sobre el uso de lentillas para frenar la miopía no dudes en ponerte en contacto con nosotros, un experto te atenderá.

Resumen
Lentillas para el control de la miopía
Nombre del artículo
Lentillas para el control de la miopía
Descripción
Hablamos sobre las lentillas para el control de la miopía, gracias a las cuales conseguimos frenar el avance de la miopía, hipermetropía y astigmatismo.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Call Now Button