Menú
lagrimal obstruido

El lagrimal obstruido es una condición bastante común en oftalmología. Ésto sucede cuando el conducto lagrimal se tapa e impide el drenaje normal de la lágrima.

Esta afección es muy común en personas mayores y adultos, afectando con mayor frecuencia al género femenino.

El lagrimal obstruido, mejor conocido como dacriocistitis, puede estar causado por una infección bacteriana.

Atender a tiempo esta condición es imprescindible para evitar una conjuntivitis y otras complicaciones mayores.

En Área Oftalmológica Avanzada te explicamos qué es el conducto lagrimal obstruido y cómo se puede corregir.

Qué es el lagrimal obstruido o tapado

Las lágrimas son producidas por las glándulas lagrimales y, luego, son drenadas a través del saco lagrimal.

Cuando el conducto por donde circulan las lágrimas sufre una obstrucción, el fluido se acumula en la vía y se produce una dacriocistitis.

El lagrimal obstruido puede ocurrir debido a una infección que provoca la inflamación del conducto lagrimal e impide el paso de la lágrima hacia el saco lagrimal.

La inflamación también se puede presentar en un saco lagrimal.

El lagrimal obstruido suele ocurrir en un solo ojo y es una condición que puede afectar a niños recién nacidos, ancianos, adultos y mujeres entre los 50 y 60 años de edad.

Tipos de lagrimal obstruido

Existen dos tipos de lagrimal obstruido:

Adquirido

Este tipo de obstrucción en los conductos lagrimales se «adquiere» a lo largo de la vida normal de una persona. El lagrimal obstruido adquirido es el más frecuente y afecta a personas adultas o de la tercera edad.

Congénito

El lagrimal obstruido congénito afecta a los recién nacidos.

La afección puede ocurrir porque el niño haya contraído una infección durante el parto o que haya nacido con alguna lesión ocular que está obstruyendo los conductos lagrimales.

Causas del lagrimal obstruido

La causa más frecuente del lagrimal obstruido son las infecciones bacterianas.

Cuando esto sucede, las bacterias comienzan a proliferar dentro del conducto lagrimal, se inflama y se obstruye el paso de las lágrimas.

También puede estar el saco lagrimal está obstruido a causa de traumatismos o lesiones oculares.

Por lo general, la obstrucción se debe a la inflamación del saco lagrimal o del conducto nasolagrimal.

En ambos casos, se produce un taponamiento importante que impide que la lágrima pueda circular hasta la nariz y, en su lugar, comienza a ser expulsada a través de los párpados.

También existen otras causas asociadas a la obstrucción lagrimal, tales como:

  • Neoplasias del saco o el conducto lagrimal.
  • Anomalías en la formación ósea.
  • Enfermedades inflamatorias como la sarcoidosis y la enfermedad de Wegener.
  • Complicaciones derivadas de traumatismos quirúrgicos.
  • Conjuntivitis.
  • Blefaritis.
  • Hipertrofia del cornete inferior.

También existen factores que hacen a una persona más propensa a sufrir de lagrimal obstruido, vamos a conocerlos:

  • Las personas blancas que viven en el mediterráneo tienen mayor riesgo de padecer esta afección. Es menos común en asiáticos y personas negras.
  • La edad es un factor de riesgo importante. Mientras más mayor es una persona, es más probable que sufra de alguna obstrucción en el saco lagrimal.
  • El bajo nivel socioeconómico es también considerado un factor de riesgo.
  • Las mujeres son más propensas a sufrir esta condición. El rango es de 4 o 5 mujeres con obstrucción lagrimal por cada hombre que lo padece.
cirugia conducto lagrimal obstruido

Principales síntomas

El síntoma más característico del lagrimal obstruido es el lagrimeo constante.

En vista de que las lágrimas se encuentran atrapadas en el conducto y no pueden circular hacia la nariz, se produce un drenaje a través de los párpados que resulta muy molesto.

El lagrimeo constante se conoce como epífora y es una de las principales causas de la conjuntivitis bacteriana o eccemas en los párpados.

Por esta razón, es importante mantener los ojos limpios, retirar la secreción y las legañas, y evitar aplicar todo tipo de cremas, ungüentos o lágrimas artificiales.

Otros síntomas del lagrimal obstruido son:

Los síntomas del lagrimal obstruido congénito son:

  • Secreción de sustancia mucosa.
  • Lagrimeo constante.
  • Formación de costras en los párpados.
  • Enrojecimiento del párpado y la conjuntiva.
  • Pus en el ojo.
  • Formación de un quiste interno por causa de la inflamación.

Tratamiento para el lagrimal obstruido

El tratamiento para el lagrimal obstruido puede contemplar la administración oral de antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios para atender los síntomas en caso de infección.

Sin embargo, el tratamiento más eficaz para corregir el lagrimal obstruido es la intervención quirúrgica.

En la actualidad, el procedimiento más moderno y efectivo para corregir la obstrucción lagrimal es la dacriocistorrinostomía endonasal o el endocanalicular con láser de diodo.

Estas intervenciones resultan menos invasivas para el paciente que una dacriocistorrinostomía externa y permite combatir la obstrucción nasolagrimal de forma eficaz.

La dacriocistorrinostomía endonasal es un procedimiento que, comparado con técnicas antiguas, ofrece muchas ventajas y es el más utilizado actualmente.

Estas son sus ventajas:

  • Menor tiempo de recuperación después de la cirugía.
  • No se realizan heridas, cortes o cicatrices en la piel.
  • Menor índice de hemorragias.
  • Reducción de complicaciones.

El objetivo de la intervención quirúrgica es crear un nuevo conducto para drenar las lágrimas, el moco y las bacterias acumuladas dentro del conducto y del saco lagrimal.

El tratamiento para el lagrimal obstruido congénito consiste en limpiar los ojos del bebé tres veces al día, según las indicaciones que haya dado el oftalmólogo pediatra.

El objetivo es evitar la acumulación de secreciones a través de los párpados para prevenir una infección mayor como la conjuntivitis bacteriana.

El lagrimal obstruido en recién nacidos suele corregirse por sí solo durante el primer año de vida.

De no ser así es importante que el oftalmólogo pediatra evalúe la opción de realizar una cirugía, utilizando una sonda para drenar el líquido acumulado.

Este procedimiento es bastante sencillo y no invasivo. Se lleva a cabo con sedante y habiendo administrado colirio anestésico en el ojo afectado.

En Área Oftalmológica Avanzada contamos con el mejor equipo médico y tecnológico para atender de forma eficaz los dos tipos de lagrimal obstruido. Si necesitas más información acerca de esta condición o deseas marcar una cita con alguno de nuestros especialistas, no dudes en contactarnos.

Resumen
Lagrimal obstruido o tapado, qué es, síntomas y tratamiento
Nombre del artículo
Lagrimal obstruido o tapado, qué es, síntomas y tratamiento
Descripción
Sufrir de un lagrimal obstruido es habitual en personas mayores y personas adultas. ¿Quieres saber sus síntomas y tratamiento?
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Call Now Button