Seleccionar página

El síndrome del Ojo Seco puede venir originado por muchos factores, y uno de los más comunes suele proceder de la reducción de hormonas como los estrógenos y la progesterona. Por ello, es común que sea una dolencia típica de las mujeres con menopausia y que su tratamiento tenga en cuenta otros campos, como el de la ginecología.

La relación del ginecólogo con el ojo seco

Dentro del espectro de pacientes que se ven afectados por el síndrome de ojo seco, se encuentra de manera significativa las mujeres que padecen de menopausia. El cambio hormonal transitorio que se vive durante ésa época de la vida, acaba por generar una reducción de hormonas, que a su vez comporta la atrofia de las glándulas de Meibomio, un proceso que se inicia con la obstrucción del conducto de salida de éstas.

Además, también se debe tener en cuenta que más allá de los cambios hormonales en la mujer, la menopausia suele ir asociada a un cuadro depresivo que suele acompañar igualmente al Ojo Seco, puesto que supone una vivencia muy invalidante para quien lo sufre. Si el entorno no colabora o ayuda con esta situación, el problema suele agravarse.

Cuando nos encontramos con pacientes que presentan este cuadro, resulta primordial afrontar el problema desde todos los focos posibles. Aunque nuestros tratamientos consigan mejorar las molestias oculares, el problema no acabará por solucionarse del todo hasta que se aborde el problema en toda su extensión, es decir, con un ginecólogo o un endocrino.

ginecólogo y ojo seco

 

Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada
Resumen
El ginecólogo y el ojo seco
Nombre del artículo
El ginecólogo y el ojo seco
Descripción
Uno de los factores más comunes de ojo seco suele proceder de la reducción de hormonas como los estrógenos y la progesterona.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor