Menú
fistula carotido cavernosa

La fístula carótido-cavernosa, también conocida por sus iniciales FCC, es una comunicación anómala que se produce entre la arteria carótida y el seno cavernoso que se puede extender de forma anterógrada a la órbita y causar un daño importante en la estructura ocular.

La FCC puede estar provocada por diversas causas, una de ellas son las fracturas craneales que causan el desgarro de la arteria carótida. 

Existen dos tipos de fístulas carótido-carvenosas, la de tipo directo que es de alto flujo, y las indirectas, de bajo flujo. El diagnóstico médico precoz de las FCC es muy importante para cuidar la salud ocular y preservar, el máximo posible, la correcta visión del paciente.

En Área Oftalmológica Avanzada explicamos, a continuación, qué es una fístula carótido-cavernosa y cómo debe tratarse. 

¿Qué es la fístula carótido-cavernosa?

La fístula carótida-carvenosa es una comunicación anormal que se establece entre la arteria carótida y el seno carvenoso generando una patología arteriovenosa que se desarrolla en dirección a la órbita comprometiendo gravemente la salud ocular.

Cuando esto ocurre, la sangre que está dentro de la vena se arterioliza y la presión intravenosa se altera, de tal modo, que puede llegar a cambiar la pulsatilidad asi como la velocidad del flujo sanguíneo.

Tipos de fístula carótido-cavernosa

Existen dos tipos de FCC distintos, veamos: 

Fístulas carótido carvenosas de tipo directo

Son consideradas de alto flujo sanguíneo y se caracterizan por la comunicación directa que se presenta entre el tronco principal de la carótida interna y el seno cavernoso.

Este tipo de FCC están asociadas a traumatismos severos con fracturas de base de cráneo, problemas quirúrgicos, ruptura de aneurismas carotídeos e intracavernosos, problemas arteriales y deficiencia de colágeno. 

Fístulas carótido carvenosas de tipo indirecto

Son de bajo flujo y también se las conoce con el nombre de fístulas durales.

Estas fístulas causan una comunicación anómala entre las arterias de la meninge y el seno cavernoso. Ocurren de forma espontánea y están asociadas factores como hipertensión arterial, cirugía intracraneal, sinusitis y el embarazo.

Aproximadamente más del 50% de las fístulas de bajo flujo se resuelven por sí solas, en cambio, las de alto flujo sugieren una embolización vía catéteres intravasculares.

fistula carotido cavernosa diagnostico

Causas más comunes

Las fístulas carótido-cavernosas son más comunes en mujeres mayores de 50 años que presentan antecedentes de hipertensión arterial o que han sufrido esta condición durante muchos años.

Las causas que se reconocen de las FCC son

  • Traumáticas: como los que se refieren a traumatismos craneales.
  • Espontáneas: como anomalías congénitas, ruptura de aneurismas, deficiencia de colágeno y problemas arteriales. 

Diagnóstico

El diagnóstico precoz de la fístula carótido-cavernosa es muy importante para la salud ocular del paciente. Siempre que una persona presente cualquier traumatismo craneal, especialmente en la base del cerebro, es indispensable evaluar la salud ocular para descartar la formación de una fístula carótido-cavernosa. 

En el momento de examinar los ojos, el oftalmólogo debe buscar señales de pérdida en la agudeza visual, presión intraocular elevada, exoftalmos, proptosis, quemosis o soplo orbitario. 

Para el diagnóstico será necesario realizar una revisión completa de todo el globo ocular y realizar una tomografía de coherencia óptica u OCT.

Sin embargo, las pruebas claves para el diagóstico de esta patología son la arteriografía y la angiografía con fluoresceína. 

Cómo es el tratamiento de la Fístula Carótido-Cavernosa

El tratamiento para tratar la fístula carótido-cavernosa dependerá del tipo de fístula y de qué tan pronto se haya realizado el diagnóstico.

Cuando la fístula es indirecta, es decir, de bajo flujo, por lo general se aconseja mantener un seguimiento médico periódico, ya que suelen resolverse por sí solas y son consideradas una condición benigna que no atenta contra la visión del paciente. 

Las fístulas directas, que son las que están asociadas a traumatismos encefalocraneales, específicamente a fracturas en la base del cerebro, son de mayor riesgo y deben ser atendidas de inmediato para prevenir cualquier daño ocular. 

En la mayoría de los casos, los pacientes que padecen este tipo de fístulas están ingresados en cuidados intensivos y con un cuadro clínico delicado.

La mejor forma de atender este tipo de lesiones es realizando una embolización a través de catéteres intravasculares o un tratamiento endovascular con balones. 

La fístula carótido-cavernosa es una condición poco común y sumamente compleja de diagnosticar y atender. Si tienes dudas acerca de esta patología, contacta con nosotros, en Área Oftalmológica Avanzada te atenderemos encantados.

Resumen
¿Qué es la Fístula carótido-cavernosa? Causas, Diagnóstico y Tratamiento 
Nombre del artículo
¿Qué es la Fístula carótido-cavernosa? Causas, Diagnóstico y Tratamiento 
Descripción
La fístula carótido-cavernosa (FCC) es una comunicación vascular anómala. Te contamos sus causas, su diagnóstico y su tratamiento.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Call Now Button