Seleccionar página

Hablamos sobre las expectativas de una operación de la vista. Cómo puede ser que hayan pacientes que ven bien pero no se hayan cumplido sus expectativas y qué esperar de una operación en los ojos.

expectativas operacion en los ojos

Qué esperar de una operación ocular

¿Por qué hay personas muy contentas y otras muy descontentas con el mismo tratamiento?. La respuesta es porque sus requisitos y su situación personal son muy diferentes.

Hay personas que para nosotros, para el oftalmólogo, ven muy bien y están descontentas y otras, que sabemos que no ven tan bien, sin embargo están muy satisfechas. Se trata de averiguar en cada caso qué es lo que quiere cada paciente, cuáles son sus necesidades reales y cómo está su estado general. Aunque parezca mentira, estos datos son fundamentales para que el médico decida la indicación precisa para obtener un paciente satisfecho, una persona que esté feliz con el tratamiento realizado.

Detectar las necesidades de la persona

Una persona que quiere operarse de miopía o quiere quitarse las gafas de cerca para poder hacer su tarea habitual, por ejemplo un delineante, tendrá unas necesidades muy diferentes a otra persona que aunque le gusta leer, su principal motivación es no llevar gafas porque hace deporte y le molestan, o aquel que es coleccionista de sellos y quiere ver detalles muy pequeños.

Ojalá tuviéramos una solución única perfectamente efectiva y segura para todos. Esto es difícil, por lo menos a corto plazo, ya que son muchos los factores que intervienen en los mecanismos de la visión, como el simple estado de ánimo, procesos sistémicos como la hipertensión arterial o el estado cognitivo del cerebro, aspectos todos ellos difíciles de poner de manifiesto y más aún de mejorarlos, aunque no imposible, por eso el mensaje es positivo, se pueden hacer cosas.

El oftalmólogo trata personas

Los oftalmólogos, en nuestra condición de médicos, no tratamos enfermedades, tratamos a personas, con sus connotaciones personales que, en la medida que las conozcamos, seremos capaces de ayudarlos para mejorar entre otras cosas, su capacidad perceptiva visual.

Existen pacientes que acuden a nuestra consulta y que una vez explorados vemos que todo está bien, incluso con una buena agudeza visual, pero que refieren una mala visión, que no pueden hacer cosas que hacían antes o no se han cumplido las expectativas que se habían hecho, en muchos casos, subyace un problema de fondo que debemos investigar.

Cómo gestionar las expectativas de una cirugía ocular

Lo primero es preguntar al paciente lo que le han dicho, el “cuánto verían”, la expectativa que se había creado si se ha cumplido. Por aquí empiezan muchos problemas, especialmente en lo referente a la visión próxima. No es que no vean es que ven menos de lo que pensaban que iban a ver.

Es importante que el médico explique bien al paciente lo que conseguiremos con la aplicación de una cirugía específica.

En segundo lugar, el proceso de recuperación visual no suele ser inmediato, se requiere un tiempo para que los cambios que hemos hecho, por ejemplo con una cirugía láser, el cerebro se adapte a esta nueva forma de ver. Hay que explicárselo al paciente, en caso contrario, entra en un círculo vicioso negativo de desánimo que no lo deja mejorar.

Preguntar las necesidades del paciente

Resulta fundamental preguntar al paciente sobre las necesidades que tiene y para qué quiere realizar esa cirugía ocular.

Si tenemos claro qué es lo que quería ese paciente y comprobamos que el resultado obtenido con el tratamiento es correcto, el médico debe hacer ver al paciente que, aunque todavía no haya alcanzado el estado final de visión, está en la línea de conseguirlo y en muchos casos será necesario hacer algún tipo de ejercicio visual, buscando el punto de enfoque, ajustando la luz, empezar con un tamaño de letra más grande para ir reduciéndolo, etc. Es decir, una serie de medidas en las que el médico “acompaña” al paciente en el proceso de recuperación, hasta que conseguimos el objetivo propuesto y tenemos a una persona satisfecha.

Hay que decir que en este proceso de recuperación, la figura del optometrista es fundamental, de la misma forma que el fisioterapeuta lo es con el traumatólogo.

En nuestra experiencia, hemos visto que no hay un grado de visión estándar o “normal”, que se asocie con una visión satisfactoria para todos los pacientes.

Adaptar la cirugía a las necesidades del paciente

Cada uno tiene unos requerimientos distintos y aprecia de forma diferente el éxito de un determinado tipo de tratamiento y, es ahí donde el oftalmólogo, en su calidad de médico y un poco de psicólogo, debe entender qué es lo que necesita cada paciente.

El objetivo de todo ello es crear una expectativa real y ayudarlo a conseguirla, mediante el láser o la lente más sofisticada o hablando, esa conversación que explique y tranquilice al paciente, para nosotros el método terapéutico más potente que existe. Cada caso es un él y sus circunstancias. Médico y paciente deben entrar en sintonía, buscar la misma resonancia y establecer un lazo de confianza mutua. Os aseguramos que con esta fórmula se ve mucho mejor, incluso de cerca.

 

Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada
Resumen
Expectativas de una operación de la vista
Nombre del artículo
Expectativas de una operación de la vista
Descripción
Hablamos sobre las expectativas de una operación de la vista y qué se espera de una operación ocular. La información al paciente resulta algo fundamental.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor