Seleccionar página

Este fin de semana se han celebrado diversas actividades para recaudar fondos para el diagnóstico precoz y el tratamiento de la Esclerosis Múltiple, una enfermedad que cada vez tiene mayor número de personas afectadas (90 por cada 100.000 personas en España, incrementándose a casi el doble en países nórdicos), con mayor prevalencia en mujeres, tres veces más respecto a los hombres.

Se trata de una enfermedad neurológica degenerativa, invalidante, que produce espasticidad muscular, especialmente en las piernas y parálisis. Suele iniciarse entre los 25 y 30 años y si bien su curso era progresivo y con tratamientos poco eficaces, en el momento actual se han desarrollado fármacos y terapias que resultan muy eficaces, hasta el punto que atletas que sufren esta enfermedad, pueden seguir compitiendo al más alto nivel.

Desde el punto de vista oftalmológico, es importante saber que en muchos casos la enfermedad empieza a manifestarse con pérdida de visión, en uno o los dos ojos. El paciente acude a la consulta refiriendo un descenso en la visión,  que puede acompañarse de visión doble. Se debe a que se produce la inflamación del nervio óptico, una Neuritis óptica, origen de la afectación visual. El oftalmólogo, ante esta situación investigará la causa de este proceso y mediante la ayuda de la campimetría y la electrofisiología, pondrá de manifiesto la neuritis y, mediante una resonancia magnética, se podrá llegar a un primer diagnóstico de esclerosis múltiple, momento en que deberá actuar el neurólogo especializado en esta enfermedad.

El motivo de este escrito es precisamente este, hacer hincapié en que un proceso grave como la esclerosis múltiple, puede debutar con afectación visual y que su diagnóstico precoz es fundamental para establecer un tratamiento adecuado que controle la enfermedad. Un descenso repentino de la visión es siempre motivo de preocupación y un aviso que nos debe alertar sobre la necesidad de acudir al oftalmólogo, ya que puede estar relacionado con otros problemas extraoculares de carácter grave.

Si quieres saber más:

Neuritis óptica: causas y tratamiento

Te puede interesar