Vitrectomía: qué es, riesgos y postoperatorio

¿Qué contiene este artículo?

  1.  ¿Qué es la vitrectomía?
  2. ¿Cuándo es necesario hacer una vitrectomía?
  3. ¿Qué exámenes se requieren antes de una vitrectomía?
  4. ¿Qué ocurre durante la intervención?
  5. Riesgos de la cirugía del vítreo
  6.  Cuidados después de una vitrectomía

¿Qué es la vitrectomía?

La vitrectomía es un tipo de intervención quirúrgica ocular que sirve para tratar enfermedades que afectan a la retina y al vítreo. Mediante una precisa cirugía el especialista remueve el vítreo. Éste es un gel claro que está rellenando toda la cavidad ocular, detrás del cristalino y en contacto con la parte interna de la retina. El vítreo en ocasiones puede deteriorarse, opacificándose y bloqueando el paso de la luz a la retina.

Este deterioro del humor vítreo afecta la capacidad del paciente para ver adecuadamente. Por lo tanto, esta operación se convierte en una opción para recuperar la vista y mejorar la calidad de vida de personas con problemas en la retina.

¿Cuándo es necesario hacer una vitrectomía?

Esta operación está recomendada cuando el vítreo pierde su transparencia debido a una enfermedad o situación particular. No obstante, en muchas ocasiones se opta por la vitrectomía aún cuando el vítreo se encuentra bien, pues resulta necesario removerlo para acceder a la retina y tratar distintas condiciones oculares que la afectan.

La vitrectomía es una intervención que mejora la visión del paciente porque elimina el material opaco o alterado que se acumula en el espacio vítreo. También posibilita que se actue directamente sobre la retina para restaurar zonas alteradas y mejorar así la visión, como extirpar membranas, tracciones, desplazamientos o hemorragias.

Algunas de las enfermedades que se tratan con la cirugía vitreoretiniana son:

vitrectomía

¿Qué exámenes se requieren antes de una vitrectomía?

La vitrectomía es una operación que se realiza por recomendación de un oftalmólogo. Por lo tanto, una vez que el especialista indica que este es el tratamiento adecuado, el paciente debe someterse a una serie de exámenes para determinar la manera correcta de afrontar la intervención y el estado de salud general.

Habitualmente, para planificar una vitrectomía realizamos las siguientes pruebas:

  • Un escaneo de la retina
  • Una prueba de contraste para determinar si hay hemorragias o daños en los vasos sanguíneos de la retina
  • Un test de estimulación eléctrica del ojo
  • Una biometría
  • Análisis de sangre y un electrocardiograma para evaluar el estado general de salud del paciente

Si se padece de alguna enfermedad crónica o se consume un tratamiento médico, es importante informar al especialista para determinar si estas condiciones tendrán algún impacto en la operación.

¿Qué ocurre durante la intervención?

La vitrectomía es una operación ambulatoria que dura entre una y dos horas, dependiendo de la patología que sufra el ojo. En ocasiones el oftalmólogo tiene  que reparar otros tejidos, como quitar una catarata o hacer un trasplante de la córnea. Normalmente el paciente recibe una anestesia local con sedación.

Durante la intervención el oftalmólogo está mirando el ojo a través de un microscopio quirúrgico. Varios instrumentos son colocados dentro del ojo a través de unas pequeñas incisiones en la esclera, en la parte blanca del ojo.

Lo primero que se hace es quitar todo el gel vítreo para acceder directamente a la retina.  Se puede reaplicar la retina utilizando líquido o gases y sellar las roturas mediante fotocoagulación con láser.  Al final de la intervención se reemplaza el vítreo rellenando la cavidad con polímeros o siliconas que se asemejan al vítreo. En ocasiones se introduce un gas que ayuda a mantener la retina en su sitio. También durante la intervención de vitrectomía se pueden extraer tejidos o cuerpos extraños que se alojan después de traumatismos dentro del ojo.

Riesgos de la cirugía del vítreo

Como cualquier intervención quirúrgica, la vitrectomía tiene riesgos aunque los mismos se consideran bajos y mucho menores que los beneficios que aporta esta operación al paciente. Tras la cirugía pueden presentarse complicaciones como:

  • Infección intraocular
  • Sangrado postoperatorio, que puede ocurrir en casos de vasculopatías diabéticas
  • Desprendimiento de retina
  • Aumento de la presión ocular o catarata, especialmente en pacientes que tienen edad avanzada

Para reducir al mínimo estos riesgos, es básico realizar la operación en un centro especializado y de la mano de un cirujano oftalmológico reconocido, como es el caso de Área Oftalmológica Avanzada.

La mejora visual después de la vitrectomía ocurre varias semanas después o incluso tras algunos meses. La agudeza visual que el paciente obtenga dependerá del daño que hayan recibido los tejidos previamente, ya sea por la enfermedad propia del ojo o debido a las intervenciones que haya sufrido antes de la cirugía del vítreo.

Cuidados después de una vitrectomía

Tras la vitrectomía se coloca un parche en el ojo que el paciente puede retirar para dormir. Normalmente el ojo solo debe llevarse tapado hasta del día siguiente de la operación. Para garantizar una mejor recuperación y reducir las molestias tras la cirugía, solemos dar un tratamiento a base de gotas o pomada. La inflamación ocular es normal por lo que se recomienda el uso de compresas frías para reducirla, así como el consumo de antiinflamatorios y analgésicos de venta libre.

Si ha sido colocada dentro del ojo una burbuja de gas, el paciente deberá permanecer boca abajo durante algunos días hasta que el gas se reabsorba y desaparezca.  Es muy importante recordar que si se ha utilizado una burbuja de gas  durante la intervención, durante el tiempo indicado por el oftalmólogo no se podrá ir en avión o a lugares con más de 1000 metros de altura, ya que la presión atmosférica disminuye y esta burbuja puede expandirse dentro del ojo y producirle un rápido aumento de la presión ocular que puede ser dañino para el ojo.

Adicionalmente, durante los siete días siguientes a la operación es recomendable evitar los movimientos bruscos con la cabeza, el ejercicio físico de intensidad y los deportes de contacto.

Se recomienda consultar al médico urgentemente si:

  • Se presenta dolor intenso que no disminuye con los analgésicos o la medicación
  • Si se siente dolor palpitante en el ojo
  • Hay sangrado postoperatorio o cualquier otro síntoma alarmante

Otras patologías oculares


Teléfono: 935 51 33 00
DirecciónCarrer de Dalmases, 42, 08017 Barcelona
Email: info@areaoftalmologica.com


 ¿TE LLAMAMOS?

Indique su teléfono y le llamaremos

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad


Haga clic para pedir cita por WhatsApp

whatsapp


Resumen
Retina
Opiniones de los usuarios
3.5 based on 3 votes
Tipo de servicio
Retina
Nombre del proveedor
Área Oftalmológica Avanzada,
Dalmases 42,Barcelona,Barcelona-08017,
Telephone No.93 551 33 00
Area
Oftalmología
Descripción
La vitrectomía es una intervención que mejora la visión del paciente porque elimina el material opaco o alterado que se acumula en el espacio vítreo.