Seleccionar página

Cirugía Vitreoretiniana

¿Qué es la vitrectomía?

La vitrectomía es un tipo de intervención ocular que trata enfermedades que afectan a la retina y al vítreo.

La retina es la capa sensible del ojo que está recubriendo  el interior de la pared ocular, por fuera de ella está la coroides que es una capa vascular y externamente está la córnea y la esclerótica.

El vítreo es un gel claro que está rellenando toda la cavidad ocular, detrás del cristalino y en contacto con la parte interna de la retina, y en ocasiones puede deteriorarse, opacificandose y bloqueando el paso de la luz a la retina. La vitrectomía es una operación diseñada para eliminar  el gel vítreo enfermo o alterado.

Cirugía Vitreoretiniana1Cirugía Vitreoretiniana2

¿Cuáles son las indicaciones de una vitrectomía?

Hay muchas enfermedades que requieren una vitrectomía, especialmente la retinopatía diabética, sobre todo cuando se presentan hemorragias en el interior del ojo, o membranas sobre la superficie de la retina o, en los casos de desprendimiento de la retina. En casos de heridas oculares o traumatismos, en enfermedades sobre la mácula, especialmente neoformación de membranas,  agujeros maculares o degeneraciones maculares con neovasos. También en algunos problemas secundarios o inflamaciones del ojo. Ocasionalmente después de operaciones de cataratas donde han existido complicaciones.

La vitrectomía es una intervención que mejora la visión del paciente porque elimina el material opaco o alterado que se acumula en el espacio vítreo. También posibilita que se actue directamente sobre la retina para restaurar zonas alteradas y mejorar así la visión, como extirpar membranas, tracciones, desplazamientos o hemorragias.

¿Qué exámenes se requieren antes de una vitrectomía?

Cuando su oftalmólogo ha decidido hacer una vitrectomía, se deben realizar exámenes oftalmológicos, para decidir las maniobras quirúrgicas durante la vitrectomía y, exámenes generales, como una analítica hemática, para preparar la cirugía y una posible anestesia general, si fuera necesaria aunque, en la actualidad, la mayoría de casos se hacen bajo anestesia local y sin hospitalización.

¿Qué ocurre durante la intervención?

La intervención de la vitrectomía dura entre una y dos horas, dependiendo de la patología que sufre el ojo. En ocasiones el oftalmólogo tiene  que reparar otros tejidos, como quitar una catarata o hacer un trasplante de la córnea.

El oftalmólogo, durante la intervención, está mirando el ojo a través de un microscopio quirúrgico. Varios instrumentos son colocados dentro del ojo a través de unas pequeñas incisiones en la esclera, en la parte blanca del ojo.

Lo primero que se hace es quitar todo el gel vítreo para acceder directamente a la retina.  Se puede reaplicar la retina utilizando líquido o gases, y sellar las roturas mediante fotocoagulación con láser.  Al final de la intervención se reemplaza el vítreo rellenando la cavidad vítrea mediante polímeros o siliconas que se asemejan al vítreo. En ocasiones se introduce un gas que ayuda a mantener la retina en su sitio. También durante la intervención de vitrectomía se pueden extraer tejidos proliferativos, especialmente en la retinopatía diabética o en ocasiones, cuerpos extraños que se alojan después de traumatismos dentro del ojo.

Después de la cirugía, el paciente puede presentar algún dolor ocular, en cuyo caso, el oftalmólogo le prescribirá gotas y pomada para aliviar los síntomas y la inflamación dentro del ojo. Si ha sido colocada dentro del ojo una burbuja de gas, tendrá que seguir en la posición apropiada hasta que el gas se reabsorba y desaparezca.  Es muy importante recordar que si se ha utilizado una burbuja de gas  durante la intervención, no podrá ir en avión o a lugares con más de 1000 metros de altura, ya que la presión atmosférica disminuye y esta burbuja puede expandirse dentro del ojo y producirle un rápido aumento de la presión ocular que puede ser dañino para el ojo.

¿Qué riesgos potenciales tiene la cirugía del vítreo?

Toda cirugía intraocular tiene algún riesgo, sin embargo los riesgos son menores que los beneficios que suele obtenerse respecto a la visión.  Algunos de los riesgos de la vitrectomía son infección intraocular,  sangrado postoperatorio, que puede ocurrir en casos de vasculopatías diabéticas, desprendimiento de retina, aumento de la presión ocular o catarata, especialmente en pacientes que tienen edad avanzada.

La mejoría visual después de la intervención de vitrectomía ocurre varias semanas después o incluso meses después de la intervención.  La agudeza visual final, es decir, la visión final del ojo estará en consonancia con el daño que hayan recibido los tejidos previamente,  por la enfermedad propia del ojo o las intervenciones que haya sufrido previamente a la vitrectomía.

CÓMO INSTILARSE UN COLIRIO
Incline la cabeza hacia atrás, baje el párpado inferior e instile UNA GOTA, sin tocar el ojo.

farmacos ojos

CÓMO APLICARSE UNA POMADA
Incline la cabeza hacia atrás, baje el párpado inferior y deposite muy poca pomada  “como un grano de arroz”.  La primera porción debe desecharse cada vez que se abre el tubo.

pomada en el ojo

Teléfono: +34 93 551 33 00
Dirección: C/Dalmases 42 08017 Barcelona
Email:
info@areaoftalmológica.com

 ¿TE LLAMAMOS?

Indique su teléfono y le llamaremos


O pida cita por WhatsApp – 640550238

Resumen
Cirugía Vitreoretiniana
Nombre del artículo
Cirugía Vitreoretiniana
Descripción
La vitrectomía es una intervención que mejora la visión del paciente porque elimina el material opaco o alterado que se acumula en el espacio vítreo. También posibilita que se actue directamente sobre la retina para restaurar zonas alteradas y mejorar así la visión, como extirpar membranas, tracciones, desplazamientos o hemorragias.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
¿Cómo podemos ayudarle?