Menú

La hipermetropía y la presbicia son dos defectos refractivos de la visión que tienen síntomas muy parecidos, pero se diferencian en muchos factores, principalmente en su causa. Ambas condiciones implican que la persona utilice gafas o lentillas para poder ver con nitidez los objetos cercanos, por esta razón muchos se preguntan cuál es la diferencia entre hipermetropía y presbicia.

Para responder correctamente a esta interrogante tan común, en Área Oftalmológica Avanzada te explicamos detalladamente en qué consiste cada una de estas patologías.

Diferencia entre hipermetropia y presbicia

¿Qué es la presbicia?

La presbicia es un defecto visual que se caracteriza por la dificultad para enfocar correctamente los objetos que están a corta distancia. A diferencia de la hipermetropía, la presbicia ocurre como consecuencia natural del proceso de envejecimiento de los seres humanos, por esta razón todas las personas sufrirán de presbicia a partir de los 45 años de edad.

Para entender qué es la presbicia es preciso conocer primero cómo funciona la estructura ocular. El cristalino es la lente natural del ojo que está ubicada detrás del iris y nos ayuda a enfocar correctamente. Para que el cristalino funcione de forma adecuada necesita ajustar su forma, labor que lleva a cabo gracias a su elasticidad.

Con el paso de los años la elasticidad del cristalino disminuye de forma progresiva y dificulta la función de la lente de acomodarse para enfocar. Esta es la causa de la presbicia, condición que puede empeorar poco a poco hasta los 65 años de edad, cuando se estima que el cristalino ha perdido toda su elasticidad. Entre los síntomas más comunes de la presbicia encontramos:

  • Fatiga visual o sensación de cansancio ocular.
  • Dolor en los ojos.
  • Necesidad de alejar los objetos para enfocar o leer mejor.
  • Dolor de cabeza.
  • Dificultad para leer letras pequeñas.

El tratamiento de la presbicia puede variar según el estado de salud visual de cada persona, por lo tanto, es necesario que cada individuo con presbicia sea evaluado debidamente por un profesional en oftalmología. Entre los tratamientos más comunes para la presbicia encontramos:

  • Uso de gafas o lentillas para corregir la visión de cerca y cualquier otro defecto refractivo que la persona pueda sufrir, como astigmatismo o miopía. Cuando la presbicia ha avanzado considerablemente y afecta de forma importante la calidad de vida de la persona, puede que el oftalmólogo sugiera la opción de realizar una cirugía ocular.
  • Existen distintos procedimientos quirúrgicos para tratar la presbicia: aplicación de láser excímer, implante de lente en la esclerótica o en la córnea e implante de lente intraocular multifocal para ver de cerca y de lejos.

¿Y la hipermetropía?

La hipermetropía es el defecto refractivo que se da cuando los rayos de luz que entran al ojo convergen detrás de la retina en lugar de hacerlo sobre el tejido. Esta condición puede ser consecuencia de un enfoque débil o de un globo ocular muy pequeño. La hipermetropía también causa visión borrosa de los objetos cercanos.

Este defecto refractivo a menudo se desarrolla durante la infancia y mejora con el paso del tiempo, cuando el globo ocular se ha desarrollado por completo. En algunos casos la afección empeora durante el crecimiento y, en esos casos, es necesario que el pequeño o pequeña que la sufre utilice gafas o lentillas para poder ver correctamente. Los principales síntomas de la hipermetropía son:

  • Dificultad para ver con nitidez los objetos cercanos.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga visual.
  • Dolor ocular, sobre todo al leer.
  • La hipermetropía puede afectar la visión de lejos con el paso de los años.

Para corregir la hipermetropía es necesario que la persona acuda al oftalmólogo para que el especialista determine cuál es el mejor tratamiento según el estado de salud de su estructura ocular. En el caso de niños será necesario corregir con lentillas o gafas mientras el ojo se desarrolla por completo, aproximadamente a los 21 años de edad.

En casos de hipermetropía avanzada el defecto se puede corregir a través de procedimientos quirúrgicos como la cirugía LASIK, LASEK o a través de la implantación de una lente intraocular. La mejor opción será siempre la que recomiende el oftalmólogo después de un examen completo de la visión y los ojos.

En qué se diferencian la presbicia y la hipermetropía

La presbicia y la hipermetropía son defectos refractivos que causan dificultad para enfocar correctamente los objetos cercanos. Sin embargo, hay diferencia entre hipermetropía y presbicia y, ahora que ya conoces ambas condiciones, podemos numerarlas con detalle. Son:

  • La hipermetropía es una condición que, al igual que la miopía, se desencadena durante la infancia y puede avanzar de forma progresiva hasta el desarrollo total del globo ocular. La presbicia es una afección netamente asociada a la edad y causada por el envejecimiento natural de la estructura ocular.
  • La presbicia no afecta a la visión media o de lejos. La hipermetropía afecta la visión de lejos con el paso del tiempo.
  • La hipermetropía es causada porque los rayos de luz convergen detrás de la retina. La presbicia es consecuencia de la pérdida de elasticidad progresiva del cristalino.
  • Todas las personas sufrirán presbicia. La hipermetropía es un defecto asociado a los antecedentes familiares.
  • La presbicia es consecuencia del envejecimiento. La hipermetropía puede ser el resultado de un defecto en la forma del globo ocular.
Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada
Resumen
Diferencia entre hipermetropía y presbicia
Nombre del artículo
Diferencia entre hipermetropía y presbicia
Descripción
Si quieres saber cuál es la diferencia entre hipermetropía y presbicia, quédate con nosotros. En Área Oftalmológica Avanzada te lo vamos a contar.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Call Now Button