Menú

Las lentes de contacto, al igual que las gafas o la cirugía refractiva, pueden compensar su miopía, la hipermetropía y astigmatismo. En nuestro país, aproximadamente entre un 6 y un 10% de las personas que necesitan corrección de la visión, usa lentes de contacto, pero no por ello significa que la adaptación de lentes de contacto o lentillas tenga menos importancia.

Quién puede adaptarse lentillas

No hay ningún limite de graduación que impida el uso de lentes de contacto.

Mientras algunas personas aprovechan el factor moda con el uso de gafas, otros prefieren ver bien sin ellas. Las lentes de contacto pueden lograr esto sin una cirugía refractiva irreversible. Las lentes de contacto también pueden proporcionar un campo completo de visión sin obstrucciones, aspecto ideal para los deportes.

Las lentes de contacto existen desde hace más de cien años. Durante ese tiempo, muchos avances han permitido que casi todo el mundo pueda usar lentes de contacto. Si le han dicho en el pasado que no puede adaptarse a lentes de contacto, es muy probable que eso no sea cierto en la actualidad, pues hay opciones de lentes de contacto tecnológicamente más avanzadas y saludables que nunca.

Si nunca ha usado lentes de contacto, el primer paso es ver a un profesional de la salud visual que se encargue de gestionar su adaptación. Él evaluará sus necesidades visuales, la estructura del ojo y el estado de su lágrima para ayudar a determinar el mejor tipo de lentilla para usted.

adaptación de lentes de contacto lentillas

Protocolo adaptación de lentes de contacto

Revisión oftalmológica para descartar cualquier patología que impida el adecuado uso de lentes de contacto. Esta revisión también sirve para acordar en qué condiciones de uso y cuál será la pauta de seguimiento de la adaptación, si ésta se acaba realizando.

El estudio de adaptación de lentes de contacto que realizamos en Área Oftalmológica Avanzada incluye:

  1. Anamnesis específica: batería de preguntas relacionadas con el usuario. Desde el motivo del uso hasta las actividades habituales que realiza.
  2. Valoración objetiva del estado de la córnea y de la lágrima, que son los dos elementos más importantes en el uso de lentes de contacto. Incluye tinción corneal y las medidas que se considere oportuno realizar: cantidad de lágrima, calidad….
  3. Topografía corneal de alta precisión, con análisis de imagen del enrojecimiento del ojo, calidad de la lágrima, párpados y si es necesario, grosor corneal y topografia de cara anterior (muy importante en adaptaciones posquirúrgicas)
  4. Decisión de la lente diagnóstica a valorar, basada en los datos físicos obtenidos junto con los intereses de uso expuestos por el usuario.
  5. Prueba diagnóstica con las lentes de contacto: El profesional determinará el tiempo de uso para una valoración de uso inicial.
  6. Prácticas en el manejo y cuidado de las lentes de contacto.
  7. El paciente empieza a usar las lentillas en su entorno habitual, y se pacta un primer control a los 7 o 14 días.
  8. Si todo es correcto, el paciente empezará a usar lentes de contacto de acuerdo al régimen acordado. El control para dar de alta, habitualmente se realiza a los tres meses de uso. Si todo sigue siendo correcto, se da de alta al paciente, facilitándole una prescripción con los datos identificativos de las lentillas, pudiendo así adquirirlas donde desee.
  9. Si por el contrario es necesario realizar algún cambio de parámetros, se vuelve a iniciar el proceso pidiendo las nuevas lentes diagnósticas.

Protocolo de readaptación de lentes de contacto

Esta unidad está especializada en los casos de abandono del uso de lentes de contacto o con problemas importantes para el uso actual.

A las pruebas de un estudio de adaptación normal, se añaden dos aspectos muy importantes:

Anamnesis completa retrospectiva (ldc-cronograma)

Aquí valoraremos el uso histórico del paciente, intentando obtener toda la información posible, tanto de los materiales utilizados como de los sistemas de mantenimiento empleados.

Mucha de esta información puede ser solicitada en los centros donde se hayan adaptado las diferentes lentes de contacto usadas. Esto permite hacer una idea de cual puede ser la causa de rechazo o la que obligó al abandono del uso.

Análisis especial de la lágrima

En la mayoría de los casos la alteración lagrimal es uno de los peajes que paga el usuario que ha tenido problemas importantes con las lentes de contacto, dificultando la readaptación. La valoración de la osmolaridad de la lágrima puede ayudar a minimizar este aspecto.

Valoración palpebral

El sistema palpebral puede haber afectado el uso de las lentes de contacto. Mediante un software de imagen se obtiene una información básica para decidir la estrategia a seguir en la readaptación de lentes de contacto.

De esta valoración se podrá decidir el material, diseño, régimen de uso inicial y el sistema de mantenimiento de las lentes de contacto. En algunos casos, el régimen de uso se basa en un uso continuado para evitar factores asociados a la manipulación o soluciones de mantenimiento, para poder valorar, en estado basal, la respuesta del sistema visual del paciente.

Resumen
Adaptación de lentes de contacto o lentillas
Nombre del artículo
Adaptación de lentes de contacto o lentillas
Descripción
Te explicamos todo lo que debes saver sobre la adaptación de lentes de contacto o lentillas. Quién puede adaptarse lentillas, el proceso y el protocolo.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Call Now Button