Al llegar el verano nuestros ojos están más expuestos a la radiación solar y esto, unido a la mala costumbre de algunos de abrir los ojos debajo del agua en la playa o en la piscina, puede terminar afectando a nuestra salud ocular. Es importante que los protejamos como es debido y es por eso que hoy en Área Oftalmológica Avanzada vamos a darte los mejores consejos para cuidar tus ojos en verano. 

cuidar tus ojos en verano

Diez consejos para cuidar tus ojos en verano

  • Limita la exposición directa al sol: las horas más peligrosas del día son entre las once de la mañana y las cinco de la tarde, cuando el sol pega con más fuerza. Si durante estas horas vas a estar en la playa o en la montaña ve con cuidado porque el agua y la arena aumentan las radiaciones al reflejarlas y hacer efecto rebote.
  • Usa gafas solares de calidad: para protegerte de lo anterior lo mejor que puedes hacer es utilizar gafas de sol, pero no todas sirven. Comprueba si las tuyas tienen dos tipos de filtros: el filtro ultravioleta y el filtro que bloquea la luz visible. Si vas a estar muchas horas al sol es importante usar este tipo de gafas solares con cristales de buena calidad y con filtros ultravioleta. Si usas lentillas blandas, recuerda ponerte lágrimas artificiales.
  • Si vas a bañarte, ponte gafas de agua: las sustancias químicas de las piscinas, como el cloro, o la sal del agua del mar pueden terminar provocando infecciones oculares cuyos síntomas son, entre otros, los ojos rojos o el escozor.
  • Si llevas lentillas, deja descansar tus ojos: si utilizas lentes de contacto y te las vas a poner para ir a la playa o a la piscina recuerda limpiarlas bien después y guardarlas en su estuche. Además, si vas a estar muchas horas fuera de casa, llévate las gafas para poder cambiártelas y así dejar a tus ojos descansar.
  • Evita los ambientes muy secos o con aires acondicionados muy altos: este tipo de condiciones ambientales provocan sequedad en los ojos y, en consecuencia, irritación, sensación de arenilla y lagrimeo excesivo. Si nos los rascamos podemos terminar sufriendo conjuntivitis.
  • Sigue una dieta equilibrada: la alimentación juega un papel muy importante en nuestra salud. Hay montones de recetas para cocinar pescado azul, verduras y preparar fáciles y rápidos smoothies de frutas que ayudarán a hidratar tus ojos secos así como prevenir otros problemas oculares. Algunas frutas y verduras, como por ejemplo, los albaricoques o los melocotones son ricos en vitamina A lo cual ayuda a mejorar la visión. Los frutos rojos por su parte te harán evitar la sequedad ocular. Añade también a tu alimentación aguacates, coles, berros, lechuga, zanahorias y judías verdes, pues son un magnífico filtro natural contra las radiaciones ultravioletas del sol.
  • Practica ejercicio físico: durante el verano tenemos más tiempo libre y, como los días son más largos, pasamos más horas fuera de casa que podemos aprovechar para practicar algún deporte. Este hábito, combinado con una buena alimentación e hidratación, ayuda a neutralizar los llamados “radicales libres”, nocivos para nuestros ojos y presentes en las radiaciones ultravioletas del sol y el tabaco.

Sin embargo, si vas a hacer ejercicio conviene tomar las precauciones necesarias: si vas a probar con deportes de pelota, como el tenis o el pádel, utiliza gafas para evitar golpes. En el caso del ciclismo las lentes también son importantes para evitar que entre arena o polvo en tus ojos. Por lo que respecta a la natación, será mejor que recurras a las gafas de agua.

Asimismo, mientras realizas estas actividades no estarás pendiente del teléfono, el ordenador o la Tablet y gracias a esto reducirás el uso excesivo de estos dispositivos propio del resto del año por motivos de trabajo y/o estudio. Evitarás la sequedad de ojos y reducirás la frecuencia del parpadeo.

  • Si te maquillas, no olvides limpiarte bien la cara: hay estudios que demuestran que si no nos desmaquillamos nuestra piel puede envejecer hasta diez años y, así como es nocivo para la epidermis, es nocivo para la visión. Algunos productos químicos pueden ser muy negativos para nuestros ojos.
  • Si estás bajo algún tipo de tratamiento, como por ejemplo el uso de colirios o pastillas, no te olvides de seguirlo. Los problemas oculares no se toman días libres.
  • Por último, si surge algún problema consulta con tu oftalmólogo de confianza las dudas que te surjan y revisa tus ojos periódicamente: más vale prevenir que curar.

En resumen, cuidar tus ojos en verano no es tan difícil, bastará con que sigas estos sencillos consejos y evitarás problemas innecesarios. ¡Disfruta de las vacaciones!

GuardarGuardar

Resumen
10 consejos para cuidar tus ojos en verano
Nombre del artículo
10 consejos para cuidar tus ojos en verano
Descripción
Toma nota y sigue nuestros consejos para cuidar tus ojos en verano. Evita problemas innecesarios y disfruta de tus vacaciones.
Autor
Nombre del editor
Área Oftalmológica Avanzada
Logotipo del editor
Contenido de autoría. Propiedad de Área Oftalmológica Avanzada

Te puede interesar


Teléfono: 935 51 33 00

Dirección: Carrer de Dalmases, 42, 08017 Barcelona

Email: info@areaoftalmologica.com


¿TE LLAMAMOS?

Indique su teléfono y le llamaremos

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad


Haga clic para pedir cita por WhatsApp

whatsapp